Martes, 16 de abril de 2024

Religión en Libertad

Reseñamos «El Cielo no puede esperar», el documental del beato de 15 años

Carlo Acutis llega a los cines: amistad, pureza, simplicidad... Dios lo usa para alcanzar a muchos

Carlo Acutis hacia los 14 años
Carlo Acutis murió con 15 años, pero después su vida y fe tocó a multitud de personas de todas las edades

Pablo J. Ginés

Este viernes se estrena en unas 50 ciudades de España la película El Cielo no puede esperar, un documental espiritual sobre la figura del beato Carlo Acutis, que murió a los 15 años por enfermedad, en 2006.

A partir de los testimonios de personas impactadas por el joven beato, la mayoría después de su muerte, se explora el misterio de la santidad que Dios puede expresar a través de un adolescente normal del siglo XXI.

La película, de 78 minutos, cuenta con el guión y dirección del periodista José María Zavala, que ya nos presentó en libros y películas la figura de San Pío de Pietrelcina (con El misterio del Padre Pío, y los testimonios de Renacidos), además de la de Santa Teresa de Calcuta (Amanece en Calcuta).

En este proyecto ha colaborado toda su familia. Sus hijos Borja e Inés Zavala han explicado a ReL (aquí) los retos que vivieron como productores ejecutivos y la conexión que han sentido con el joven beato.

Vídeo de la canción oficial de la película sobre Carlo Acutis, con más de 600.000 visionados.

"Estoy destinado a morir", dice el muchacho

"Estoy destinado a morir", dice el joven Carlo mirando a cámara, con serenidad, al inicio de la película. Y, efectivamente, murió dos meses después. Su madre encontró ese vídeo en el ordenador después. Pero la película apenas se demora en la enfermedad y muerte de Acutis, prefiere centrarse en su forma de vivir y su efecto en los demás.

Antonia Salzano nos habla de su hijo. Quizá ya intuyó que moriría joven, piensa, porque en cierta ocasión le dijo: "Yo siempre seré joven". No hacía apenas planes de futuro, vivía el momento. En la enfermedad, ofreció sus sufrimientos por el Papa y por la Iglesia. Pero él ya hablaba de ser santo y trabajar por la santidad mucho antes de la enfermedad.

Cartel de El Cielo no Puede Esperar, película sobre el beato Carlo Acutis

Decía que quería ir al Cielo sin pasar por el Purgatorio, que vivir sin aprovechar para ser santo era una forma de desaprovechar lo que Dios nos daba. Para ir al Cielo, hablaba del Rosario como "mi escalera", y de la Eucaristía, como "una autopista". Incluso antes de enfermar tenía cierta sensación de urgencia, de que el mensaje de Dios es urgente.

Un modelo para adolescentes... y más

Carlo Acutis se ha hecho muy popular entre los catequistas de niños y adolescentes, necesitados de mostrar un joven de hoy como modelo. Este documental es demasiado largo para una sesión de catequesis, pero se puede mostrar por partes.

Lo que conectará más con los adolescentes serán las escenas de metraje real, que muestran que ya existen los santos grabados en vídeos, que no son sólo personajes de tiempos antiguos. Les puede hacer gracia ver su pasión por la informática, su intento de aprender a tocar el saxofón por sí solo, su trato cercano con los pobres, a los que llevaba comida o su saco de dormir. Y en los vídeos se le ve siempre sonriente.

Pero este documental en concreto hará más servicio a adultos de todas las edades, especialmente a través de los testimonios que nos muestra.

Conoceremos a un hombre que fue anticlerical durante 30 años, alejado de la fe, pero que en 2013 se sintió intrigado por Carlo, buscó su tumba y pasó por el confesionario.

También nos hablará una joven argentina, de simpatía arrolladora, seducida por la historia de Carlo, que lo ha difundido en redes y ha acudido a su intercesión.

Una escena con actor recrea a Carlo Acutis en adoración eucarística

Amistad y una pureza especial

Isaac, un seminarista español, es capaz de delimitar muy bien su figura. "No puedes leer sus obras completas, no las tiene, murió con 15 años. Pero en su vida hay algo de infinitud. Carlo es como un amigo íntimo", detalla. "Carlo es santo por lo que vivía con Jesús. Tenía defectos y nos los cuenta. Pero dentro de su normalidad tiene una perfección, una pureza especial".

Los temas que surgen una y otra vez son los de amistad y sencillez, transparencia. Es quizá algo que anhela esta generación de apariencias, pantallas, de cientos de contactos en whatsapp o Instagram pero casi sin amigos reales con los que hablar sinceramente.

Muchos han tenido la sensación de hablar con Carlo Acutis como con un amigo cercano en el Cielo.

Emociona especialmente el testimonio de Walter Gómez, que fue víctima de abusos. Le consuela la escena del Viacrucis en la que despojan a Jesús de sus vestiduras. "Jesús también fue abusado y humillado, él nos entiende", explica. En un entorno de afectos heridos y de adicción a la pornografía, él vio en Carlo Acutis un amigo santo, cercano, desinteresado. Amistad pura, sin las dobleces del aparentar o el competir. Quizá esa es su gran fuerza.

Hay además dos historias de enfermos que acudieron a su intercesión celestial. Uno se curó por completo. El otro pasó 22 días en coma por covid. Le quedan secuelas importantes, limitadoras, pero emociona al espectador explicando que hoy vive más feliz y más cerca de Dios, y que lo agradece al joven italiano. "Su biografía es un máster de cristiandad", afirma.

Un momento del rodaje con escenas de recreación de El Cielo No Puede Esperar

Donde Francisco de Asís se despojó de sus ropas

Vemos en el documental a los peregrinos de todo tipo que acuden al templo donde San Francisco de Asís se despojó de sus ropas y se las dio a su padre. De nuevo, esa alusión a la simplicidad ante Dios.

Allí descansa, visible, el cuerpo de Carlo Acutis y los peregrinos piden su intercesión, frotan sus reliquias. La película remarca su conexión franciscana a través de la ciudad de Asís y de su estilo alegre. La madre de Carlo fue bautizada de bebé por el Padre Pío, y destaca también esa conexión.

También echamos un vistazo a la exposición itinerante que Carlo preparó sobre milagros eucarísticos, que ha visitado, en diversas versiones, miles de parroquias. Su promotora en España explica sus frutos: gente que se confiesa después de muchos años, personas que pasan a creer en la Presencia real...

Jesús en el desierto, en la película sobre Carlo Acutis, El Cielo no puede esperar

Remitir a lo que Dios hace

La película utiliza a veces recreaciones de escenas icónicas en el pasado de Carlo, como cuando se paraba a hablar con pobres, o cuando rezaba ante el Santísimo. También hay un par de escenas que recrean a Jesús, cuerpo completo, orando en el desierto, que nos remiten al motor detrás de Carlo. Porque a través de los testimonios, lo que vemos es que la historia detrás de Carlo no es Carlo, sino lo que Dios hace a través de Carlo, incluso años después de su muerte.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda