Martes, 02 de junio de 2020

Religión en Libertad

Una gran oportunidad para profundizar en el amor de Cristo por la humanidad

10 maneras en las que podemos acompañar a Jesús en su Pasión y que se pueden hacer en confinamiento

Con las iniciativas que propone el padre Broom se puede acompañar a Jesús estos días, ayudarlo a cargar la Cruz y ser conscientes del amor que tiene por cada uno
Con las iniciativas que propone el padre Broom se puede acompañar a Jesús estos días, ayudarlo a cargar la Cruz y ser conscientes del amor que tiene por cada uno

Javier Lozano / ReL

TAGS:

Estamos a la puerta del Triduo Pascual, de la Pasión, muerte y Resurrección de Cristo. Con medio mundo confinado en sus casas por la pandemia de coronavirus y buena parte de las iglesias cerradas este es un tiempo propicio para profundizar en la relación con Dios.

Precisamente, por la situación excepcional que se está viviendo es tiempo favorable para ver el amor que Jesús ha mostrado por la humanidad entregándose por completo hasta ser crucificado. Rezar, leer, meditar, contemplar sobre esto en esta Semana Santa puede ser una gran ayuda para entrar en el Misterio que la Iglesia celebra estos días.

Para ello, el padre Ed Broom, religioso oblato y gran divulgador de temas de espiritualidad, ofrece en Catholic Exchange diez maneras en las que se puede caminar cerca de Jesús durante su Pasión para así consolarlo y acompañarlo en esta Semana:

1. Lee la Pasión que narran los Evangelios

Una de las mejores formas, sino la mejor, de caminar con Jesús durante estos días es ir a las fuentes más auténticas para meditar y contemplar la Pasión. Se trata de los cuatro Evangelios: Mateo (capítulos 26 y 27), Marcos (capítulos 14 y 15),  Lucas (capítulos 22 y 23) y Juan (capítulos 18 y 19). Leer estos pasajes, meditarlos, reflexionarlos y rezar sobre ellos puede ayudar a comprender de una forma más clara el amor que Cristo tiene por cada uno.

la_pasion

2. Meditación a través del cine

Estos días son propicios para ver películas de contenido religioso, especialmente relacionados con Jesús. En los últimos años, numerosas familias han convertido en una tradición ver en Semana Santa La Pasión de Cristo dirigida por Mel Gibson. El padre Broom pide no verla como una mera producción de Hollywood, una película más, sino más bien “como una oración, como una contemplación, como una herramienta para caminar paso a paso con Jesús como lo hizo María, su Madre Dolorosa”.

3. Otra película: El Milagro de Marcelino Pan y Vino

La conmovedora película del Milagro de Marcelino definitivamente puede ayudar a entrar en la Pasión, el sufrimiento y la muerte de Jesús con el amor y el corazón de un niño. Jesús dijo: "Os aseguro que si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielo", (Mt. 18: 3). Por ello, este sacerdote invita a intentar hablar con Jesús de una manera sencilla e infantil. “Consuela a Jesús con tus palabras y tu presencia. Dale gracias a Jesús y dile desde lo más profundo de tu corazón cuánto deseas fervientemente amarlo más y más, consciente de cuánto te ama”, explica el padre Broom.

via-crucis

4. El Viacrucis

Una de las prácticas más eficaces de devoción y piedad durante siglos ha sido hacer, mejor dicho, rezar el Camino de la Cruz . Este sacerdote exhorta: “¡Camina con María y la Magdalena por la Vía Dolorosa que culmina en la Crucifixión de Jesús, a la que Él se sometió por amor a ti y amor a mí! ¡Qué precioso eres a los ojos de Jesús que sufrió toda su pasión y muerte por la salvación de tu alma inmortal!”.

5. Los cinco misterios dolorosos del Santísimo Rosario

Detente en cada uno de los misterios dolorosos para contemplarlos con gran profundidad, comenzando con la agonía de Jesús en el huerto, la flagelación en la columna, la coronación de espinas, en el camino a la cruz y por último siendo crucificado y muerto en el madero.

cristo

6. Medita las siete últimas expresiones de Jesús desde la cruz

El padre Broom recuerda el sermón del arzobispo Fulton J. Sheen, ahora en proceso de beatificación, en el que meditó sobre las siete últimas expresiones de Jesús desde la cruz. ¿Cuáles son?

- "Padre, perdónalos porque no saben lo que están haciendo". (Lucas 23, 34)

- "¡Tengo sed!" (Juan 19, 28)

- "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?" (Mt 27, 46)

- “Mujer, ahí tienes a tu hijo; ahí tienes a tu madre. (Jn.19, 26-27)

- "Te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso". (Lucas 23, 43)

- "En tus manos encomiendo mi espíritu". (Lucas 23, 46)

- "¡Todo está cumplido!" (Juan 14, 30)

Este sacerdote propone arrodillarse o sentarse ante un crucifijo y repetir lentamente estas siete frases, estas siete oraciones cortas. “Reza con ellas, llévalas al corazón; memorízalas; vívelas en tu vida”, afirma.

virgen

7. Medita y contempla los siete dolores de María

Entre los muchos títulos atribuidos a la Virgen María está el de Nuestra Señora de los Dolores. En esta devoción piadosa se han rezado y contemplado los Siete Dolores de María. San Juan Pablo II exhortaba a contemplar el rostro de Jesús a través de los ojos y el corazón de María. La Virgen sufrió en lo más profundo de su Inmaculado Corazón lo que Jesús padeció físicamente en su cuerpo. “Pasa un tiempo con Nuestra Señora de los Dolores y, a través de sus ojos y su corazón, contempla los sufrimientos y las penas de su Hijo Jesús”, afirma el Padre Broom. Estos son los siete dolores de María:

- La profecía de Simeón en el Templo. (Lucas 2, 34-35)

- La Huida de José, María y el Niño Jesús a Egipto. (Mt. 2, 13-18)

- La pérdida y el hallazgo del niño Jesús en el templo. (Lucas 2, 41-51)

- Jesús se encuentra con María en la Vía Dolorosa, en el camino del Calvario. (Cuarta estación de la cruz)

- Jesús es crucificado con María presente. (Juan 19: 16-37)

- El cuerpo crucificado de Jesús es bajado de la cruz y colocado en los brazos de María.

- El cuerpo crucificado de Jesús es tomado de los brazos de María para ser enterrado. (Juan 19, 38-42)

8. Contemplar a Jesús en la cruz: el crucifijo

“En el silencio de tu habitación –aconseja este religioso oblato- pasa un tiempo simplemente mirando a Jesús clavado en la cruz por amor a ti, a tu familia y a la salvación de tu alma. Entonces levántate y con amor, ternura y devoción besa las heridas en sus manos, besa las heridas en sus pies, besa la herida en su costado de donde fluyó Sangre y Agua. ¡Dile a Jesús cuánto lo amas y cómo deseas amarlo cada vez más cada día de tu vida!”.

cruz

9. Lee una buen texto

Hay muchos de la Pasión de Cristo. Pero uno digno de leer y meditar es la Pasión Dolorosa de Nuestro Señor Jesucristo de la Beata Ana Catalina Emmerich, mística que sufrió los estigmas, y que recibió las visiones sobre la vida de Cristo.

10. "Arrepiéntete y cree en la Buena Nueva" (Mc. 1, 15)

Esta fue la primera predicación de Jesús en su vida pública, las mismas palabras que el sacerdote pronunció el miércoles de ceniza al impartirla, y con las que se dio inicio a la Cuaresma.

“Todos estamos llamados diariamente a convertirnos del pecado. ¿Cómo? Jesús nos invita y nos reta a cambiar nuestra mentalidad, tener una nueva forma de pensar, sentir y actuar. Nuestra conversión diaria se produce a través de una firme determinación en las profundidades de nuestra alma para renunciar al pecado y contemplar e imitar a Jesús, quien es verdaderamente el Camino, la Verdad y la Vida”, recuerda este sacerdote.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA