Lunes, 26 de febrero de 2024

Religión en Libertad

También consolida su acción provida y asistencial, pero es el año que más sacerdotes se pierden

La Iglesia española enfrenta la pérdida de fieles con más educación, evangelización y sacramentos

Procesión del Corpus en España.
Como en todo Occidente, la Iglesia española se ve fuertemente afectada por la pérdida de fieles y la secularización: entre sus puntos fuertes recogidos en la memoria de actividades de 2022 se encuentran la educación, la asistencia provida y la nueva evangelización.

José María Carrera

La Iglesia española acaba de presentar su memoria anual de actividades correspondiente al año 2022. De los datos y parámetros de la misma se desprende su esfuerzo por hacer frente con menos recursos humanos -pero más materiales y económicos- a una mayor demanda espiritual y asistencial: hay menos sacerdotes, pero más sacramentos que hace un año.

De este modo, aunque se han celebrado un número similar de misas que hace un año y que hace una década-en torno a los 9,5 millones de misas-, el número de personas que las frecuenta ha bajado, pasando de los 8.260.000 fieles que acudían regularmente a misa en 2021 a poco más de ocho millones en 2022.

Los sacerdotes, extenuados: un cura celebra 600 misas al año

La principal conclusión es que se celebran el mismo número de misas, con menos sacerdotes y menos feligreses.

Y los sacerdotes más cansados. Principalmente porque tienen más trabajo y son menos: la memoria de 2022 cifra el total de sacerdotes en 15.669, 457 menos que en 2021 y unos 4.000 menos que hace diez años. Es el año que más sacerdotes "se pierden" en una década, lo que obliga a concentrar más la dedicación a los sacramentos y los fieles.

En 2012, cada sacerdote celebraba una media de 465 misas al año, pero diez años después, en 2022, la media supera las 600.

Memoria anual de actividades de la Iglesia católica en 2022.

 La memoria anual de actividades de 2022 da cuenta de las variaciones en sacerdotes, ministros y consagrados de la Iglesia católica, que amplían su labor al mismo tiempo que disminuyen en número.

Más bautizos, matrimonios y confirmaciones, menos comuniones

Según esta última memoria, el  67,2% de los españoles se consideran católicos.

Entre los más activos, están los 407.000 laicos que pertenecen a unos 80 movimientos o asociaciones de ámbito español.

En cuanto a la celebración de sacramentos, se ve un ligero crecimiento: hay casi medio millón de celebraciones sacramentales (entre bautizos, comuniones, confirmaciones, matrimonios y unción de enfermos), frente a las casi 489.000 de 2021.

En concreto solo se han reducido las primeras comuniones (171.000 en 2022 frente a 182.000 en 2021), mientras que han aumentado los bautizos, con más de 9.400 nuevos miembros de la Iglesia que el año previo y los matrimonios, con casi 9.500 nuevas uniones. Las confirmaciones y unciones de enfermos también superaron a las de 2021.

Memoria anual de actividades de la Iglesia en 2022.

La mayoría de sacramentos se incrementaron de 2021 a 2022, según los datos de la memoria anual de actividades de la Iglesia: tan solo las primeras comuniones disminuyeron, mientras que los matrimonios y bautismos se incrementaron notablemente.

Otro de los grandes incrementos de 2022 fue el del número de peregrinos inscritos al Camino de Santiago, con casi 440.000, frente a los 178.912 de 2021. Aunque se ve motivado al fin de las restricciones de la pandemia, se trata de una peregrinación en clara línea ascendente, pues hace una década los inscritos no alcanzaron los 350.000, lo que supone unos 90.000 peregrinos menos que en 2022.

En el ámbito del patrimonio cultural,  la Iglesia también ha incrementado sensiblemente su dedicación, invirtiendo más de 47 millones de euros en casi 500 proyectos construcción, conservación y rehabilitación.

Más anuncio y evangelización en el mundo

La Iglesia española también mantiene su compromiso con la difusión de las misiones a través del Fondo Nueva Evangelización, que apoya económicamente en la realización de proyectos pastorales y de evangelización en comunidades sin recursos de todo el mundo, especialmente en Hispanoamérica, África, Asia y el este europeo. Concretamente se han destinado 2,5 millones de euros de ayuda a 263 proyectos misioneros, frente a los 222 proyectos de 2021 o los 253 de 2012.

 En el caso del anuncio de la fe desde el ámbito educativo, el número de centros católicos se mantienen, superando el millón y medio de alumnos.

Menos colegios pero con más alumnos

Lo que cambia es la concentración: hace una década había unos 80 centros más que en 2022, pero ahora, siendo menos colegios, albergan a unos 70.000 alumnos más.

Disminuye el número de alumnos matriculados en clase de religión: con 3,1 millones, son unos 30.000 menos que en 2021, lo que también ha conllevado una reducción en el número de profesores de la asignatura.  

La educación concertada se mantiene como principal fuente de abastecimiento de la educación católica. En España son 2.402 de los 2.536 centros católicos, lo que equivale al 94%.

En cuanto a centros, se mantiene en cifras similares a 2021, así como en el ahorro aportado al Estado, con una cuantía levemente menor: en 2021 ahorró unos 4.350 millones de euros, mientras que en 2022 fueron 4.213 millones.

Los "números rojos" de la Iglesia no afectan en el ámbito de la educación superior. Las 17 universidades con que cuenta la Iglesia en España (dos más que en 2019 y 3 más que hace una década) acogieron a casi 139.000 alumnos en 2022, unos 8.000 más que en 2021.

En 2022, 10.147 misioneros y 463 familias en misión españolas difundieron el Evangelio en zonas de misión.

A modo de dato global, el informe calcula que la Iglesia Católica, a nivel mundial ha puesto en marcha casi 120.000 instituciones educativas (colegios, guarderías, etc...) y casi 27.000 centros sociales (desde dispensarios a servicios de acogida) en los últimos 25 años.

Defensa de la vida: se multiplican por 4 las mujeres ayudadas

Volviendo a España, el informe constata una línea ascendente en la defensa de la vida y la ayuda a la mujer embarazada, aunque en menor medida que en 2021: en 2022 fueron 75.000 las mujeres apoyadas por los 205 centros de ayuda a embarazadas de la Iglesia,  cifra muy superior a los 136 centros de hace una década, que acogían a 18.500 mujeres.

En cuanto a la acción caritativa y asistencial en España, la Iglesia ha apoyado en 2022 a cerca de 3,8 millones de personas a través de sus casi 8.800 centros asistenciales.

De todos ellos,  más de dos millones de personas han sido atendidas en los más de 6.000 centros para mitigar la pobreza, mientras que los centros para promover el trabajo han aumentado considerablemente respecto a 2021, con 386 centros y 155.000 beneficiarios.

La labor de la Iglesia también se lleva a cabo en casi un millar de sus centros socio-sanitarios, con un cómputo de más de un millón de beneficiarios a través de 59 hospitales, 56 ambulatorios y 877 casas para ancianos, enfermos crónicos y personas con discapacidad.

García Magán, en la presentación: "Nos sentimos orgullosos de nuestra fe"

La presentación de la memoria anual de Actividades de 2022 tuvo lugar este martes 19 de diciembre, en una gala presentada por María García, del equipo de prensa de la Conferencia Episcopal Española y Fran Otero, director de Revista Ecclesia. Intervino el presidente de los obispos españoles, Juan José Omella,el secretario general de la CEE, Francisco César García Magán y Ester Martín, directora de la Oficina de Transparencia.

García Magán dio las gracias a los "tantísimos laicos, comunidades parroquiales, cofradías y consagrados"  que proclaman "la Buena Nueva de la salvación de Jesús" por el mundo y que están detrás de los datos presentados en la memoria.

"Nos sentimos orgullosos de nuestra fe. Hay que decirlo con el realismo y la justicia que corresponde", mencionó antes de felicitar la navidad a los presentes.

También hubo tiempo para los testimonios, entre los que se encontró el de Belén Manrique, que fue misionera en Etiopía y Somalia y que actualmente se prepara estudiando Ciencias Religiosas para volver a la misión. También intervino José Manuel Llario, sacerdote de Miguel Turra (Ciudad Real), y Elisa Sánchez, religiosa hospitalaria, que representó la actividad evangelizadora de la Iglesia y explicó el carisma de su orden, la asistencia en el ámbito de la salud mental.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda