Sábado, 04 de diciembre de 2021

Religión en Libertad

Ha muerto el cardenal Husar: fue un niño refugiado y condujo la Iglesia ucraniana al caer la URSS

ReL

El cardenal Húsar ha muerto con 84 años... fue padre espiritual de buena parte del clero ucraniano
El cardenal Húsar ha muerto con 84 años... fue padre espiritual de buena parte del clero ucraniano
El pasado 31 de mayo murió a los 84 años el cardenal ucraniano Lubomyr Husar, que fue un niño refugiado en la Segudna Guerra Mundial, un emigrante en EEUU y un reconstructor de la Iglesia ucraniana tras la caída de la URSS.

En 1944 las tropas soviéticas iban retomando las poblaciones ucranianas a medida que se retiraban las alemanas. El pequeño Lubomyr Husar, que tenía 11 años, y sus padres, católicos de rito bizantino, huyeron como pudieron y llegaron a un campamento para refugiados de la guerra cerca de Salzburgo, en Austria. Después, en 1949, la familia consiguió llegar a Estados Unidos y eventualmente Lubomyr lograría la ciudadanía norteamericana. 

Con los ucranianos de EEUU
Estudió en los colegios eclesiales ucranianos en Estados Unidos, después en la Catholic University of America de Washington y en Fordham University en New York. A los 25 años fue ordenado sacerdote de la diócesis ucraniana grecocatólica de Stamford. Sirvió 11 años como profesor en el seminario ucraniano de EEUU y en las parroquias de inmigrantes. Después estudió en Roma y se sumó a la comunidad monástica ucraniana de los estuditas (de San Teodoro del Estudio).  

Fue ordenado obispo por el cardenal y líder de los católicos ucranianos Josyf Slipyj en 1977, cuando oficialmente, según el régimen soviético, esta iglesia no existía y todas sus propiedades habían sido confiscadas, y su clero deportado, encarcelado o exterminado. 

Padre espiritual del clero post-URSS
Cuando la URSS se hundió en 1991, pudo volver a su país y fue el director espiritual del seminario grecocatólico en Lviv, y el padre espiritual de la nueva hornada de sacerdotes que debían pastorear un país nuevo, desconcertado y complejo.

Los obispos grecocatólicos lo eligieron como exarca de Kiev en 1996 y poco después obispo ayudante del cardenal Lubachivsky en Lviv. Cuando murió Lubachivsky cuatro años después, el sínodo lo eligió para dirigir la Iglesia Católica Ucraniana de rito bizantino, la mayor de las iglesias católicas orientales. Juan Pablo II lo creó cardenal en 2001. 

Una época de cambios
En 2005 llevó la sede de la Iglesia de Lvov a Kiev, capital política del nuevo país, pese a las protestas de la jerarquía ortodoxa rusa. Hablaba cinco idiomas, aparecía en los medios de comunicación, publicaba sus ideas en un blog hasta su muerte.  

Austeridad en un país consumista
Predicaba la austeridad y la vida sencilla en una Ucrania que tras el comunismo se volcaba en el consumir, el aparentar y las riquezas materiales. Él, educado en EEUU; sabía que la opulencia material -que en realidad dejaba detrás a muchos pobres- era una antesala de la pobreza espiritual. Sus contactos en EEUU y con la diáspora ucraniana le permitían conseguir fondos para alimentar los seminarios de Ucrania, llenos de vocaciones, pero con pocos recursos. Había toda una Iglesia que reconstruir.

El recuerdo del Papa Francisco
En un telegrama dirigido a Sviatoslav Shevchuk, sucesor del cardenal Husar, el Papa Francisco recuerda su figura. "Recuerdo su tenaz fidelidad a Cristo, no obstante las privaciones y las persecuciones contra la Iglesia como también su fecunda actividad apostólica para favorecer la organización de los fieles greco-católicos descendientes de las familias trasladadas forzosamente desde Ucrania occidental, además de su esfuerzo para encontrar caminos siempre nuevos de diálogo y de colaboración con las Iglesias ortodoxas”.

116 cardenales electores
Con la muerte del cardenal Husar, el colegio cardenalicio resulta constituido ahora por 221 cardenales de los cuales 116 son electores y 105 no electores. Las cifras cambiarán el 28 de junio cuando Francisco cree cinco nuevos cardenales, incluyendo el de San Salvador y el de Barcelona. 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda