Jueves, 30 de mayo de 2024

Religión en Libertad

Madrid presenció una convocatoria multitudinaria, perfeccionada y «netamente joven»

Miles de asistentes al Rosario por la Juventud de España desafían al laicismo: «La llama sigue viva»

Rosario por la Juventud de España 2023.
Unas 3.000 personas asistieron a la tercera edición del Rosario por la Juventud de España, que contó con la presencia del cardenal Osoro (Fotos: J.M.C.).

José María Carrera

Menos de dos horas han sido necesarias para mostrar que la fe entre los jóvenes madrileños está muy viva… y que el laicismo parece estar en horas bajas. O que desde luego, no está en la calle: alegría, juventud, vivas a la Virgen y a "Cristo Rey" y ningún reproche fue el particular recibimiento de la capital a la tercera edición del Rosario por la Juventud de España, que coincidió con la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes. Una estampa que el arzobispo de Madrid, el cardenal Osoro, se encargó de confirmar con su presencia y aliento a fieles y organizadores con su bendición y una consigna, la de "dar testimonio público de nuestra fe".

Con estas palabras, el cardenal dio el pistoletazo de salida a una multitud de jóvenes que le rodeaban antes de impartir la bendición.

"La historia que estamos viviendo es un momento singular. Dios es necesario y ha de estar presente en nuestra vida" para "construir" Su "importante proyecto", afirmó el cardenal al destacar el "santo propósito" que congregó a miles de jóvenes y familias a su alrededor: "Queremos vivir no de cualquier palabra, sino de Tu palabra, de Tu vida, de Tu amor. Y queremos mostrarlo en esta tierra y en este mundo".

Emilio Esteban-Hanza, uno de los principales organizadores de este rosario público que aglutina el sentir de numerosas sensibilidades y movimientos de la Iglesia -Schoenstatt, Opus Dei, Adoración Nocturna, Camino Neocatecumenal, Instituto Cristo Rey o fieles de la Misa Tradicional, entre otros- repasó antes de comenzar los pilares del Rosario de la Juventud.

"Un modelo de sociedad en que Cristo reine"

Se refirió en primer lugar al enunciado por el cardenal de llevar a cabo "una manifestación pública de fe".

"La fe sin obras es una fe muerta y todo joven católico tiene el deber de dar testimonio público a través de su ejemplo de vida y de su piedad. Cuanto más secularizada está una sociedad, más importante es la presencia de símbolos religiosos en la vida pública que recuerden a todos el sentido trascendente de nuestras vidas y que estamos en este mundo con el objetivo de conquistar el Cielo", expresó.

Hanza también se refirió al "apostolado": "La fe crece dándola, no es un sálvese quien pueda, es un tesoro que no podemos reservar para nosotros mismos, sino que tenemos el deber de compartir y transmitir a todo aquel que nos rodea".

También citó al cardenal Sarah -"nada hay más poderoso que una persona rezando de rodillas"- para expresar que el Rosario por la Juventud aspira a colaborar en la construcción de "un modelo de sociedad en la que Cristo reine y en la que todos tratemos de ser dignos hijos de Dios".

Lanzó un último mensaje: "La fe católica está viva en nuestra sociedad y en Occidente, la llama sigue viva en nuestras almas y en la de millones de hermanos en la fe en todo el mundo. Vivir sin fe y sin sostener en una lucha continua la verdad no es vivir, sino ir tirando, y nosotros debemos vivir".

Osoro en la bendicion del rosario por la juventud.

El cardenal Osoro, segundos antes de impartir la bendición a los asistentes al Rosario por la Juventud de España. 

Peatones que se unen y bendiciones en la calle

A estas palabras le siguieron cerca de dos horas de oración y cánticos que sorprendieron a miles de peatones que paseaban por las calles o tomaban algo en una terraza. Una abrumadora mayoría de quienes se encontraban con la marea de jóvenes les respondía con simpatía, sonrisas y miradas de complicidad.

Los que se unían a la marcha de forma espontanea se contaban por decenas y cientos de flashes y smartphones trataban de inmortalizar una escena que, si todo sucede "Dios mediante" como dicen los organizadores, se repetirá cada año.

Tras superar las estrechas calles del centro de Madrid, la amplitud de una Gran Vía totalmente cortada en sentido descendente permitía a los sacerdotes comenzar a confesar e impartir la bendición a quien lo solicitaba en plena calle, mientras se iban haciendo visibles una multitud de banderas del Sagrado Corazón que la organización recomendó llevar.

rosario_juventud_i

Como posteriormente confirmaron varios voluntarios y asistentes al Rosario a Religión en Libertad, la experiencia va granjeando aprendizaje en los organizadores del Rosario por la Juventud. No en vano es su tercera edición y son conscientes de que con una afluencia masiva y en plena calle, la logística es crucial. Reparando la "novatada" de las dos ediciones previas, un amplio dispositivo de megafonía costeado por organizadores y donaciones de voluntarios ha permitido el rezo de los misterios de forma simultánea y acompasada de principio a fin.

¡Viva Cristo Rey!

Los cánticos también fueron una constante entre misterio y misterio, alternando las solemnes estrofas del Christus Vincit, con el épico Viva Cristo Rey o el María, mírame, entre otros.

El momento álgido de la jornada se desató precisamente al entonar el himno cristero en plena Gran Vía, ante el cual asistentes, religiosos y peatones respondían al grito de "Viva", seguidos de otros reclamos a la Virgen María, a la fe y a la "España católica".

La alegría, las miradas de complicidad entre asistentes, conductores de la acera contraria y los peatones, la devoción y la determinación de llevar la oración a las entrañas de la ciudad fueron una constante hasta la remodelada Plaza de España, que quedó abarrotada tras la llegada de la columna de jóvenes en oración.

Rosario_de_la_juventud_en_Plaza_de_Espana

"Lo que España necesita"

"Ha sido una pasada, es lo que necesita España a día de hoy. En muchos momentos parece que los jóvenes estamos dormidos, por eso viene muy bien avivar la fe, que al final son las raíces de España", comenta ilusionado a este medio Beltrán, un joven estudiante de ADE de poco más de veinte años.

Acompañado por un nutrido grupo de amigos que no superarían los 22 años de media, le secundaban al expresar que "muchas veces se olvida lo que supone ser español" y que "estar abanderados y liderados como tales por la fe católica es un privilegio del que tenemos que ser conscientes y vivirlo con muchísimo orgullo e ilusión". "Ese es el orgullo", remarca.

Preguntado por los problemas que a su juicio se ceban más en la situación de España, destaca "la falta de confianza en que Cristo vence", pero especialmente "en la vergüenza que frena a los jóvenes a la hora de lanzar el mensaje y de creérselo". "La fe y muestras de oración pública como estas", expresa convencido, "pueden arreglarlo por completo".

Jóvenes en el Rosario por la Juventud.

Beltrán, el tercero desde la izquierda, con su grupo de amigos, tras la llegada del Rosario por la Juventud a la Plaza de España. 

Una fe muy viva, y con reemplazo generacional

Aunque los organizadores del Rosario destacaron una presencia aún más "netamente joven" si cabe que en la anterior edición, decenas de religiosas de diversas órdenes constituyeron una parte destacada en la jornada.

Las Reparadoras de la Virgen de los Dolores, congregación dedicada a la reparación a través de la oración y a la asistencia de los más necesitados fueron solo un ejemplo.

Preguntadas por su impresión al ver a miles de jóvenes en oración, se mostraron "emocionadas". "Es ver que la fe en Dios está viva y que los jóvenes cogen el testigo de Jesucristo, del amor a la Virgen, y eso llena el corazón de alegría", expresó una de ellas, la hermana Marta.

"Hemos perdido el sentido y la presencia de Dios en nuestras vidas y cuando lo hacemos, todo se derrumba", añadió.

hermanas_reparadoras_rosario_juventud

¿Puede ser significativa la oración de los jóvenes de este sábado frente a esa pérdida de trascendencia? Para la religiosa, no solo es reseñable, sino también necesaria. "El Señor no quiere que vivamos nuestra fe escondidos en una cueva, si no que demos testimonio de ella con libertad", añade.

Otra reparadora, la hermana Ana, destacó la importancia de la coherencia. "Al igual que el mal ejemplo se transmite, el buen ejemplo también", explica. Ella observa que hoy día hay quienes "quieren quitar a Dios [de lo público] y que desaparezca", por eso es tan importante mostrar "que Dios está vivo, y que mucha gente ha dejado todo por seguirle", como también ellas hacen día a día.

Una semilla que va dando frutos 

Para la organización, lo vivido este sábado ha sido sin lugar a dudas "un éxito en la asistencia -se cifra en unas 3.000 personas-, en la organización y coordinación".

"Hemos mejorado notablemente la megafonía, se ha conseguido que llegue a toda la columna y una unidad importante en la oración", valora Emilio Esteban Hanza. También recogió la "gran devoción a la Virgen" que se mostró en el rosario, una "configuración más eminentemente joven" que en la anterior edición y agradeció especialmente la presencia del cardenal Osoro como muestra de un "apoyo de la Iglesia" que "siempre es necesario".

Calidad y cantidad se dieron la mano en esta nueva edición del Rosario de la Juventud. La organización no tiene tiempo que perder, y aseguran a Religión en Libertad que la preparación de la siguiente edición ya está en marcha.

Pero hoy toca celebrar y asentar conclusiones. Para Ricardo Martín de Almagro, otro miembro de la Asociación del Rosario por la Juventud de España, lo sucedido hoy "es un motivo para estar contentos y mirar con esperanza y alegría el futuro".

"Hay una nueva generación de católicos que son bastante conscientes de la importancia de su fe, del apostolado, de los símbolos y eso da esperanza. Es una semilla de la que el día de mañana irán surgiendo sus frutos", concluye.

El fin de semana de oración en las calles no concluye en Plaza de España. Este domingo está previsto el rezo del Rosario por España, que se viene rezando desde hace una década en las principales ciudades los días 12 de cada mes. Este domingo se prevé su rezo en más de 20 localidades de todo España, que puedes consultar aquí. En Madrid tendrá lugar en la Plaza de Colón a las 20:00 horas

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda