Viernes, 24 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Ideas para centrarnos en la vida: más Dios, menos ansiedad

5 cosas clásicas y radicales que puedes hacer ya para aprovechar 2021 y que sea mejor

5 cosas clásicas y radicales que puedes hacer ya para aprovechar 2021 y que sea mejor
Gratitud por el pasado, entusiasmo en el presente, esperanza ante el futuro... buena mentalidad para 2021 --foto de Nathan McBride en Unsplash

ReL

Jenny Uebbing es una firma invitada en el digital hispano de la diócesis de Denver El Pueblo Católico que da 5 ideas para aprovechar 2021 si no las pusimos en marcha ya en el nefasto 2020.

A una amiga suya que fue a confesarse este año, el sacerdote le dijo: “Hagamos algo nuevo del 2020. Creemos algo nuevo en nuestras familias y en nuestros hogares para que en el futuro, dentro de unos años, podamos señalar el calendario y decir ‘oh, sí, el 2020, ese es el año en que comencé a rezar un rosario diario, ir a misa diaria, rezar en voz alta con mi cónyuge todos los días…’. Que el 2020 sea el punto de inflexión”.

Y lo que no pusimos en marcha en 2020, se puede poner en marcha en 2021 si nos lo proponemos y organizamos.

"El 2021 solo puede ser diferente si hago algo realmente diferente. Así que aquí comparto algunas ideas", señala Uebbing.

1. Deja de leer noticias todo el día

"Te está causando ansiedad y locura, ¡y eso es algo grandioso para las empresas de medios y sus resultados finales! Si tienes que consumir noticias, ya sea por trabajo o por una curiosidad personal (culpable), elige un horario fijo, como lo harías para una cita o reunión, pon una alarma en tu teléfono o calendario y limítate a una cantidad razonable de información. He oído decir, en forma de anécdota, que deberíamos pasar tantos minutos en oración como lo hacemos desplazándonos por nuestro newsfeed todos los días".

2. Lo que me lleva a… las redes sociales

"¿Realmente las necesitas? ¿De verdad, de verdad? Hace unos años leí un libro que me cambió la vida titulado “Deep Work” (“Trabajo profundo”) de Cal Newport, y cambió para siempre la forma en que pensaba en cómo pasar mi tiempo.

deep_work

El autor pide que nos preguntemos constantemente: “¿Estoy obteniendo algo significativo del tiempo que paso en estas aplicaciones… o están robando algo de mí?” Si eres honesto contigo mismo, como he tenido que serlo yo, sospecho que encontrarás pocas cosas que valga la pena salvar".

3. Prioriza la oración

"Si te levantas de la cama corriendo cuando lo hacen tus hijos, pon la alarma cinco minutos antes de la primera distracción. Si vas de camino al trabajo y escuchas la radio, intenta apartar 15 minutos de silencio. Es totalmente posible hacer la Lectio Divina con un niño pequeño en tus brazos o hacer una oración de meditación mientras estas en medio del tráfico. Es solo cuestión de ponernos en la presencia de Dios; Él hace el resto".

Una chica pasea entre árboles... buen momento para rezar

Imagen de Allef Vinicius en Unsplash

4. No descuides tu vocación principal

"Si el 2020 nos enseñó algo, es lo mucho que ocurre en la vida entre nuestras cuatro paredes. Las heridas que necesitaban sanar quedaron expuestas, muchas veces dolorosamente. Las roturas que necesitaban reparación se pusieron en primer plano. Las conversaciones que habíamos estado evitando por temor a un conflicto o por complacencia, de repente… sucedieron. Y sin importar cómo te hayas sentido, no es malo".

"Estamos aquí en la tierra para crecer en santidad y caridad a través de nuestras vocaciones: un camino específico y personal que nos lleva a Dios. La persona que prometiste amar y cuidar, los niños que estas criando juntos, son el camino y el medio por el cual llegaremos al cielo. O quizás no. Dios no me va a preguntar cuán limpios estaban mis pisos, pero creo que va a estirar el cuello y buscar a mi esposo e hijos, preguntándome si hice todo lo posible para acercarlos a él".

5. Elige la gratitud

" En tiempos de pobreza o abundancia…, al final lo único que realmente puedo controlar es mi propia actitud hacia la vida que se me ha entregado ese día. Y así, al final del día en nuestra familia, damos gracias, simple y específicamente, reconociendo que Dios es el dador de todos los buenos dones. ¿Y si las cosas no van bien? Pues, nos concentramos en la creencia de que “Él obra todas las cosas para bien de aquellos que lo aman”".

Jenny anima a recordar unas palabras de San Juan Pablo II: “Recuerda el pasado con gratitud. Vive el presente con entusiasmo. Ve hacia el futuro con confianza”."

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda