Jueves, 18 de abril de 2019

Religión en Libertad

San Román, el romano.

La víspera del gran San Lorenzo Mártir (10 de agosto y 20 de abril: en Roma, el encuentro de sus reliquias con las de San Esteban) se celebra la memoria de otro martirio glorioso, que ha quedado en la sombra gracias a la enorme devoción a San Lorenzo. Me refiero al triunfo de San Román, cuya "passio" fue añadida a la del santo diácono desde muy pronto. Martirilogios, menologios y flos sanctorum antiguos ya hacen mención de San Román. El más antiguo es la "Passio Polychroni", una especie de relat

Ramón Rabre

TAGS:
Román contempla el milagro del ángel.
Román contempla el milagro del ángel.
San Román de Roma, soldado mártir. 9 de agosto y 13 de mayo (traslación de las reliquias).

La víspera del gran San Lorenzo Mártir (10 de agosto y 20 de abril: en Roma, el encuentro de sus reliquias con las de San Esteban) se celebra la memoria de otro martirio glorioso, que ha quedado en la sombra gracias a la enorme devoción a San Lorenzo. Me refiero al triunfo de San Román, cuya “passio” fue añadida a la del santo diácono desde muy pronto. Martirilogios, menologios y flos sanctorum antiguos ya hacen mención de San Román. El más antiguo es la “Passio Polychroni”, una especie de relato sobre santos mártires que tienen en común haber sido sepultados por la misma persona. A grandes rasgos, sobre San Román dice esto:

Estando Lorenzo padeciendo los tormentos, uno de los soldados, llamado Román, encargados de cumplir las órdenes del juez, admiró la valentía y la fe del santo mártir e inspirado por Dios y el ejemplo que veía, aceptó a Jesucristo en su interior. Mientras, cansado Decio de no poder doblegar al santo, le envió a la cárcel, hecho que aprovechó Román para pedir le dejasen llevar una jarra de agua a Lorenzo. Se lo concedieron, y entrando, vio un ángel que socorría a San Lorenzo. Definitivamente convertido, entre ambos convirtieron el agua de vida natural en agua de vida eterna, pues Lorenzo la usó para bautizar al recién converso.

Apenas bautizado, fue sorprendido por otros soldados, que lo llevaron al juez. Este mandó azotarlo para que renegara de su nueva fe, pero el intrépido neófito solo respondía "soy cristiano". Viendo que no podían hacer más, le decapitaron a las afueras, junto a la Puerta Salaria, el 9 de agosto de 258. El cuerpo fue abandonado allí, hasta que un presbítero y varios cristianos le dieron sepultura en la Vía Tiburtina, cerca de San Lorenzo. La memoria de su sepulcro se mantuvo durante las persecusiones y entrada la paz fueron traslasdadas a la basílica de San Lorenzo en Roma. Posteriormente, durante la dominación lombarda, fueron trasladadas a Lucca y Ferrara, donde se veneran aún. Se le invoca contra las posesiones, las tentaciones y las sequías.


Fuente:
-“Flos sanctorum de las vidas de los santos”. Tomo II. PEDRO DE RIBADENEYRA. Madrid, 1761.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA