Viernes, 18 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

La iniciativa parte de Luis Javier Moxó y Néstor Mora, blogueros de ReL

Comunion.red, la comunidad digital de comunicadores católicos: «Un catalizador para trabajar unidos»

Una misa en «streaming»: hace solo unas semanas, una rareza para la inmensa mayoría de los católicos; hoy es un recurso habitual durante el confinamiento por la pandemia.
Una misa en «streaming»: hace solo unas semanas, una rareza para la inmensa mayoría de los católicos; hoy es un recurso habitual durante el confinamiento por la pandemia.

ReL

Podemos ver la situación actual de aislamiento social como una limitación en la mayor parte de los casos: la muerte, el riesgo de contagio, el miedo, la desconfianza... o la ocasión de anunciar, o testimoniar, la necesidad de una regeneración o conversión posible hacia la cultura de la vida, la esperanza, la fe y la caridad fraterna. 

En el Jueves Santo, Día del Amor Fraterno, del servicio, la institución del Sacerdocio y la Eucaristía, fue inaugurado un sitio web llamado comunion.red que, según dice en su primera página, es una comunidad digital de comunicadores católicos.

Luis Javier Moxó (izquierda) y Néstor Mora (derecha).

Sus dos miembros fundadores son Luis Javier Moxó y Néstor Mora, ambos colaboradores y blogueros de ReL.

-¿Cómo surgió esa comunidad digital?

-Néstor Mora: Nuestra comunidad comunion.red, que realmente no sentimos como propiedad sino como una red o entorno de colaboración fraterna, comunidad de oraciones y testimonio, surgió al compartir un deseo de la Iglesia expresado de diferentes maneras últimamente. El cambio de época preconizado por la Iglesia en muchas ocasiones lo vemos ahora más expresamente. La falta de comunión sacramental evidenciaba o de alguna manera también testimoniaba la carencia de una comunión, dentro y fuera de la Iglesia, a otros niveles. El recurso a la comunión espiritual en esta época de pandemia nos hace mendigos de la comunión interpersonal, con Cristo en, y a través de, el entono digital. El distanciamiento social forzado que estamos sufriendo ahora, no muy distinto de la indiferencia hacia los más débiles y necesitados, hace que recapacitemos sobre la calidad de nuestras relaciones sociales, dentro y fuera de la Red.

-Luis J. Moxó: También es cierto que, personalmente, no puedo dudarlo, en esa conciencia o intuición de esa necesidad de comunión, me ha influenciado mi experiencia con las nuevas tecnologías desde 1994 como responsable de Comunicación y Promoción del grupo editorial San Pablo, que comenzara a escribir blogs desde 2006, mi tesis de Licenciatura en Ciencias Religiosas sobre La Iglesia Católica en Internet. Presencia, misión y propuestas y hace por estas fechas un año de la publicación de mi libro Enredados por Cristo, por Digital Reasons, para el que conté con los comentarios y aportaciones interesantes de mi amigo Néstor Mora. Ha sido como sentir que lo que había trabajado como una simple tesis de Licenciatura de Ciencias Religiosas, y luego publiqué, ahora tomaba más cuerpo, más vida, pedía un mayor compromiso y testimonio.

-Néstor Mora: Sí, personalmente partimos de esa conciencia común como una sensibilidad compartida con muchos otros en la Red, pero últimamente lo que la puso en acción para lanzar adelante un proyecto ha sido ver y escuchar a los obispos españoles, a través del espacio Tus obispos te acompañan de Trece TV. Nuestros obispos, desde su cariño y atención pastoral, nos estaban guiando como el Buen Pastor a todos a vivir y renovar nuestra fe, esperanza y caridad en la comunión de nuestra querida Iglesia. Probamos a escribir a varios obispos que nos impactaron más y la sorpresa, alegre y que nos llenaba de compromiso, fue que bendijeron el proyecto. No un obispo, sino cuatro. Ha sido toda una experiencia, luego refrendada no solamente por esas bendiciones y oraciones episcopales que venían de San Sebastián (José Ignacio Munilla), Oviedo (Jesús Sanz Montes), Bilbao (Mario Iceta) y Getafe (Ginés García Beltrán), sino también con el apoyo de varias comunidades contemplativas, la colaboración posterior de varios sacerdotes, religiosas, youtubers, hasta tiktokers… y, por si fuera poco, la amistad de grandes profesionales de la comunicación como Álex Rosal, Isidro Catela, José Francisco Serrano, Juanjo Romero...

-¿Qué ofrece comunion.red a las personas que se acerquen a vuestra web?

-Néstor Mora: Comunion.red es ante todo una comunidad digital, que quiere mostrar el testimonio de la comunión y la unidad a todos los que se acerquen. Unidad que nos potencia y da sentido. Es posible trabajar juntos, encontrándonos en Cristo, reconociéndole presente y activo. Por ello, los recursos existentes y los que vayamos desarrollando, están centrados en encontrarnos y trabajar unidos por el Evangelio. No se trata de un trabajo de unidad física o funcional. Nuestra comunidad no pretende ser un grupo de grupos, sino algo similar a un catalizador que permita que trabajar unidos sea más sencillo.

-Luis Javier Moxó: Sí, efectivamente queremos primar la disponibilidad, la amabilidad, el servicio, el compartir, y la sencillez, frente a la indiferencia, el individualismo, el arrinconarse cada uno a lo suyo, bloqueos y todo tipo de silenciamientos. Siendo naturales, contando con que los demás son un bien, no un problema, una molestia o un estorbo. Tratamos de construir puentes y no muros, pero de forma totalmente expuesta, porque contamos con el apoyo de muchos para que esto sea posible. La fuerza verdadera y la permanencia en lo mejor, para nosotros, no la hace realmente nuestra unión voluntarista sino nuestra adhesión a Cristo.

-¿Qué pensáis ofrecer en un futuro?

-Néstor Mora: La Iglesia necesita espacios donde dialogar y colaborar. Colaborar aportando los dones que cada uno de nosotros ha recibido, sin menospreciar ninguno de ellos, ni las sensibilidades ni la forma de hacer realidad la presencia de Cristo en la sociedad del siglo XXI. Vamos a ir desarrollando herramientas que permitan encontrarnos y trabajar juntos. Sabemos que esto es un desafío, pero iremos aprendiendo unos de otros, mientras vamos desarrollando estos proyectos. Oraremos para que el Espíritu Santo nos ilumine y guíe.

-Luis Javier Moxó: Acabamos de comenzar nuestra comunidad el Jueves Santo y ya tenemos sitio web, bendiciones de obispos, comunidades hermanadas en la oración, un equipo de colaboradores, amigos y una página en la red social Facebook. No podemos pedir más, no queremos más de lo que Dios quiera darnos. Estamos agradecidos y pendientes de lo que Él va poniendo delante. Queremos vivir con paz y paciencia cada circunstancia. Esto nos lo da la presencia maternal de la Virgen, que para nosotros es indispensable.

»La imagen de María, estrella del mar digital, que ha realizado nuestra amiga Carolina Espejo, específicamente para nuestra comunidad digital, es una promesa de continuidad y seguridad de nuestra esperanza. Con ella, nuestra amiga diseñadora y pintora, Carolina Espejo, ha querido expresar que Nuestra Madre centra y acompaña nuestro navegar por la inmensidad de las redes, como si estuviéramos en un mar de estrellas, siguiendo la estela del Magisterio de la Iglesia, sobre todo de los tres últimos papas, nuestro referente básico en la comunicación de Cristo en las redes sociales.

»Muy ligado a nuestra patrona está nuestro patrón, San Juan Pablo II, que cité en mi libro Enredados por Cristo como copatrono de los comunicadores:  "Por el gran testimonio, a través de los Medios, de la esperanza en clave apostólica y mariana a un tiempo, el 22 de junio de 2011, el presidente del Sindicato de Cronistas de Roma (Italia), Romano Bartoloni, pidió a Benedicto XVI que San Juan Pablo II fuera declarado protector de los comunicadores en la era digital. El Sindicato de Cronistas Romanos manifestaba así su deseo de que Juan Pablo II fuera proclamado patrono de todos los comunicadores, al reconocer su 'sabia y valiente apertura hacia las nuevas tecnologías'".

»El mismo Benedicto XVI hizo una mención expresa a una red de comunión en su mensaje a la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2006: "Estoy seguro de que unos serios esfuerzos para promover estos tres pasos [formación, participación y diálogo], ayudarán a los medios a desarrollarse sólidamente como una 'red de comunicación, comunión y cooperación', ayudando a los hombres, mujeres y niños, a prestar más atención a la dignidad de la persona humana, a ser más responsables y abiertos a los otros, especialmente a los miembros más necesitados y débiles de la sociedad".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas han leído esta misma noticia. Sólo con tu ayuda podremos seguir adelante

DONA AHORA