Domingo, 21 de abril de 2024

Religión en Libertad

Atentado de Algeciras: Osoro y la Comisión Islámica piden unidad; la Justicia cita a 16 testigos

El secretario de la Comisión Islámica de España, Mohamed Ajana El Ouafi yel arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro.
El secretario de la Comisión Islámica de España, Mohamed Ajana El Ouafi yel arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, fueron las dos personalidades centrales del encuentro de la plataforma Pacto de Convivencia celebrado este 1 de febrero, una semana después del atentado de Algeciras.

J.M.C.

"El arte de convivir en paz" ha sido el lema sostenido por el arzobispo de Madrid, el cardenal Osoro, y la Comisión Islámica de España, representada por Mohamed Ajana El Ouafi, durante el acto de la plataforma Pacto de Convivencia celebrado este miércoles en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

El evento tiene lugar una semana después de que Yasin Kanja, un joven de nacionalidad marroquí, asesinase al sacristán de Algeciras Diego Valencia. También hirió a cuatro personas y causó desperfectos en dos de las tres iglesias que atacó al grito de "Alá es grande" y "tu religión no es la verdadera".

En el encuentro estuvieron presentes los representantes de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, Diaconía España, la Plataforma del Tercer Sector, o el Colegio de Psicología de Madrid, entre otros. 

"La unidad" y "sabernos hijos de Dios es lo fundamental"

Periodistas han preguntado al cardenal Osoro por una propuesta del partido Vox que pide el "cierre inmediato de todas las mezquitas que promueven el yihadismo". En respuesta, Osoro ha abogado "por el diálogo, que es lo fundamental" antes que cerrar nada, informa la Archidiócesis de Madrid.

"Este es un acto esencial, sabernos todos hermanos porque somos hijos de Dios es fundamental", expresó el cardenal.

El secretario de la Comisión Islámica de España, Mohamed El Ouafi, ha valorado el mensaje del cardenal como "muy loable". "Hay que alabarlo", dijo tras premiar el hecho de que la población no se ha fijado "en la supuesta religión" ni en el origen étnico del atacante.

Durante el encuentro, el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato, leyó un comunicado en el que se manifestaba el "dolor y solidaridad con la familia de Diego Valencia", el sacristán asesinado, así como el deseo de "una pronta recuperación" de los cuatro heridos durante el atentado. Asimismo, el Pacto por la Convivencia ha querido poner en valor su "compromiso" con la "la respuesta cívica frente a ataques como el sucedido en Algeciras". También ha llamado a la "prevención" de una presunta "proliferación de discursos de odio". 

Para el arzobispo de Madrid fue importante incidir en que, en lugar de un "nosotros contra ellos", debe prevalecer "una sociedad plural, unida y comprometida con el bien común" que "responde con firmeza ante la violencia, venga de donde venga". La reacción, opina, debe ser "la unidad democrática, inclusiva y pacífica", "fortalecer la convivencia" y dar "una respuesta que fortalezca los vínculos que nos unen en vez de estigmatizar".

Integrantes de la Plataforma Pacto por la Convivencia.

En el acto estuvieron presentes el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro; el secretario de la Comisión Islámica de España, Mohamed Ajana El Ouafi o el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato. Otras organizaciones integrantesdel Pacto de Convivencia son el Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid, la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, Diaconía España o el Colegio de Psicología de Madrid. 

Un examen psiquiátrico y citación de testigos

Mientras tanto, continúan las investigaciones y actuaciones legales sobre el agresor, que se encuentra en prisión preventiva y sin fianza después de que así lo dictaminase el juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea, que investiga el caso. También ha ordenado que se realice un examen psiquiátrico del detenido, Yasin Kanja, así como recabar el informe de la autopsia del sacristán asesinado y la citación de 16 personas como testigos.

Lo cierto es que, tras investigar al detenido -sobre el que pesaba una orden de expulsión durante los hechos- fuentes del Ministerio del Interior marroquí afirmaron que recibió tratamiento en un centro psiquiátrico de Tánger. Algo que para la policía española no tiene por qué invalidar la motivación yihadista de Kanja, existiendo otros detenidos por yihadismo en España con patologías similares.

En esta línea se ha expresado el juez Gadea. Tras tomarle declaración, Yasin Kanja admitió tener "plena conciencia" durante la perpetración del atentado, "definidos sus objetivos" y elegidas a sus víctimas "de forma deliberada". El mismo acusado e investigado por yihadismo reconoció que "su intención era matar a todos los sacerdotes que se encontraban en la iglesia".

Fuentes policiales informaron a La Vanguardia que Kanja admitió cometer el ataque "por imposición divina" y "en nombre de Dios".

Conforme pasan los días, comienzan a surgir iniciativas ciudadanas como las sugeridas por el Pacto por la Convivencia para la "prevención y la respuesta cívica" frente a posibles ataques. La última de ellas, recoge ABC, ha sido promovida por el exinspector jefe de la Policía Nacional en Valencia Ricardo Ferris, que instó a "crear grupos de voluntarios preparados para defender a nuestros fieles", alentando a que "avisen inmediatamente a la Policía ante la más mínima sospecha".

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda