Martes, 21 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones


La Madre de Dios y Madre nuestra vela por sus hijos. Ella continúa presente en la fe del pueblo de Dios a pesar de la secularización y el crecimiento de un agnosticismo o ateismo a veces siguiendo la moda.

por Monseñor Javier Salinas

Durante los meses de agosto y septiembre muchos pueblos de nuestra Diócesis celebran sus fiestas mayores. La mayoría en honor a la Virgen; cada una sobre una advocación concreta, y casi todas ellas en lugares privilegiados, donde las imágenes fueron halladas. Un hecho que tiene que ver con nuestra historia cuando, durante la invasión árabe, los fieles escondieron las imágenes de la Virgen para protegerlas. Imágenes que, después de la reconquista, fueron encontradas por algún pastor o labrador. Hechos muchas veces unidos a signos milagrosos en momentos difíciles. De aquí nace la tan fervorosa devoción a la Virgen, que llega a nuestros días. Quien acoge esta tradición religiosa experimenta en algún momento de su vida la presencia de María, y proclama su protección. Desde entonces, en ermitas y santuarios, a través de romerías y otras fiestas, La Virgen María continúa presente a los nuestros pueblos. La Madre de Dios y Madre nuestra vela por sus hijos. Ella continúa presente en la fe del pueblo de Dios a pesar de la secularización y el crecimiento de un agnosticismo o ateismo a veces siguiendo la moda. El regreso a nuestros pueblos de origen en ciertas épocas del año, sobre todo con motivo de las fiestas patronales, mantiene y fomenta esta devoción. Incluso los inmigrantes que pueden, visitan su tierra con esta misma motivación. Reconocer nuestras raíces cristianas nos ayuda a reconocer quien somos y de dónde venimos. La devoción mariana está asegurada. Sólo hay que ver las instituciones, cofradías y patronatos que conservan, tanto el patrimonio arquitectónico como el espiritual. Todo ayuda a que la religiosidad popular perdure, y que el reencuentro en nuestros respectivos pueblos, con la familia, en la casa de los padres o los abuelos, esté empapada de devoción a nuestra Virgen. ¿Y qué nos enseña la Virgen María hoy? Primero: amor al entorno natural, cuando tanto se habla de ecologismo. Muchas de sus imágenes fueron encontradas en paisajes naturales muy significativos por su emplazamiento y su belleza. Segundo: es saludada, entre otros títulos, como Madre de Misericordia, sus fiestas son motivo de reconciliación con los que nos rodean y con Dios. Tercero: su Imagen es encontrada por pastores o labradores, gente humilde, algo que puede entenderse como un mensaje referente a la opción por los pobres. María nos invita a imitarla siendo consuelo, socorro, caridad, refugio… Y cuarto, una enseñanza esencial: María es siempre Madre de Esperanza. Ella supo esperar; confiaba que habría un «tercer día» en la vida de su Hijo, que iniciaba una gran esperanza para todos. ¡Salve, Santa Virgen María, Puerta del Cielo, Causa de nuestra alegría! * Monseñor Javier Salinas es obispo de Tortosa
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda