Jueves, 21 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Blog

Félix de Jesús Rougier. Fundar en medio de las ruinas.

Félix de Jesús Rougier. Fundar en medio de las ruinas.

por Duc in altum!

El Venerable Siervo de Dios Félix de Jesús Rougier fue un sacerdote, pedagogo, misionero, maestro, editor y fundador de cuatro congregaciones religiosas[1] que nació el 17 de diciembre de 1859 en Meilhaud, Provincia de Auvernia, en Francia y murió el 10 de enero de 1938 en la Ciudad de México. Una biografía interesante por haber coincido con acontecimientos complejos del siglo XX, tales como la “Guerra de los mil días” (1899-1902) en Colombia, la Revolución Mexicana en 1910 o la I Guerra Mundial que se dio entre 1914 y 1918. Contextos marcados por las tensiones políticas, en las que la Iglesia sufrió persecuciones de todo tipo. En medio de todo esto, surge como referencia el legado de Félix de Jesús Rougier. Su paso por España, Colombia y, sobre todo, México, son una muestra de ello. En cada lugar se encontró con situaciones extremas a las que dio respuesta desde sus posibilidades. Si no era guerra, había hambruna o incluso, como hoy, una pandemia que, en su caso, fue la de la gripe española de 1918.

V.P. Félix de Jesús Rougier, M.Sp.S.

Pintura obra del artista venezolano Kelbys Bravo. 

En su diario quedaron registradas toda clase de anécdotas. Desde las veces en que tenía que usar un seudónimo en la correspondencia (cartas) para que la policía secreta del gobierno mexicano no pudiera apresarlo, pasando por tantas casas y escondites que le prestaron con el fin de que continuara con las fundaciones. En medio de todo, casi como desafío, lo leemos alegre, optimista y decidido. ¿Cómo es que no terminaba en una crisis nerviosa? Era un hombre de oración, alguien que se la tomaba enserio. Por eso, decía: “ante todo contemplativos y después hombres de acción”. Solamente así se explica la capacidad que tenía para contagiar a muchos con el ideal de la Espiritualidad de la Cruz en tiempos en los que muchos obispos eran desterrados o huían de México por temor a represalias.

En Colombia, confesaba, en pleno campo de batalla a los heridos de todos los bandos. Esquivaba balas, mientras acogía a los enfermos y organizaba el “Apostolado del pan de San Antonio” para combatir el hambre. En México, predicaba ejercicios a los sacerdotes para ayudarlos en su formación, además de ocuparse de promover vocaciones visitando ciudades, a la par que fundaba colegios y abogaba por reabrir los seminarios. Pensaba en los más vulnerables. Tenía en mente estar cerca de las comunidades indígenas. Visitaba las zonas marginadas y también acompañaba a los dirigentes sociales que eran sensibles al tema de la libertad religiosa, la paz y la evangelización. Sus consejos eran escuchados por ricos y pobres, adultos y jóvenes. Su vida era transmitir lo que vivía en la Misa y se las ingeniaba para reforzar la fe del país. En pocas palabras, era un sacerdote que estaba en lo que debía de estar.

Mientras se cerraban seminarios, colegios y hospitales, él abría nuevos. ¿De dónde sacaba tanta fuerza y capacidad incluso logística? Del hecho de no resignarse a ver morir la fe. Y esto es el punto principal de nuestro ensayo. ¿Nos hemos resignado a que el cristianismo se diluya sin interesarnos en vivirlo y darlo a conocer con optimismo? El P. Félix dispuso de muy pocos medios y aún así hizo todo lo que estaba en sus manos para llevar lo que en su interior lo lanzaba a salir de sí mismo para encontrarse con los otros. Lo valioso de la vida del P. Félix fue que construyó siempre. Tanto en el aspecto espiritual como en el material. Cuando perdía el segundo, porque se lo confiscaban, con total desprendimiento volvía a empezar. Dios, el inagotable, le daba fuerzas para seguir y quiere impulsarnos también hoy a que nos tomemos enserio nuestro bautismo.

[1]Misioneros del Espíritu Santo (1914), Hijas del Espíritu Santo (1924), Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo (1930) y Oblatas de Jesús Sacerdote (1937).

---------------------------------------------

Les propongo dos libros electrónicos que he escrito y que pueden ser de su interés. 

Proceso de Dios.: Puntos prácticos. de [CARLOS JOSÉ DÍAZ RODRÍGUEZ]

"El proceso de Dios", es un pequeño libro que reflexiona sobre puntos importantes de la fe desde una perspectiva teológica y filosófica. Es concreto y, al mismo tiempo, profundo, capaz de responder las preguntas propias de aquellos que se cuestionan en su relación con Dios.

Clic aquí para comprarlo. 

Líneas escolares. : Comentarios de un maestro en activo. de [CARLOS JOSÉ DÍAZ RODRÍGUEZ]

¿Cómo abordar la emergencia educativa? ¿Cuál es el futuro de los colegios católicos? ¿Qué cambios tienen que darse? Éstas y otras preguntas son las que se abordan en el libro. Lo interesante es que el autor trabaja como maestro y, por lo tanto, los puntos que ha escrito parten de su experiencia en la realidad, en la "cancha de juego". Una interesante reflexión de todos los que de una u otra manera saben lo complejo que es educar en pleno siglo XXI y, al mismo tiempo, lo necesario que resulta seguirlo haciendo.

Clic aquí para comprarlo. 

Nota:

Al comprar alguno de los dos libros contribuyes al apostolado que llevo a cabo en favor de la fe y la cultura. ¡Gracias! 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda