Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

¡Cuidado con el Atrapasueños que es Nueva Era!!!

por Convertidos Católicos


En este artículo deseo hablarles de un objeto que suele estar de moda sobretodo en los jóvenes pero que lamentablemente tiene relación con la Nueva era y se trata de los "Atrapasueños”. Originalmente era un amuleto Ojibwa destinado a prevenir pesadillas en los niños por ello se colocaba sobre las camas donde se acostaban los mismo. Se creía que con este objeto el niño ya no tendría pesadillas, y podría dormir feliz. Para este pueblo los sueños tenían un papel muy importante y fuertemente natural. También a muchos animales les atribuyen funciones espirituales y creen en rituales de sanación a través de cosas naturales.

Podemos describir un atrapasueños como un aro colgante de madera sobre el que se teje una red en forma de tela de araña y adornada con plumas y piedras. Este es fabricado de manera artesanal y la suelen ofrecer muchas tiendas, sobretodo aquellas de ayuda espiritual o exotérica, aunque también los distribuyen algunas comunidades hippies.

¿Por qué tiene relación con la New age?

Todo esto estaría muy bien sino tuviera un trasfondo de elemento protector o de superstición. Ya que al ponerlo encima de la cama para que proteja a nuestro hijo de tener malos sueños es atribuirle magia a un objeto, y eso es ya parte de la superstición y por tanto entraría dentro del campo de la Nueva Era. Esto nos lleva a los cristianos a olvidar el papel que debe jugar Dios en nuestras vidas, Él es el único que puede y debe protegernos de todo mal.

Como católicos debemos saber y conocer que enseña el catecismo sobre las supersticiones:

2110 El primer mandamiento prohíbe honrar a dioses distintos del Único Señor que se ha revelado a su pueblo. Proscribe la superstición y la irreligión. La superstición representa en cierta manera una perversión, por exceso, de la religión. La irreligión es un vicio opuesto por defecto a la virtud de la religión.

La superstición
2111 La superstición es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone. Puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, por ejemplo, cuando se atribuye una importancia, de algún modo, mágica a ciertas prácticas, por otra parte, legítimas o necesarias. Atribuir su eficacia a la sola materialidad de las oraciones o de los signos sacramentales, prescindiendo de las disposiciones interiores que exigen, es caer en la superstición (cf Mt 23, 16-22).

Es decir que la superstición es un pecado contra el primer mandamiento de la ley de Dios, porque ponemos en primer lugar a un objeto con atribuciones mágicas en vez de a nuestro Señor. Ya encontramos en los primeros siglos condenas por parte de la Iglesia a quienes usaran amuletos como mágicos o supersticiosos:  el Concilio de Laodicea, en el siglo IV, después de prohibirle al clero la práctica de la hechicería, la magia y la fabricación de amuletos, decidió que los que usasen amuletos serían excomulgados. Epifanio (Expositio fidei Catholicæ, c. 24). San Juan Crisóstomo, predicando en Antioquía, denunció los amuletos, comunes entre los miembros de sus comunidades, como una especie de idolatría. 

¿Qué nos dice la Biblia sobre todo esto?

Basta con estas dos citas para demostrar como todas estas prácticas mágicas, de adivinación son condenadas por Dios:

y di: Así ha dicho el Señor: !!Ay de aquellas que cosen vendas mágicas para todas las manos, y hacen velos mágicos para la cabeza de toda edad, para cazar las almas! ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida? Ezequiel 13,18

Y pasó a su hijo por fuego, y se dio a observar los tiempos, y fue agorero, e instituyó encantadores y adivinos, multiplicando así el hacer lo malo ante los ojos de Yavhe para provocarlo a ira.2 reyes 21,6

Asimismo barrió Josías a los encantadores, adivinos y terafines, y todas las abominaciones que se veían en la tierra de Judá y en Jerusalén, para cumplir las palabras de la ley que estaban escritas en el libro que el sacerdote Hilcías había hallado en la casa de Yavhe .”
2Reyes 23:24

Los encantadores, son aquellos que usan objetos encantados o relacionados con la magia, lo mismo pasa con vendas mágicas que se vendían a los ignorantes para aprovecharse de ellos, y asi “cazaban sus almas”, es decir ganarles para su partido, por un poco de alimento.

En 1 Reyes 18: 20-40, Elías hizo todo lo posible para mostrar la necedad de las creencias supersticiosas. Él desafió a los sacerdotes de Baal a un enfrentamiento, su dios contra el Dios de Israel. Cuando su dios inexistente no actuó, Elias incluso se burló de ellos: "Llama con voz fuerte, porque él es un dios, o bien está ocupado o se ha ido, o está en un viaje, o tal vez está dormido y necesita ser despertado "(1 Reyes 18:27). Dios actuó (1 Reyes 18:38), mostrando a los israelitas cuán necios eran por sus creencias supersticiosas.
 
Además sabemos por las Sagradas Escrituras que el cristiano debe poner toda su fe y confianza en Dios, por ello:

En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo tú, Yavhe, me haces vivir confiado.
Salmo 4,8

¿Y si sólo lo uso de decoración tiene algo de malo?

Los atrapasueños suelen ser también usados como símbolos por grupos de boy scouts y cada vez más en la decoración del hogar. Sin embargo, como católicos debemos saber que, aunque no lo utilicemos como un elemento propiamente exotérico, podríamos si estar dando un mal ejemplo por usar adornos paganos (como aquellos que decoran su casa con budas, espejos hindúes, talismanes, etc.) y de ese modo crear confusión en otros católicos menos formados que sí podrían creer en todos esos poderes.
 
Jesús&Yasmín
 
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA