Lunes, 16 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Niños "huérfanos" y "endemoniados"

por Palabras a lazo

Llevo cuatro años acudiendo a la misa "de niños" de una de las parroquias con más futuro (y presente) de Madrid, situada en uno de los nuevos barrios, llenos de familias jóvenes. 

Allí me encuentro con varios amigos cada domingo. Vaya por delante que no tengo niños, con lo que mi percepción de lo que allí sucede carece, como es obvio, de la experiencia paternal, que forja en la paciencia. 

En esta parroquia no hay "guardería". Y me parece una decisión acertada. No tiene lógica que un acto tan familiar como acudir a misa se convierta para los más pequeños en una especie de excursión a un lugar aburridísimo en el que los padres se ven obligados a "aparcar" a la infantería, que será incapaz de responder si ha estado en misa o en el "chiquipark" de su barrio si alguien le pregunta.

No es la primera vez que he expresado mi descontento con la actitud de algunos padres respecto a sus hijos en misa. Porque los hijos no tienen culpa de nada. 

El párroco se arma de paciencia -y de valor, por qué no decirlo- para celebrar la eucaristía en un ambiente que no es precisamente el ideal. En ocasiones, hasta se hace difícil seguir las lecturas y la homilía debido al run run permanente que amenaza como la boina de polución sobre Madrid. No en vano, los británicos llaman a  la contaminación acústica noise pollution.

He visto niños hacer carreras, entrar en patinete, chocar coches, trepar por los bancos, pegar voces (más allá de los entendibles pucheros de los más bebés), comerse medio paquete de galletas...

A pesar de todo, sólo recuerdo que el párroco "estallara" en dos o tres ocasiones en estos años, aludiendo de forma irónica a los niños como "huérfanos" y "endemoniados", claro está, por incomparecencia parental. 

En la última ocasión, además, el sacerdote señaló que se nota mucho la diferencia entre los niños de cuatro, cinco o seis años cuyos padres han hecho un esfuerzo en los años previos y aquellos que han ido sueltos de manos desde que lograron andar por primera vez. 

No seré yo quien reclame como obligatoria la muy esforzada opción que han tomado matrimonios que conozco de acudir a misa por turnos, quedándose uno de los cónyuges a cargo de la prole en casa, mientras el otro asiste a misa. Cada matrimonio sabe su circunstancia para tomar este tipo de decisiones. 

Pero sí pido, como el párroco, que no haya incomparecencia parental. Los niños no se merecen parecer "huérfanos" y "endemoniados". 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA