Viernes, 13 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Hoy el reto del amor es no salir corriendo

por El Reto Del Amor

Año del Señor 2019
3 de junio
 
Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 
 
NO SALGAS CORRIENDO
 
Ayer era la solemnidad de la Ascensión, y, en las fiestas grandes, ahora que hace bueno, comemos en la huerta. Además, en estas ocasiones siempre disfrutamos con una larga sobremesa. La verdad es que es una gozada. 
 
Ayer, al sentarme, tenía a mi izquierda a Joane y, pasada la esquina de la mesa, estaba sentada sor Amada. 
 
Empezamos a comer... y apareció el gato. A mí los gatos me dan miedo; sí, no puedo con ellos, no me siento segura y ellos me lo notan. Sin embargo, sor Amada es la encargada de cuidarle, así que el gato venía a sentarse cerca de ella... pero eso era igual que a mi lado, muy cerca de mis pies. 
 
Yo creía que se marcharía pronto, pero la cosa se alargaba y empezaba a ponerme nerviosa. 
 
Comenté en voz alta que tenía al gato a mi lado, que le tengo miedo, y que no sabía qué hacer. 
 
Una hermana me dijo: “Tranquila, que no hace nada”, pero esto no me quitó el miedo. 
 
Otra me dijo que le diese un pequeño empujoncito con el pie y se marcharía. Lo hice, pero debí de hacerlo tan suave y con tanto miedo, que Maripo solo se movió un poco.  
 
Al final una hermana me dijo: “Échale un poquito de agua; a los gatos no les gusta mojarse. Verás cómo se va y no vuelve a tu lado”. 
 
Total que, fiada de esta hermana, lo hice y, ¡exacto!, el gato se alejó disparado y no volvió a sentarse junto a mí en toda la comida. 
 
La verdad es que me dejó impresionada la reacción del gato ante unas gotitas de agua. Al instante pensé: ¿qué es lo que a mí me hace correr del Señor o de los hermanos? Porque, cuando algo no me gusta, salgo corriendo. Aunque luego vuelva para enfrentarlo, de primeras salgo corriendo. 
 
Y le preguntaba al Señor qué es lo que nos puede hacer salir corriendo de las personas. Muchas veces puede ser su forma de ser, su actitud, su manera de pensar. Pero lo que es seguro que nos hace salir corriendo es su debilidad. 
 
La debilidad del otro nos hace salir corriendo, porque lo que queremos es que esa persona sea fuerte y pueda con todo. Y no. Somos débiles y limitados. 
 
Pero tu grandeza reside en que Jesús te ama en tu debilidad: ya no tienes que salir corriendo ni de ti ni de los demás. Tienes que ser tú mismo, el hombre o la mujer que Dios ha creado, la persona frágil en su humanidad... pero con un corazón inmenso. 
 
Donde no puedas amar, entrégaselo a Jesús, déjalo en su Cruz para que muera por ello y te lo devuelva resucitado. Verás cómo ya nada te hará salir corriendo, y nadie sentirá miedo a tu lado. El amor hace nuevas todas las cosas. 
 
Hoy el reto del amor es no salir corriendo, apostar por el amor y orar por la persona que más te cuesta. Después, dale los buenos días con tu mejor sonrisa. Porque el amor es el que hace que no salgas corriendo. 
 
VIVE DE CRISTO 
 
 
https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/
 
https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/
 
http://dominicaslerma.es/    
 
¡Feliz día!
 
©Producciones es El- Vive de Cristo (Dominicas Lerma)
Prohibido cualquier reproducción para uso comercial. Solo se permite un uso para actividades de evangelización siempre que se publiquen sin ningún tipo de modificación.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA