Sábado, 15 de agosto de 2020

Religión en Libertad

Blog

El hombre veraz sobre el Secreto de Fátima

por Oro Fino

El padre Ingo Dollinger, hijo espiritual del Padre Pío y uno de los protagonistas de mi libro El secreto mejor guardado de Fátima, convertido ya en el fenómeno editorial de espiritualidad del año en España, falleció el domingo pasado en Alemania a los 88 años de edad. Y no rindió su alma ante el Altísimo en un día cualquiera, sino en la festividad de la Santísima Trinidad nada menos, tras recibir la Sagrada Comunión y la Unción de Enfermos.

Dollinger se convirtió, sin quererlo, en noticia de primera página al desvelar que su amigo del alma Benedicto XVI le aseguró que el Tercer Secreto de Fátima no había sido revelado en su totalidad.

Le faltó tiempo a la Oficina de Prensa del Vaticano, dirigida entonces por Federico Lombardi, para desmentir sus palabras. La nota de prensa atribuía a Benedicto XVI, inmerso en su retiro voluntario en el monasterio de clausura Mater Ecclesiae, situado en el interior del Vaticano, unas declaraciones en las que calificaba de “puras invenciones” los rumores sobre la existencia de una parte del Secreto no revelada.

El Papa emérito aseveraba, según el comunicado, que “la publicación del Tercer Secreto de Fátima es completa”. El Vaticano trataba así de salir al paso de un artículo publicado por la doctora alemana en Historia y Literatura francesa, Maike Hickson, en el cual recogía la explosiva conversación telefónica que ella mantuvo con su paisano sacerdote Ingo Dollinger, gran amigo de Benedicto XVI durante muchos años.

El padre Dollinger le confirmó inopinadamente a su interlocutora los siguientes hechos, los cuales plasmaba ella así en su artículo recogido en el portal One Peter Five:

“No mucho tiempo después de la publicación del Tercer Secreto de Fátima –escribía Hickson-, en junio de 2000, por la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Joseph Ratzinger le aseguró al padre Dollinger durante una conversación personal ¡que todavía hay una parte del Tercer Secreto que no se ha publicado! “Hay más de lo que hemos publicado”, manifestó Ratzinger.

“También le dijo a Dollinger que la parte publicada del Secreto es auténtica y que la parte no publicada del Secreto habla de “un mal Concilio y una mala Misa” que habrían de venir en un futuro próximo.

“El padre Dollinger me dio permiso para publicar estos hechos en esta fiesta del Espíritu Santo y me dio su bendición”.  

Advirtamos que la credibilidad del padre Dollinger estaba fuera de toda duda. Ordenado sacerdote en 1954, fue secretario durante muchos años del Obispo de Augsburgo, Josef Stimpfle. Participó también en los debates de la Conferencia Episcopal alemana sobre la masonería, celebrados en la década de los años setenta, tras los cuales se declaró que aquella secta era incompatible con la fe católica.

Más tarde, fue profesor de Teología Moral en el Seminario de la Orden de los Canónigos Regulares de la Santa Cruz, perteneciente al Opus Angelorum. Y lo más importante de todo: Dollinger era hijo espiritual de San Pío de Pietrelcina, a quien tuvo como confesor durante más de diez años.

¿Un hombre así, sumido además en su ancianidad y físicamente tan delicado, iba a ser capaz de hacer esas declaraciones a la doctora Maike Hickson sobre un asunto de tanta trascendencia como el Tercer Secreto de Fátima, comprometiendo además a su amigo del alma Benedicto XVI, si era todo una burda mentira?

Por si fuera poco, recientemente el editor de la página web católica alemana Katholisches.infoGiuseppe Nardi, daba fe de cómo el 17 de enero de 2017 un íntimo amigo del padre Dollinger, de nombre Gottfried Kiniger, le dijo textualmente:

“No recuerdo la fecha exacta, pero aun así era en el año 2000, estoy seguro de eso. Todavía me acuerdo de la conferencia de prensa [sobre la publicación del Tercer Secreto de Fátima] en Roma, que se televisó. En el otoño, visité de nuevo, como siempre, a Dollinger, a quien tengo por amigo desde hace muchos años. En aquella ocasión me habló de su encuentro con el cardenal Ratzinger –entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe- poco después de la rueda de prensa [de junio de 2000]. Incluso después concelebró con él, cosa que por lo general Dollinger no hace, pero Ratzinger le había invitado a hacerlo. Después de la celebración de la Misa, Dollinger habló con el cardenal y sacó el tema de Fátima y del Tercer Secreto. Ratzinger le dijo: “Lo que hemos publicado no es todo el secreto” [Was wir veröffentlicht haben, ist nicht das ganze Geheimmis]. En la sacristía también estaban presentes otros sacerdotes, algunos de ellos de alto rango, a quienes el cardenal tuvo que atender de forma intermitente. Pero pronto volvió a Dollinger y le dijo: “Nos dieron instrucciones para hacerlo” [no publicarlo] [Es ist uns so aufgetragen worden].

Más claro, agua…

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA