Sábado, 31 de octubre de 2020

Religión en Libertad

«El Señor quiere esa amplitud de la Iglesia, cada uno con su peculiaridad», señala el Papa Francisco

El Papa Francisco ha predicado sobre la unidad de la Iglesia, en su legítima diversidad
El Papa Francisco ha predicado sobre la unidad de la Iglesia, en su legítima diversidad

ReL

Durante la Misa celebrada este lunes 4 de mayo en la Casa Santa Marta, el Papa ha hablado de los conflictos en la Iglesia causados por facciones ideológicas y partidistas que dañan la unidad, una unidad que puede incluir una altísima diversidad. El Papa comentaba las lecturas de Hechos de los Apóstoles en los que se reflejan las primeras disputas entre los cristianos de la primera generación y su forma de entender su encaje con las antiguas enseñanzas rituales judías.

Esa enfermedad es la que se encuentra detrás del incidente sufrido por Pedro y que se narra en la Primera Lectura de este lunes, de los Hechos de los Apóstoles, en donde se narra cómo a los apóstoles en Jerusalén les llegó la noticia de que Pedro había conseguido que muchos paganos en Judea aceptaran la palabra de Dios.

Entonces, cuando Pedro regresó a Jerusalén se lo reprocharon porque había entrado “en casa de incircuncisos y comido con ellos”. “Eso no se podía”, explicó el Papa, “era pecado. La puridad de la Ley no permitía eso”.

Sin embargo, Pedro acudió a proclamar la Palabra a los paganos “porque era el Espíritu el que lo llevaba allí”.

Ese incidente sufrido por Pedro entre sus hermanos ilustra cómo “en la Iglesia siempre ha habido, en la Iglesia primitiva más porque no tenían claras muchas cosas, ese espíritu de nosotros somos los justos y los demás los pecadores”.

“Ese nosotros y ellos, nosotros y ellos, la división. ‘Nosotros tenemos la posición justo ante Dios, y esos son los otros’, que incluso se dice que ya están condenados”, lamentó Francisco.

También criticaban que Jesús comía con "impuros"

En ese sentido, recordó que “a Jesús también lo atacaban por entrar en casa de publicanos, que eran pecadores, a comer con ellos cuando la puridad de la Ley no lo permitía…”.

Por ello, rechazó las ideas, las posiciones dentro de la Iglesia que causan división y que provocan que, al final “sea más importante mi idea que el Espíritu Santo que nos guía”.

Asimismo, recordó las palabras de un cardenal emérito que vive en el Vaticano. “Él decía a sus fieles: ‘La Iglesia es como un río, algunos son más de esta parte, otros de esta parte, pero lo importante es que estén todos dentro del río’. Eso es la unidad de la Iglesia. Nadie fuera, todos dentro. Luego, cada uno con su peculiaridad. Esto no divide, no es ideología”.

El Pontífice subrayó que “es el Señor el que quiere esa amplitud de la Iglesia”. “El Señor en el Evangelio nos dice: ‘También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a ésas las tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor’”.

“El Señor dice: ‘Tengo ovejas de todos los lugares y yo soy el pastor de todos’. Este ‘todos’ en Jesús es muy importante”, afirmó.

Jesús murió por todos, también por los que no creen

Ese “todos” refleja “la visión del Señor que vino por ‘todos’ y que murió por ‘todos’. ‘Pero, ¿ha muerto también por aquel desgraciado que me ha hecho la vida imposible?’. Por él ha muerto también. ‘¿Y por aquel criminal que…?’. Ha muerto por él. Por todos.

“‘¿Y también por la gente que no cree en Él o de otras religiones?’. Por todos ha muerto. Eso no quiere decir que se debe hacer proselitismo, no. Él ha muerto por todos. Ha justificado a todos”.

Sin embargo, sigue presente “la tentación que incluso sufrió Pablo: yo soy de Pablo, yo soy de Apolo, yo soy de aquel, yo soy del otro… Y pensemos en nosotros, hace 50 años, en el post concilio, los casos de división que sufrió la Iglesia: ‘Yo soy de esta parte, yo lo pienso así, tu así…’. Sí, es lícito, pero en la unidad de la Iglesia. Bajo el pastor, Jesús”.

El Papa Francisco finalizó su homilía pidiendo “que el Señor nos libre de esa psicología de la división, y que nos ayude a ver esa grandeza de Jesús que en Él somos todos hermanos y Él es el pastor de todos”.

Oración por paz y creatividad en las familias

La misa de este lunes 4 de mayo empezó con una oración por las familias en cuarentena y en dificultades.

“Oremos hoy por las familias: en este tiempo de cuarentena, la familia, encerrada en casa, intenta hacer muchas cosas nuevas, tanta creatividad con los niños, con todos, para ir adelante. Y también está la otra cosa, que a veces hay violencia doméstica. Oremos por las familias, para que continúen en paz con creatividad y paciencia, en esta cuarentena”, rezó el Papa al inicio de la celebración.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA