Sábado, 21 de mayo de 2022

Religión en Libertad

El cofundador de Podemos dice falsedades y groserías sobre religión a sus alumnos en clase

Con móviles y médicos ya no hay milagros ni apariciones, dice Monedero... lo refutamos con vídeos

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, se pone a hablar de religión, milagros y apariciones en sus clases sin tener ni idea...
Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, se pone a hablar de religión, milagros y apariciones en sus clases sin tener ni idea...

Pablo J. Ginés/ReL

Juan Carlos Monedero (Madrid, 1963) fue uno de los fundadores de Podemos en 2014 y desde 1992 es profesor de asignaturas sobre instituciones políticas en la Facultad de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid.

Periodistas del digital OKDiario han acudido a su clase para ver qué enseña, y han publicado algunas tonterías antirreligiosas que el profesor de izquierda radical iba diciendo a sus alumnos (unos 30 chicos de 18 a 22 años) a lo largo de una sesión de dos horas salpicada de palabrotas y expresiones malsonantes.

Sus comentarios sobre religión sugieren ignorancia o mala voluntad. Aunque cursó primaria y bachillerato en un colegio de los Sagrados Corazones de Madrid, no parece que aprendiera mucho de religión.

«Comenta con sorna: "Ya nunca se aparece la Virgen o hay milagros. Ahora que todo el mundo tiene su móvil sería un buen momento para grabarlo y subirlo a OKDiario"», recoge el digital conservador.

«Sostiene en reiteradas ocasiones en tono despectivo que "Dios ha muerto" porque el cristianismo ya no explica el funcionamiento de un mundo muy avanzado tecnológicamente», añaden los periodistas.

«Médicos como el doctor House te matan los milagros. Es decir, las explicaciones de la religión ya no cuelan con una sociedad consciente. Nunca en la historia de la humanidad ha habido tanta gente consciente como ahora. Nunca las mujeres habían tenido tantos derechos como ahora. Nunca ha habido tanta gente alfabetizada. Nunca ha habido tanta gente no esclavizada. Todo eso tiene que generar de alguna manera una reducción de las supersticiones», expone Monedero.

«Quiero recordar que los milagros para ser santo son, por ejemplo, quitar un eczema de la piel a una señora. No me jodas, si eso también te lo quita una cremita», ridiculiza Monedero.

«Si uno se cree que una paloma preñó a la Virgen, dices ‘no me jodas’. Es que si uno lo piensa fríamente… Estoy dispuesto a comprar la metáfora, pero es lo que decimos muchas veces, mira que toda la vida de Dios apareciéndose a la Virgen a los pastorcitos… y ahora que tenemos móviles no se aparece nunca, y mira que sería un buen momento», desarrolla. A continuación, añade: «Ahora que tiene todo el mundo su móvil, que alguien lo grabe y diga ‘lo subimos a OKDiario’».

Después, y en la misma sesión, arremete contra el Opus Dei. «Buena parte del empresariado en el franquismo pertenecía al Opus Dei que permite ‘la santa coacción’, es decir, tú tienes derecho a presionar si es para el bienestar de la Obra», predica.

¿Qué hay de verdad en lo que dice Monedero a sus inocentes alumnos? ¿Está Monedero actualizado al respecto? ¿No hay milagros en la época del móvil con vídeo?

Quizá, además de OKDiario, para ganar cultura religiosa debería leer ReligionEnLibertad y comprobar si tienen sentido sus quejas. Vamos a repasar algunas.

1. "Ya nunca se aparece la Virgen"

La verdad es que los obispos han ido aprobando bastantes apariciones marianas que han sucedido en los últimos 50 años, época de televisión a color. Están aprobadas las apariciones de la Virgen en Betania (Venezuela, 1976), Akita (Japón, 1973), Cuapa (Nicaragua, 1981), Kibeho (Ruanda, 1981) y San Nicolás (Argentina, 1983), y las de Litmanova en Eslovaquia (1990 a 1995).

Los obispos cristianos coptos en Egipto han aprobado las apariciones de Edfu (1982), Shoubra (1986), Assiut (2000, con aprobación del Papa copto Shenuda III) y Warraq el-Hadar (2009). Hay muchos casos bajo investigación en todo tipo de países. Otras veces, simplemente, se levanta un lugar de oración en el sitio, con permiso del obispo aunque sin  aprobar la aparición en sí. Por ejemplo, en 1980 la Virgen se apareció a unos budistas en Taiwán y los católicos levantaron una capilla (léalo aquí).

2. "No hay milagros ni apariciones, o se grabarían en móvil"

La primera mitad del siglo XIX los escépticos decían que los milagros no soportaban una libreta que tome notas. Luego dijeron que no soportaban la fotografía. Luego, que no soportaban la cámara de cine. Después, la de TV o la radio. Ahora, el móvil.

Es una tontería, como saben los profesores de Historia de la Comunicación (pero no los politólogos, parece). Cada uno de estos soportes se ha usado para difundir milagros y apariciones. Lourdes se popularizó con fotos de Bernadette y con la llegada del tren. Fátima, con las portadas de O Século y sus fotos de gente mirando el "milagro del sol". Tenemos los vídeos de apariciones aprobadas de Litmanova en los 90 (y de las no aprobadas de Medjugorje). Del VHS pasaron a Internet.

Portada de O Século (periódico anticlerical parecido a lo que hoy sería El País en España): "Como el sol bailó a medio día en Fátima", octubre de 1917

Portada de O Século con el baile del sol en Fátima en octubre de 1917

Las apariciones marianas suelen verlas solo los videntes. A veces, unos ven a la Virgen, otros la oyen. Eso era así en la Edad Media y en nuestros días. No tiene nada que ver con la tecnología.

En cuanto a grabar milagros o curaciones en directo, también se da. Pero el mismo escéptico que dice "todos pueden grabar con su móvil" puede añadir "todos pueden hacer vídeos falsos y montajes".

Veamos este ejemplo reciente. En marzo de 2018 un ministerio de evangelización católico, Encounter Ministries, organizó un encuentro de oración de sanación en una escuela católica en Lansing, EEUU. Los chicos rezaban unos por otros imponiendo las manos. Al instante, algunos comprobaban que estaban curados de alguna dolencia, tan visible que sus compañeros de clase lo veían al momento y se asombraban. Luego lo contaban (sobre todo, para un reportaje que no se ha publicado en abierto, pero fragmentos sí se pueden ver). Este vídeo asombroso lo recoge:



Otro ejemplo se dio cuando Encounter Ministries visitó Madrid. Después de una oración similar en un colegio -pero con adultos, no con estudiantes- las personas subían al escenario si podían atestiguar que se habían curado de algo. Se puede ver aquí.



Monedero quería vídeos y aquí tiene vídeos.

Pero, ¿le convertirá eso?

Imaginemos que estuviera allí en persona y lo viera... ¿se convencería de que Dios actúa y cura?

Igual que puede sospechar que el vídeo es un montaje, puede también sospechar que todo el encuentro es un montaje, que todos son cómplices en una elaborada estafa, etc... Tiene que decidir dónde acaba el sano escepticismo y empieza la conspiranoia.

Pero lo que aquí demostramos es que los móviles o Internet no reducen la evidencia de los fenómenos religiosos, como no lo hizo la imprenta, el tren, la radio o el cine. Usted, lector, conoce de estas cosas religiosas leyéndolas en nuestro digital; difundir el vídeo de las curaciones en Lansing en cintas de VHS habría costado más.

3. "«Médicos como el doctor House te matan los milagros. [...]  los milagros para ser santo son, por ejemplo, quitar un eczema de la piel a una señora".

Hace un siglo, los escépticos criticaban los milagros de curaciones como "rumores", "historias que cuentan"...

Esto ya no funciona porque hoy los milagros que se aceptan en las Causas de los Santos en el Vaticano tienen lugar en hospitales del siglo XXI, bajo la mirada atenta de médicos del siglo XXI que luego remiten toda su documentación y a menudo incluso hablan en vídeos y entrevistas de lo que han visto. Los milagrados acuden a la ceremonia 10 o 15 años después del milagro. La sección Milagros de ReligionEnLibertad recoge unos cuantos.

La oficina médica de Lourdes ha aprobado en el siglo XXI y con criterios del s.XXI 3 curaciones milagrosas que sucedieron unas décadas antes, asegurándose de su curación permanente. En 2005 se comprobó la curación inexplicable de la deformación cardíaca de Anna Santaniello; en 2012, la parálisis de Sor Luigina Traverso; en 2013, el cáncer terminal de Danila Castelli. Eso no son "eczemas".

No era un eczema el virus 'fire' de Candela, una enfermedad rara y mortal, que desapareció inexplicablemente en marzo de 2011 en el Hospital Pediátrico de Paraná (Argentina): es el milagro para beatificar a Juan Pablo I.



El milagro para beatificar a Carlo Acutis es la curación de un páncreas anular (anomalía congénita rara) que estuvo a punto de matar a un niño en 2010 en Campo Grande, Brasil.

El milagro para beatificar a Paulina María Jaricot sucedió en un hospital francés en 2012: una niña de 3 años se moría de asfixia y pasó 20 minutos en parada cardiovascular. Se le retiró todo tratamiento. Pero en vez de morir, rezaron y se recuperó sin ninguna secuela.

En 2019, para la beatificación de Madre Riquelme, en Andalucía, llegaron a Granada el milagrado (Nelson Yepes, de Colombia), el médico que lo vio todo (el doctor Samuel Blanco) y la que rezó: la hermana de Nelson, Emilia Yepes, y en rueda de prensa contaron lo sucedido: su pancreatitis debía haberle matado en 2003, pero ante la mirada asombrada del doctor Blanco, se curó por completo.



Quizá el milagro "oficial" más reciente es la curación de cáncer repentina, el 2 de octubre de 2019, del concejal de Rímini Stefano Vitali, que ha contado en su libro: "Vivo por milagro, así me curó Sandra Sabattini". Sandra murió joven y con fecha de boda, se considera una novia santa, beatificada en octubre de 2021.

Podríamos seguir con al menos dos docenas de milagros 'oficiales' de este siglo, pero creemos que ya queda demostrado que no es cierto que los médicos "maten los milagros": los médicos son los que documentan los milagros.

Lo hacen asombrados y desconcertados, pero felices, con todas sus herramientas del siglo XXI. Y no se trata de eczemas: se documentan curaciones de todo tipo de enfermedades mortales, de personas a las puertas de la muerte.

4. "En el Opus Dei la 'santa coacción' es presionar por el bien de la organización"

En el comunismo y quizá en Podemos, el bien de la organización justifica todo tipo de cosas. Pero la "santa coacción", al menos en los escritos de San Josemaría Escribá, el fundador del Opus Dei, es otra cosa. Se refiere, simplemente, a que un cristiano, al trabajar por el bien de otro, puede llegar a ser incómodo. Lo escribió así en su Cuaderno en agosto de 1931:

» Hablé el otro día de una «santa coacción». Yo lo entiendo así: Por humanidad, si vemos que un hombre, desesperado, se arroja a un río caudaloso para suicidarse, trataremos de salvarle. Nos arrojamos al agua, nadamos hasta él, le cogemos del pelo y ¡hala!, hacia la orilla... Si el suicida nos embaraza, con sus movimientos, para tratar de desprenderse de nosotros, con ánimo de consumar así sus propósitos cobardes y poniéndonos a la vez en peligro de ahogarnos, sin compasión le daremos puñetazos en su dura cabeza hasta que pierda el sentido... Y entonces podremos salvarle trayéndole con vida a la orilla. Nadie nos criticará por el suceso. Hasta el interesado, cuando le pase la fiebre que le arrastró a la ignominia del crimen, vendrá en persona a agradecernos los misericordiosos puñetazos tan providencialmente administrados en su nuca... Y esto para salvar una vida terrena. ¿Y no vamos a poder emplear la misma coacción –la santa coacción– para salvar la Vida (con mayúscula) de muchos que se emperran en suicidar idiotamente su alma?».

Es una variante del "insiste a tiempo y a destiempo" que pedía San Pablo en sus cartas. Habrá quien le guste el ejemplo y quien no le guste... pero desde luego no habla de "presionar por el bien de la organización".

En cuanto a esos "empresarios del franquismo", se trata de la generación que sacó a España del subdesarrollo en los años 60. También del Opus Dei (y de otras asociaciones cristianas, como la ACdP y Adoración Nocturna) eran los científicos que pusieron en marcha el CSIC, la mayor iniciativa de ciencia española.

5. La alfabetización, las libertades, la superstición...

Un misionero de los Camilos en Haití señalaba que en aquel país los analfabetos eran supersticiosos, mientras que los alfabetizados eran religiosos y devotos. Para él, era una diferencia grande: lo primero esclavizaba con temor, lo segundo liberaba con alegría.

Pero la superstición es perfectamente compatible con el ateísmo y el anticlericalismo. El estudio Understanding Belief, presentado en mayo de 2019 (aquí en PDF) muestra que creen en "fuerzas subyacentes de bien y mal" un 30% de agnósticos brasileños, 36% de agnósticos norteamericanos y daneses, 43% de agnósticos británicos ¡y 51% de agnósticos chinos!"). Creen en seres sobrenaturales "buenos o malos" 1 de cada 6 agnósticos daneses o norteamericanos, uno de cada 5 agnósticos británicos, uno de cada cuatro agnósticos japoneses o brasileños y uno de cada 3 agnósticos chinos.

(Léase aquí el resumen en nuestro artículo: En Occidente, hasta el 30% de ateos y el 25% de agnósticos ¡cree en seres sobrenaturales!)

6. "Si uno se cree que una paloma preñó a la Virgen..."

Parece increíble que un profesor universitario, un hombre supuestamente culto, que además ha estudiado en un colegio católico, alguien que da clases, piense que la enseñanza católica es que "una paloma" dejó embarazada a la Virgen María. 
 
La enseñanza católica es que Jesús fue concebido milagrosamente, por obra de Dios Espíritu Santo, sin participación de varónLos ortodoxos, siríacos, coptos y muchos protestantes también creen en esta concepción milagrosa de Jesús, como los católicos, porque así lo leen en la Biblia y lo han transmitido los cristianos desde siempre. 
 
Es un milagro y un misterio. Es un caso insólito y único, que habla del poder de Dios para hacer milagros. Si el profesor Monedero no quiere creer en ese milagro, está en su derecho, pero no tiene derecho a presentar falsamente a sus alumnos la enseñanza cristiana ni a usar lenguaje grosero y denigrante.

Vale la pena animar al politólogo Monedero a leer ReligionEnLibertad, y quizá el Catecismo, para formarse e informarse si por alguna extraña razón quiere seguir hablando de religión en sus clases de Politología. 
 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda