Lunes, 18 de octubre de 2021

Religión en Libertad

La Universidad Francisco de Vitoria le investirá Doctor Honoris Causa junto al rabino Rosen

Kiko Argüello, reconocido por ser «punta de lanza» en las relaciones entre la Iglesia y el judaísmo

Kiko Argüello
Kiko Argüello, es iniciador junto a Carmen Hernández, del Camino Neocatecumenal

Javier Lozano / ReL

La Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, centro católico que cuenta con más de 8.000 alumnos, ha decidido investir como Doctores Honoris Causa al coiniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, y al gran rabino David Rosen. Tal y como informa esta institución el acto se celebrará el próximo 25 de octubre a las 19.00.

Este será el cuarto doctorado honoris causa que recibirá Argüello, responsable internacional de uno de las realidades eclesiales más dinámicas e importantes actualmente en la Iglesia Católica.

En 2009, lo recibió por el Pontificio Instituto Juan Pablo II por la contribución del Camino Neocatecumenal en la defensa de la familia cristiana. En 2013, junto a Carmen Hernández fue investido Doctor Honoris Causa en Teología por la Universidad Católica de América, en Estados Unidos. Pocos días después lo eran en la Universidad Católica de Lublin, en Polonia.

A sus 82 años, y tras haber pasado el Covid, lo que le obligó a ser hospitalizado, este reconocimiento de la Universidad Francisco de Vitoria viene a avalar en su persona el importante papel del Camino Neocatecumenal en el acercamiento entre la Iglesia Católica y el judaísmo.

El rabino David Rosen saluda a Benedicto XVI

El rabino David Rosen saluda a Benedicto XVI

Precisamente, uno de los grandes interlocutores de Argüello con el ámbito judío ha sido David Rosen, con quien ha compartido numerosos eventos y hasta convivencias con rabinos y cardenales. Actualmente es el director internacional de la AJC (American Jewish Committee) para Asuntos Interreligiosos y su Instituto Heilbrunn para el Entendimiento Interreligioso Internacional. En el pasado fue gran rabino de Irlanda y rabino mayor de la mayor congregación judía ortodoxa de Sudáfrica.

El Camino Neocatecumenal y las fuentes judías

El Camino Neocatecumenal ha tenido desde su nacimiento una gran sensibilidad con las raíces judías en la que se sustenta el cristianismo. Ha bebido mucho de estas fuentes y a partir de ahí se ha ido forjando esta cercanía con el pueblo judío que ha servido de punta de lanza en el acercamiento de la Iglesia Católica con el judaísmo durante las últimas décadas.

Un papel de primer orden en este ámbito lo ha tenido la Domus Galilea, la casa que esta realidad eclesial tiene al pie del lago de Tiberiades. Allí desde que San Juan Pablo II la visitase en el año 2000 cuando todavía estaba sin concluir no sólo han pasado numerosos grupos católicos sino además miles de judíos que han podido ver los elementos compartidos entre cristianos y judíos, derribando así muros del pasado, incomprensiones y malentendidos.

El reto de unir a obispos y rabinos

En la misma Domus Galilea se han llegado a celebrar convivencias internacionales ideadas por Kiko, Carmen y el padre Mario entre cardenales, obispos y sacerdotes, con rabinos y representantes judíos de todas las corrientes, desde las más liberales a las más ortodoxas. Aquí el papel del rabino Rosen ha sido fundamental para lograr que muchos rabinos judíos decidieran dar un paso y participar en esta convivencia en una casa católica.

El primero de ellos se celebró en 2015 y por parte de la Iglesia Católica participaron 20 obispos y 7 cardenales (Pell, Rylko, Toppo, Schönborn, Cordes, Yeom Soo-jung y Romeo). Por su parte, hasta 120 rabinos estuvieron presentes en la Domus.

Convivencia en la Domus Galilea entre rabinos y obispos

Convivencia en la Domus Galilea entre obispos, cardenales y rabinos judíos. En la imagen, en la parte de la derecha se encuentra el cardenal Pell y en la fila superior David Rosen, rabino que será investido doctor honoris causa junto a Kiko

En un comunicado, los rabinos judíos expresaron al finalizar aquella convivencia de cuatro días:

Hemos quedado impresionados de cómo, en el Camino Neocatecumenal, se está transmitiendo la fe a los hijos, las familias se reconstruyen y los fieles llegan al conocimiento de las Escrituras y a las raíces del cristianismo: de todo esto ha nacido un gran respeto y amor por el pueblo hebreo.

»El homenaje sinfónico y de oración, compuesta por Kiko Argüello, que recuerda la tragedia de la Shoah, nos ha ayudado a meditar sobre el sufrimiento de los inocentes, que hoy continua también entre los cristianos en algunos países de África y de Oriente Medio.

»Hemos expresado nuestro común empeño por la presencia de Dios en el mundo y en nuestro común deseo de trabajar en el tikkun olam, en reparar el mundo, para toda la humanidad, incluyendo la creciente preocupación por el sufrimiento de los pobres, un respeto aún mayor por la creación y por el refuerzo de la familia.

»Reflexionando sobre Nostra Aetate y el enorme cambio que ha promovido, se han evidenciado grandes oportunidades y desafíos. En cualquier caso, se ha dado un inmenso cambio de los prejuicios y las divisiones del pasado y este evento hace presagiar una nueva primavera de amor entre el Hebraísmo y el Cristianismo”.

El sufrimiento de los inocentes

Precisamente, en este comunicado hacían mención a otra aportación de Kiko Argüello hacia el pueblo judío, en este caso el sufrimiento que padeció con la Shoah. Lo hizo a través de la sinfonía llamada “El sufrimiento de los inocentes”. Ésta ha sido interpretada por un grupo de músicos del Camino Neocatecumenal en algunos de los auditorios más importantes del mundo, donde en cada uno había una importante presencia de judíos. Pero también lo ha sido en el Vaticano e incluso en el campo de concentración de Auschwitz.

Allí, frente a uno de los símbolos del horror en el siglo XX estuvieron 12.000 personas escuchando esta sinfonía. Seis cardenales, más de cincuenta obispos y decenas de rabinos escucharon este grito de los inocentes, donde también se contó con  la oración El Ma’ale Rahamim, cantada por el rabino Chaim Adler, cantor de la Gran Sinagoga de Jerusalén, en la que se reza por las almas de todos los asesinados a causa de la persecución al pueblo hebreo.

En la explicación de esta obra Kiko Argüello afirmaba: “Vemos a la Virgen María sometida al escándalo del sufrimiento de los inocentes en su carne y en la de su Hijo. ¡Ay, que dolor!, canta una voz mientras una espada atraviesa su alma”.

Qué misterio el sufrimiento de tantos inocentes que cargan con el pecado de otros: incesto, violencias inauditas, aquella fila de mujeres y niños hacia la cámara de gas y el dolor profundo de uno de los guardianes que dentro de su corazón sentía una voz: `entra en la fila y ve con ellos a la muerte´ y no sabía de donde le venía”, explicaba el compositor.

“Dicen que después del horror de Auschwitz ya no se puede creer en Dios, pero no es verdad, porque Dios se ha hecho hombre para cargar Él con el sufrimiento de tantos inocentes. Él es el inocente total, el Cordero llevado al matadero sin abrir la boca, el que carga con los pecados de todos”.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda