Jueves, 23 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Blog

Retorno al orden

Retorno al orden
Iglesia de Santa María de Caná, en Pozuelo de Alarcón (Madrid) | smcana.org

La necesaria batalla contrarrevolucionaria, cuyo sentido requiere que sea tanto cultural como espiritual, requiere que reflexionemos sobre el devenir de las cosas y otras cosas que pudieran concernir o corresponder.

No es cuestión de estar en una continua fase de negación relativización de las cosas. Que tratemos de pensar por nosotros mismos y de tener un espíritu crítico y honesto no nos puede llevar a abstenernos de indagar en la verdad.

Dicho esto, en lo que concierna a este artículo, he de decir que no pasa nada si tenemos que observar lo que se gesta o se gestase en otras sociedades cultural y espiritualmente cristianas. Un ejemplo de ello es la originaria sociedad de los Estados Unidos de América, donde se marcó, en cierta medida, una evidente huella hispana.

Es por ello por lo que se hará una breve reseña sobre el libro Retorno al orden, recientemente publicado en español, cuyo autor, John Horvat II, es el vicepresidente de la rama norteamericana/estadounidense de la asociación católica Tradición, Familia y Propiedad (TFP), fundada por el profesor brasileño Plinio Correa de Oliveira.

El ejemplo americano de la máxima de una sociedad fuerte

Sobre todo en el área geográfica de la antigua Dixie, brilla aún una mentalidad característica por el individualismo bien entendido y la responsabilidad frente al paternalismo que ha impregnado, para mal, buena parte de las conciencias de los europeos, que salvo excepciones, están en una progresiva tendencia nihilista.

Pese a lo que se trata por parte de los movimientos de las actuales fases revolucionarias y al avance del respaldo entre los más jóvenes del socialismo, en Estados Unidos ha estado muy mal visto negar con beligerancia a Dios mientras que, por otro lado, ha habido una preferencia mayor por la no injerencia político-económica del demoníaco estatalismo.

Puede hablarse de un "modelo" u "estilo de vida americano". En el libro a reseñar, Horvat apunta que la resistencia de este modelo habría tenido como punto fuerte la combinación de la libertad para la consecución de la felicidad y la fuerte cooperación entre las familias y otros cuerpos sociales e intermedios.

A su vez, manifiesta un agradecimiento explícito en cierto modo a la existencia de un sistema político que respete la propiedad y la libertad de empresa, dado que han sido factores clave para el dinamismo y la prosperidad de los norteamericanos (otrora, se encabezaba los rankings de libertad económica en el mundo).

Una crítica no desorientada de la intemperancia frenética

En ocasiones, hay malas interpretaciones de textos religiosos y de evidentes cánones morales que ponen en riesgo el orden espontáneo que permite a una sociedad satisfacer sus necesidades económicas por medio de intercambios naturales así como la propiedad privada, que en absoluto es un fruto del iuspositivismo imperante.

Pero es que es perfectamente posible criticar ciertas señales de la actual crisis de valores, en la que influye en cierta medida la posmodernidad, sin caer en trampas de desconfianza que solo beneficiarán, directa o indirectamente, a los ejecutores de la Revolución, a sus ideologías pecaminosas (socialismo).

En el ensayo en cuestión, Horvat señala que nos enfrentamos, precisamente, a un problema de "intemperancia frenética", a lo cual se refiere como un problema que más bien es "moral y psicológico", intrínseco al "alma del hombre moderno", manifestada en varias partes, en distintos grados.

Continúa el autor, apuntando que «opera en entornos que ni incluyen a todas las grandes corporaciones ni excluyen a todas las pequeñas corporaciones. Ni es la riqueza su característica definitoria ya que su incansable espíritu puede existir tanto en un pequeño comerciante como en un multibillonario». 

Así pues, podemos hablar de pasiones desordenadas y de un afán de desprecio a la regla, la norma y el autocontrol per se (nada que ver con la artificiosidad iusopositivista estatista). Sí, incentivadas por las ideologías del marxismo cultural y, a decir verdad, por el Bienestar del Estado.

Mucho se puede decir, pero podemos caracterizarla por el cortoplacismo absoluto, la irresponsabilidad que nos lleva a la pretensión de consecución de utopía o a querer vivir por encima de nuestras posibilidades, o a la subversión de la libertad de mercado, de lo que Mises consideraba como "democracia económica".

Nada de esto tiene que ver con el "capitalismo, el ahorro y el trabajo duro", como diría el profesor y politólogo Miguel Anxo Bastos, sino, más bien, hablando de política, con políticas socialistas como el endeudicidio, la cultura del subsidio (esclavitud moderna) y la especulación manifestada en creación de crédito artificial y expolios fiscales masivos.

Con todo ello, prefiero no enrollarme más sobre lo que ya está escrito, pero, para finalizar, creo que el libro ayuda a entender la importancia de un buen orden moral (responsable, no hedonista...) para que exista una sociedad fuerte, libre y próspera, que no se vea estrangulada por lo que algunos denominan Estado moderno.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda