Viernes, 23 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Blog

¿Cómo celebran la Semana Santa algunas sectas?

por Convertidos Católicos

Estamos celebrando la semana más importante para todos los cristianos, que es la Semana Santa y es costumbre entre los católicos acudir a la Iglesia a escuchar la misa, confesarse, ver las procesiones, etc. Sin embargo, entre las sectas no se vive la Semana Santa de la misma forma, ni tampoco con la misma intensidad con la que la vivimos nosotros. En este artículo explicaré como viven estas fechas, las principales sectas, para que el católico vea la diferencia entre ellos y nosotros.

La Semana Santa para los mormones

En los mormones, lo que se celebra realmente es la Pascua, consideran esta festividad la mas importante de todas la de la semana, y la más trascendente dentro de la vida de Jesús.No tienen reuniones o celebraciones oficiales durante esta Semana Santa, pero si se recomienda a los miembros de esta secta a unirse a otros cristianos meditando y celebrando la vida y el sacrificio expiatorio de Cristo.

Hemos de recordar que para los mormones el sacrificio expiatorio de Cristo comienza en el Monte de los Olivos, en el Getsemaní, realmente es allí donde se produce la expiación, este es uno de los motivos por los cuales ellos rechazan la Cruz como signo de Salvación, pues para ellos el acontecimiento de la redención no fue solamente en la Cruz. 

Evidentemente esto carece de sentido y fundamento bíblico,el propio San Pablo nos enseña que Cristo triunfó en la cruz, y nos redimió en ella no antes: Col 2,14-15;Ef 2,16.

En otras ocasiones coincide sus días de Conferencia General con estas fechas. Estas mismas consisten en sermones dadas por su profeta y demás líderes, la cual es emitida vía satelital desde Utah hasta las capillas locales. En otros años se les invita a visitar sus grandes templos para realizar sus ritos secretos. Y el resto de días se les invita a realizar actividades sociales, culturales y familiares, como pueden ser: dias de campo en familia, campamentos juveniles, presentaciones musicales espirituales, etc.

La Semana Santa en los Adventistas del Séptimo día

Dentro de la iglesia Adventista existen dos posiciones o tendencias, por un lado están aquellos que si celebran la Semana Santa, pero considerando que el día grande es el Sábado y no el Domingo, en estos hemos de decir que consideran la institución de la Eucaristía como algo simbólico, ni es sacramento ni es verdadera presencia del Señor.

Es por ello que de manera similar a los mormones se les invita a realizar actividades o campamentos juveniles que se inscriben dentro del ambiente cristiano pero que además contribuyen con el crecimiento del ser humano. En otras ocasiones, se les insta a los miembros a realizar evangelismo ya que es una ocasión propicia para compartir su "mensaje de salvación" con sus amigos, vecinos y familiares. 

En segundo lugar, están aquellos que afirman la Semana Santa es algo pagano y que ellos no deben celebrarlo, fue introducida en el cristianismo en Nicea (325 dC) al fijar la fecha de Pascua de Resurrección. Otro motivo por el cual no celebran la Semana Santa es porque no desean aceptar la Santidad del Domingo, ya que según ellos "La Iglesia católica enseña que Cristo resucitó un domingo, y de esa forma se santifica ese día". Evidentemente esto va contra sus propias creencias pues ellos guardan el sábado y no el domingo. Finalmente indican que no existe fundamento bíblico para celebrar esta semana como Santa.

La Semana Santa en los Testigos de Jehová

Para este nuevo movimiento religioso, esta festividad es llamada como "Conmemoración de la Muerte de Cristo", y se trata de un evento anual, donde los testigos recuerdan la muerte de Cristo. Tienen en este evento una conferencia bíblica relativa a este tema. Ellos afirman que celebran la Muerte de Cristo  según los cálculos que realizan siempre coincidirían con la fecha del 14 de Nisan, día en que murió el Señor.

Durante esta conmemoración usan pan sin fermentar y vino tinto, pero este vino no tiene alcohol. Por otro lado, consideran a la Conmemoración como solo un símbolo, y que no es el cuerpo ni la Sangre de Cristo, negando claramente la doctrina católica de la Transubstanciación.

Ahora bien, al igual que otros grupos religiosos que si celebran el Domingo de Pascua, los Testigos de Jehová no lo hacen pues se fundamentan en que Cristo no mandó recordar ni su muerte ni su resurrección. Para ellos la costumbre relacionada con el Domingo de Pascua no tiene base bíblica y como ellos se las dan de "muy bíblicos" no pueden celebrar esta fecha.

¿Qué podemos decir de todo esto los católicos?

En primer lugar hemos de decir que los motivos que dan para no celebrar la Semana Santa o solo alguna de las fechas en concreto están basados en un fundamentalismo bíblico extremo. En otro tema de este blog hemos hablado de los rasgos de una secta y uno de ellos es el de ser fundamentalistas en la lectura de las Escrituras, pues bien, en este tema se comprueba claramente esto.

Si bien es cierto la Bíblia, no habla nada sobre celebrar la Semana Santa, no se puede negar que San Pablo enseña en la carta a los Romanos que podemos elegir como días santos unos en concreto, y nadie tiene que juzgarnos por ello:

Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. Rom 14,5

Con esta referencia San Pablo esta abriendo la posibilidad a que se diferencien unos días de otros, y eso es concretamente lo que la Iglesia ha realizado en su liturgia, diferencias los siete días de esta semana de los demás para darles un significado más santo y espiritual, de manera que en estos días la gente viva más intensamente la fe con recogimiento, meditando las Escrituras, meditando los relatos evangélicos, rezando al Señor, pidiendo perdón y conversión.

En segundo lugar, tanto la crucifixión y muerte del Señor como su resurrección si bien es cierto no aparece en ningún lugar de las Escrituras que debamos recordarla, basta con leer las primeras predicaciones apostólicas, y escritos paulinos para darnos cuenta de que ellos mismos ya hablaban y recordaban estos eventos: (Hechos 2,23;  2,31, 2,36; Hechos 4,10; 4,33; 1Cor 1,23; 1Cor 2,8; 1 Cor 15,1-14; Gal 3,1; Apoc 11,8 ) por todo ello, es totalmente bíblico y válido seguir la misma pauta que los apóstoles y recordar la Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Finalmente, ninguno de los grupos aquí mencionados, tienen procesiones, pues ellos consideran que las imágenes ya son algo idolátrico, y debemos eliminarlas de nuestras vidas. Sin embargo, nosotros desde hace muchos siglos, cuando ya el arte estaba bien desarrollado hemos realizado las procesiones para recordar los principales momentos de la Pasión y muerte de Cristo. En los primeros siglos de la era cristiana hemos de decir que no había procesiones ciertamente, o al menos no como las hacemos ahora, ya que eran tiempos de persecuciones hacia los cristianos, y el arte cristiano se iba desarrollando de manera gradual, pero eso no significa que el sentido de la procesión no este, me atrevo a decir, que las procesiones han venido a ser un "substituto" de aquellas primeras peregrinaciones que hacían los cristianos a los lugares santos de Jerusalen y Palestina. Por ejemplo Orígenes de Alejandría díce:

He visitado los lugares de Israel para preguntar sobre los pasos de Jesús y sus discípulos, y de los profetas. Ahora, Betania ... era la ciudad de Lázaro, y de Marta y María; está a quince estadios de Jerusalén, y el río Jordán está a unos ciento ochenta estadios distantes de él. ... Se dice que Juan se ha bautizado allí. ”(Comentario sobre el libro 6 de Juan, capítulo 24).

Algo parecido nos cuenta Eusebio de Cesarea en su libro VI capitulo 11 de la obra Historia Eclesiástica:

Ocurrió, pues, que Alejandro, como obedeciendo a un oráculo, emprendió un viaje desde Capadocia, donde por primera vez fue investido del episcopado, a Jerusalén, por motivos de oración y de estudio de los lugares .

Vemos como ya mucho antes de Nicea existían peregrinaciones a los lugares santos para recordar los momentos de la vida de Jesús, esto es claramente el precedente a las procesiones.

Ahora bien en cuanto a liturgia se trata hemos de decir que en el siglo IV ya San Ambrosio habla de Triduum Sacrum para referirse a los Tres días santos o sagrados. Sin embargo la Iglesia Primitiva ya tenía constancia de la importancia de estas fechas mucho antes de San Ambrosio, se comenzo conmemorando ciclicamente la Pascua del Señor, y ya desde el siglo II se reservó un domingo para celebrar el misterío salvífico de Cristo. Obras como Traditio de San Hipolito, o Didaskalia apostolorum del siglo III testimonian la practica de ayuno del Viernes y Sábado previos a la Pascua entre los cristianos, dandole así a estos días un carácter diferente a otros. Hacia el año 247 Dionisio de Alejandría diría incluso que durante 6 días de esta semana algunos cristianos estaban sin probar alimento, es decir realizaban un ayuno muy intenso, y todo ello se hacía con el fin de recordar estos santos misterios.

Yasmín Oré & Jesús Urones

 

Si deseas leer más artículos del blog puedes también seguirnos por nuestro facebook dando clic aquí 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA