Lunes, 26 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Blog

Siete mártires rumanos

por Mientras el mundo gira

El Papa acaba de aprobar la publicación de los decretos sobre causas de beatificación en los que se incluye el reconocimiento del martirio de siete obispos de la Iglesia greco-católica rumana, asesinados por odio a la fe en la Rumania comunista entre 1950 y 1970, después de que se hubiera prohibido el culto greco-católico (lo que provocó que muchos sacerdotes abandonaran la comunión con Roma y se pasaran a la iglesia ortodoxa para escapar a la persecución).

Estos son los siete mártires:

Vasile Aftenie, obispo auxiliar del metropolitano de la Iglesia greco-católica rumana. Arrestado el 28 de octubre de 1948 por su fidelidad a Roma, fue torturado, mutilado y luego asesinado el 10 de mayo de 1950. Como era demasiado alto para usar la caja usada como ataúd, le cortaron los pies. En su tumba solo permitieron que apareciera la siguiente inscripción: "V.A. 1950".

Ioan Bălan, Rector de la Academia Teológica de Blaj y luego Obispo de Lugoj. Al negarse a convertirse en ortodoxo, es recluido en varios monasterios ortodoxos donde termina gravemente enfermo. Murió en el hospital de Bucarest sin llegar a ser juzgado.

Tit-Liviu Chinezu, hijo de sacerdote, doctor en teología, arrestado en 1948, ordenado en secreto en diciembre de 1949 por obispos encarcelados, nunca fue juzgado y murió de frío en prisión en 1955.

Alexandru Rusu, rector de la academia de teología de Blaj, senador en el Parlamento rumano, obispo de la nueva diócesis de Maramureş, elegido metropolitano de la Iglesia católica griega en 1946, aunque no fue reconocido por el gobierno (no habrá metropolitano reconocido hasta 1990). Detenido en octubre de 1948, fue rodando por diferentes cárceles y monasterios ortodoxos hasta que, finalmente, murió en la cárcel en 1963. Fue enterrado en el cementerio de presos políticos, que luego fue convertido en campo de cultivo.

Ioan Suciu, obispo auxiliar de Oradea-Mare y luego administrador apostólico de la Diócesis de Blaj; fue arrestado en octubre de 1948 y murió de hambre en junio de 1953.

Valeriu-Traian Frentiu, hijo de sacerdote, obispo de Lugoj, luego de Oradea, y más tarde administrador apostólico de la archidiócesis de Alba Iulia y Fagaras durante la guerra, antes de regresar de nuevo a Oradea. Fue arrestado en octubre de 1948 y murió en prisión en 1952.

Iuliu Hossu, obispo de Gherla y administrador apostólico de Maramureş y Oradea Mare. El 1 de octubre de 1948, 36 sacerdotes griegos-católicos reunidos en Cluj por el poder comunista firman su adhesión a la Iglesia ortodoxa. El mismo día, el obispo Hossu firma un decreto declarando la excomunión de estos sacerdotes. Detenido, es encarcelado y enviado a un monasterio ortodoxo. Murió en 1970. Pablo VI lo había creado cardenal in pectore el año anterior.

Que su testimonio de fe y fidelidad nos ayude a mentenernos fieles en estos tiempos difíciles.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA