Viernes, 04 de diciembre de 2020

Religión en Libertad

Vídeos

Revuelo por una frase del Papa
Jueves, 22 de octubre de 2020

En un documental-entrevista que se difundirá en breve, Francisco se muestra partidario de una ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo. El 28 de marzo de 2003 San Juan Pablo II aprobó un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, firmado por su prefecto, el cardenal Joseph Ratzinger (futuro Benedicto XVI), titulado Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, donde se detallan las razones de orden racional, de orden biológico y antropológico, de orden social y de orden jurídico «que inspiran la necesidad de oponerse a las instancias que buscan la legalización de las uniones homosexuales». El documento concluye: «La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad».