Martes, 24 de noviembre de 2020

Religión en Libertad

Prohibido el culto público en Inglaterra, Gales y Francia: protestan los obispos y piden acuerdos

Prohibido el culto público en Inglaterra, Gales y Francia: protestan los obispos y piden acuerdos
Misa en septiembre por la Virgen de Walsingham, en Londres... ahora, en noviembre, se prohíbe el culto con asistencia de fieles en Francia e Inglaterra; en Gales ya estaba suspendido

ReL

Si lo aprueba el Parlamento inglés, este jueves 5 de noviembre se empezarán a aplicar una serie de medidas de 4 semanas contra el coronavirus en el Reino Unido -donde ha causado ya 46.800 muertes- que incluye que "los lugares de culto estarán cerrados, a menos que se estén usando para: funerales, retransmitir actos de culto, oración individual, cuidado formal de niños o sean parte de una escuela, servicios esenciales de voluntariado, como bancos de alimentos o donación de sangre y otras actividades exentas como las de algunos grupos de apoyo" (parece referirse a Alcohólicos Anónimos o grupos similares).

No se permite, por lo tanto, abrir las iglesias y centros de culto para la eucaristía o el culto público en general.

Las bodas no se permitirán y los funerales se permiten con un máximo de 30 asistentes; en el cementerio y ritos de colocación de lápidas (o de esparcir cenizas, especifica la norma) se permiten hasta 15 personas, trabajadores no incluidos.

En Francia, donde el coronavirus ha causado ya 37.400 fallecidos, el Gobierno ha publicado un decreto el 29 de octubre decretando un nuevo confinamiento hasta el 1 de diciembre. Los establecimientos de culto "están autorizados a permanecer abiertos" pero "toda reunión en su interior está prohibida, excepto las ceremonias funerarias con un límite de 30 personas. Toda persona de 11 años o más ha de llevar máscara de protección en su interior" (aunque la norma especifica que se puede quitar momentáneamente para cumplir los ritos que lo requieran).

La norma francesa especifica que "el prefecto de departamento puede prohibir la entrada de público en los lugares de culto" si no ve que se garanticen estas normas.

Protesta de los obispos franceses

Los obispos franceses consideran desproporcionado impedir toda reunión en los centros de culto (incluyendo la Eucaristía con público) y van a presentar un recurso ante el Consejo de Estado. La norma, explican en una nota, “atenta contra la libertad de culto que es una de las libertades fundamentales de nuestro país”.

moulins

Éric de Moulins-Beaufort es el actual presidente de los obispos de Francia

“Mons. Éric de Moulins-Beaufort, después de consultar con todos los obispos de Francia reunidos en asamblea plenaria este lunes 2 de noviembre, considera desproporcionada la prohibición de celebrar la Misa y otros sacramentos en comunidad”, indica la nota, refiriéndose al presidente de la Conferencia Episcopal de Francia.

En su comunicado, los obispos de Francia recuerdan que “para los fieles estas celebraciones son vitales porque son encuentros con el Señor y todos los hermanos”. “Los fieles católicos están totalmente activos contra la epidemia y respetan el conjunto de medidas sanitarias que se aplican en el país desde el comienzo”, concluyen.

Protesta de los obispos británicos

La Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales ha pedido al Gobierno que modifique las medidas anunciadas y permita a los fieles asistir a las misas. “Es fuente de profunda angustia ahora que el Gobierno exige, una vez más, el cese del culto público comunitario. Si bien comprendemos las muchas decisiones difíciles que enfrenta el Gobierno, todavía no hemos visto ninguna prueba de que la prohibición del culto comunitario, con todos sus costos humanos, sea parte productiva de la lucha contra el virus. Solicitamos al Gobierno que presente esta prueba que justifique el cese de los actos de culto público”, exigieron los obispos en un comunicado publicado el mismo día del anuncio del Gobierno.

Los obispos recuerdan a las autoridades que las “comunidades religiosas han desempeñado un papel vital en el mantenimiento de la salud personal, espiritual y mental y en el fomento de actividades caritativas fundamentales, que apoyan a cientos de miles de personas en todos los sectores de la comunidad, especialmente a los más vulnerables” y que los servicios caritativos son “creados y sostenidos por el culto y la oración comunitaria”.

Los obispos también resaltan que en las parroquias se ha hecho mucho trabajo "para que nuestras iglesias sean lugares seguros en los que todos han podido reunirse de manera supervisada y disciplinada”.

Los obispos señalan al Gobierno que si no explica bien el por qué de sus medidas concretas "corre el riesgo de erosionar la unidad que necesitamos al entrar en un período muy difícil para nuestro país”.

Los obispos escriben a sus diputados locales

Los obispos piden a los parlamentarios que al considerar estas medidas "pueden plantear preguntas a nuestros miembros electos del Parlamento con respecto al cese del culto público comunitario. Están en condiciones de exigir al Gobierno que publique los datos que impulsan la decisión de cesar el culto público bajo estas restricciones”.

El obispo de Leeds, Marcus Stock, insistió en señalar en una carta pública que “no hay evidencia de que nuestras iglesias hayan contribuido de alguna manera al reciente aumento en la tasa de infecciones por COVID-19”.

El obispo de Portsmouth, Philip Egan, se dirigió "a los 34 diputados de nuestra diócesis, 31 de los cuales son conservadores, para pedirles que apoyen esta solicitud, cuando el tema se presente ante el Parlamento el miércoles”.

El obispo de Nottingham, Patrick McKinney, anunció en Twitter que él también escribió a los parlamentarios de su diócesis, pidiéndoles que resistieran al Gobierno ante esta prohibición.

Al contrario que en España, donde el confinamiento de marzo impidió el culto público pero mantuvo abiertas las iglesias para la oración privada, en Inglaterra el confinamiento de marzo cerró las iglesias por completo y sólo abrió a la oración privada el 15 de julio.

Actualmente el culto público ya está suspendido en Gales hasta el 9 de noviembre. En Escocia, por ahora, se mantiene el culto público.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA