Domingo, 05 de julio de 2020

Religión en Libertad

«La Iglesia dijo que Bob Esponja es gay e irá al infierno, así que ya no soy católica; hago Cábala»

Pablo J. Ginés/ReL

Ariana Grande es una cantante de gran éxito en EEUU, cuya voz algunos comparan a la de Mariah Carey o Whitney Houston
Ariana Grande es una cantante de gran éxito en EEUU, cuya voz algunos comparan a la de Mariah Carey o Whitney Houston
Ariana Grande, famosa cantante pop norteamericana de familia italiana, de 20 años, conocida en alguna prensa como "la princesa del pop", nunca había hablado de religión hasta que lo hizo hace dos días en el diario gratuito "Metro" de Londres.

No demuestra ser una experta en el tema, pero sí tener una postura vehemente, con influencia en adolescentes que la puedan seguir.

Traumatizada por Bob Esponja
"Nací católica, pero perdí la fe cuando el Papa decidió decirme que todo lo que yo amaba y creía estaba mal. La Iglesia dijo que Bob Esponja es gay, un pecador, y que debería arder en el infierno. Y que Harry Potter era pecado. Y las mujeres trabajadoras. Y dije: ¡Basta! Primero los gays, luego Bob Esponja, ¿y ahora Harry Potter? ¡Fuera de mi casa! No iba a soportarlo. ¿Y lo de las mujeres trabajadoras? Fue un momento clave para mí. Necesitaba creer en algo más", declara al diario británico.

Así que Ariana ha decidido pasarse a la Cábala, una variante esotérica del judaísmo, que se ha puesto de moda entre los famosos, especialmente difundida por Madonna y Demi Moore.

Ariana, que ha vendido cientos de miles de discos pop pero no es una gran teóloga, define la Cábala como "la práctica de ser una buena persona, y que eso manifestará cosas buenas en tu vida; la gente no se da cuenta de que si eres amable, puedes conseguir que todo tipo de cosas sucedan para ti".

¿Dónde se informa Ariana?
No está muy claro de dónde ha sacado Ariana sus ideas sobre la doctrina católica.

Por ejemplo, ¿cuándo fue que "la Iglesia dijo que Bob Esponja es gay, un pecador y que debería arder en el infierno"?

No se conoce ningún pronunciamiento eclesial ni papal sobre la sexualidad ni moralidad del histriónico dibujo animado, ni siquiera artículos culturales en "L´Osservatore Romano". ¿Quién dijo eso a la joven cantante?



Por otra parte, la Iglesia no enseña que las personas que experimentan atracción hacia el mismo sexo "arderán en el infierno". La Iglesia distingue entre las tendencias, y los actos. El catecismo enseña (párrafo 2358) que las personas con "tendencias homosexuales instintivas" deben "ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta".

La Iglesia tampoco asegura de nadie que esté irremediablemente abocado al infierno: todas las personas pueden convertirse a Cristo y salvarse.

Harry Potter no es pecado (el esoterismo sí)
Por último, está el caso de Harry Potter, el popular niño mago de los cuentos de J. K. Rowling, sobre el que se pronunció a título personal el cardenal Bertone siendo arzobispo de Génova, considerándolo un fenómeno cultural que podía fomentar la "nueva era" y el gusto por el esoterismo.

También Joseph Ratzinger, como Prefecto de Doctrina de la Fe, respondió una carta amable, personal, a una analista alemana que le señalaba las posibles tentaciones esotéricas en estos cuentos que transcurren en una escuela de magos.

Pero a medida que se publicaban más novelas y películas, quedaba más y más claro para los analistas católicos que se trataba simplemente de una fantasía mágica que además contaba cada vez con más "detalles" crísticos y salvíficos y mensajes de redención. Por ejemplo, la salvación llega de "Kingscross" (la "cruz del Rey"); hay que dar la vida por los amigos, renunciar a uno mismo, etc... Y en "L´Osservatore Romano" lo alaban.



Y, en cualquier caso, no hay ninguna prohibición católica ni pronunciamiento de la Iglesia sobre Harry Potter: millones de católicos devotos han disfrutado de sus aventuras sin pecar ni desobedecer mandato alguno.

Los cuentos de fantasía de Harry Potter no son pecado: las prácticas esotéricas reales sí lo son.

¿Es pecado ser mujer trabajadora?
En cuanto a la idea de que "las mujeres trabajadoras son pecado" es absurda: la Iglesia aprueba que la mujer y el hombre trabajen, siempre que no desatiendan o perjudiquen a su familia; la Iglesia también alaba el papel de las mujeres que deciden volcarse en la atención y el servicio a sus seres queridos trabajando en el hogar. Pero no hay ninguna crítica católica a la mujer trabajadora.

¿De dónde ha sacado Ariana Grande su gran desinformación sobre lo que enseña la Iglesia Católica?

Y, en cualquier caso, ¿vale tanto Bob Esponja como para renunciar a Cristo?
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA