Sábado, 21 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Con paciencia todo se logra

              Existen unos conocidos versos de Santa Teresa de Jesús…, que dicen: “Nada te turbe/ nada te espante/ Dios no se muda. /La paciencia,/ todo lo alcanza,/quien a Dios tiene,/ nada le falta./Solo Dios basta”. Tal importancia tienen estos versos de Santa Teresa, que el  P. Royo Marín O.P. le dedico un libro entero, con el título “Nada te turbe, nada te espante” Según el P. Royo Marín: “La paciencia es una virtud derivada de la fortaleza, que “Inclina a soportar sin tristeza de espíritu ni abatimiento de corazón los padecimientos físicos y morales”. Fdez. Carvajal nos escribe diciendo: “Es necesario saber esperar y luchar con perseverancia, convencidos de que, mientras nos mantengamos en el combate, estamos amando a Dios”. Porque dejar de luchar, es tirar la toalla y entregarse a la voluntad del demonio, del odio y de las tinieblas.  
         
Para Rusbroquio: “La paciencia consiste en soportar tranquilamente todo lo que puede acaecer de parte de Dios o de las criaturas. Al hombre paciente, nada puede turbarle. Ni la pérdida de bienes terrenos, de amigos o parientes, enfermedades y afrentas, vida o muerte. Ni el purgatorio, ni el demonio, ni el infierno. Todo se abandona a la voluntad de Dios como lo exige el amor”. Y Para Henry Nouwen: “La paciencia esfuma el tiempo del reloj y revela un nuevo tiempo, el tiempo salvífico. No se trata ya del tiempo medido por unidades abstractas y objetivas del reloj o del calendario, sino al contrario del tiempo vivido desde dentro y vivenciado como tiempo pleno. De este tiempo pleno es del que habla la Escritura”. Enfocando la paciencia desde un punto de vista práctico, San Agustín nos la describe así: “Es aquella virtud por la que toleramos los males con igualdad de ánimo para no abandonar con ánimo desigual los bienes por los que alcanzamos otros mejores”

            A lo largo de su vida, el hombre se encuentra frente a muchas situaciones, en las que Dios por nuestro bien, desea poner a prueba nuestra paciencia porque si superamos la prueba, tendremos siempre una mayor gloria futura. Ejemplo total de paciencia es la suya esperando que a lo largo de las vidas de los hombres, alguno tome razón y cuenta, de que no se puede pasar la vida ofendiendo a Dios y vuelva sus ojos hacia Él. Es necesario que el hombre entienda que Dios espera pacientemente, pero solo durante toda la vida del hombre, porque si en este su cuerpo material, se derrumba aniquilado, su alma se separa de él y también si muere sin haber amado a Dios, su alma sale del ámbito de amor del Señor, donde ya es tarde para arrepentirse. Es preciso que entendamos que Dios espera y es pacientísimo, más no para siempre, el límite de su paciencia está en el final de la vida del alma del hombre en la tierra.  Como consecuencia de su inmensa paciencia, Dios nunca tiene prisa y siempre actúa lentamente, tanto en la espera de que nos convirtamos, como para atender nuestras peticiones, si es que está dispuesto a concedérnoslas, porque crea, que ellas serán provechosas para nuestra futura felicidad.

            La práctica de la virtud en nosotros es esencial para nuestra salvación. El  tiempo es un factor importante para ser perseverantes y adquirir esta virtud. Dentro de este tema;“Así como una madre, nos dice el arzobispo Fulton Sheen, muestra su amor a su hijo odiando la dolencia física que le consume el cuerpo. Nuestro Señor demuestra que ama la bondad odiando el mal, que tantos estragos causa en las almas de sus criaturas”.En nuestro ser, el alma carece de prisa, ella sabe que no está sometida al dogal del tiempo, pero también sabe que cuando el cuerpo material que le sostiene y debería de estar siempre ayudándole, para su salvación esto no es así. Sabe que ha venido a este mundo para superar una prueba de mostrativa de amor al Señor, porque Él nos ama con un amor infinito, como lo es todo lo que emana de Dios, y ese amor infinito como todo amor, para que se consolide necesita de reciprocidad, porque si al final falla la reciprocidad en el amor, este se extingue, al principio puede funcionar un amor sin reciprocidad pero no será amor si uno una ficción de amor que al final se extinguirá. Por ello el Señor necesita que le amemos, que nosotros, seamos dignos de su amor. Él ya nos dio una prueba de su amor a nosotros, bajando a este mundo, para redimirnos de las garras del demonio sacrificándose por amor a nosotros en una muerte de cruz. ¿Cómo no hemos de amarle?

            La virtud de la paciencia, juega un papel muy importante en nuestra vida espiritual, porque practicar la paciencia es sufrir sin rechistar los defectos de nuestros semejantes. Es tomar ejemplo de la paciencia que Dios tiene con nosotros. El que se ejercite en fomentar su paciencia, está doblegando su soberbia y aumentando su humildad la virtud más amado y estimada por Dios en el hombre. Salvador Canals escribe repitiendo los pensamientos de Dom (abad) Vital Lehodey, y diciendo: “Si la paciencia es la vía que conduce a la paz y el estudio el sendero que conduce a la ciencia, la humillación es el único camino que conduce a la humildad. …, con vuestra paciencia, poseeréis vuestras almas; a costa de vuestra paciencia adquiriréis la santidad”.

            Como se podrá coronar nuestra paciencia, si no padecemos ninguna adversidad en la vida. Para la adversidad en nuestra vida, no tenemos mejor remedio que aplicar nuestra paciencia, la que tuvo el santo Job, cuando al tener noticia de la pérdida de sus bienes, exclamó: Dios me lo dio y Dios me lo quitó, bendito sea su santo nombre. Nos dice San Agustín: “La caridad, el amor a Dios, es la que nos da paciencia en las aflicciones moderación en la prosperidad, valor en las adversidades, alegría en las obras buenas; ella nos ofrece un asilo seguro en las tentaciones, da generosa hospitalidad a los desvalidos, alegra el corazón cuando encuentra verdaderos hermanos y presta paciencia para sufrir a los traidores”. (…) “Sé tolerante, puesto que para eso has nacido; se  tolerante, porque quizás tú también has sido tolerado”. (…) “La verdadera paciencia es compañera de la sabiduría y no esclava de la concupiscencia”.

            Las adversidades que recibamos vengan de donde venga, siempre han sido queridas o permitidas por Dios para ti, por lo que deben ser recibidas, como regalos de Dios pues, por medio de ellas tenemos la posibilidad de ejercitar nuestra paciencia y subsiguientemente aumentar nuestro caudal de bienes sobrenaturales, cuando tengamos que presentarnos ante Dos para dar cuentas de nuestra vida en este mundo.  La disciplina de la paciencia se practica en la oración y en la acción, y a este respecto Henry Nouwen nos dice: “A primera vista, puede resultar extraño que se vincule la oración con la disciplina de la paciencia. Pero no hay que detenerse a pensar mucho para caer en la cuenta de que la impaciencia nos aleja de la oración”.

            La repetición continuada de una serie de actos, circunstancias o hechos en la vida humana, genera una serie de fenómenos o reacciones negativas, como la rutina, la monotonía, el hábito negativo o vicio, la impaciencia o la apatía. Y del fallo de la fortaleza nace la impaciencia, y de la falta de paciencia nace la ira, que a su vez nos conduce a la soberbia y a la falta de caridad.

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

  1. Libro. DEL SUFRIMIENTO A LA FELICIDAD.- www.readontime.com/isbn=8460999858
  2. Libro. LA HUELLA DE DIOS. Isbn.- www.readontime.com/isbn=9788461164523
  3. Libro. CONOCIMIENTO DE DIOS.- www.readontime.com/isbn=9788461179107
  4. Libro. MILAGROS EN LA EUCARISTÍA.- www.readontime.com/isbn=9788461179091
  5. Libro. SANTIDAD EN EL PONTIFICADO.- www.readontime.com/isbn=9788461266357
  6. Libro. MOSAICO ESPIRITUAL.- www.readontime.com/isbn=9788461220595
  • 206d.-  Virtudes humanas      18-07-10
  • 642j.-  Gratitud humana        10-08-12
  • 123x.-  Humildad y soberbia  03-02-10
  • 295x.-  La reina de las virtudes          12-01-11
  • 922x.-  Hijo de Dios, Hijo del hombre          18-06-14
  • 974m.- Fueza de la humildad 30-09-14
  • 1021v.-Es necesario que yo mengue 02-01-15
  • 822s.-  Las rameras y los publicanos os precederán 30-11-13
  • 824x.-  Mansedumbre 04-12-13
  • 655m.- Paciencia y perseverancia     01-01-13
  • 911m.  Paciencia e impaciencia        27-05-14
  • 830l.-  Amar es perseverar    16-12-13
  • 790v.-  Amor fiel y perseverantes      27-09-13
  • 1045j.- # Perseverancia e indolencia   19-02-15
  • 301l.-  Potencias y virtudes   2411

            La fecha que figura a continuación de cada glosa, es la de su publicación en la revista ReL, en la cual se puede leer la glosa de que se trate.

            Si se desea acceder a más glosas relacionadas con este tema u otros temas espirituales, existe un archivo Excel con una clasificada alfabética de temas, tratados en cada una de las glosas publicadas. Solicitar el archivo a: juandelcarmelo@gmail.com

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas han leído esta misma noticia. Sólo con tu ayuda podremos seguir adelante

DONA AHORA