Jueves, 08 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Saborear el amor. Comentario para Matrimonios: Mateo 25, 1-13

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 25, 1-13

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:
«El reino de los cielos se parece a diez vírgenes que tomaron sus lámparas y salieron a encuentro del esposo.
Cinco de ellas eran necias y cinco eran prudentes.
Las necias, al tomar las lámparas, no se proveyeron de aceite; en cambio, las prudentes se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas.
El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron.
A medianoche se oyó una voz:
“¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!”.
Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas.
Y las necias dijeron a las sensatas:
"Dadnos de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas".
Pero las prudentes contestaron:
"Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis".
Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta.
Más tarde llegaron también las otras vírgenes, diciendo:
"Señor, señor, ábrenos".
Pero él respondió:
"En verdad os digo que no os conozco".
Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Saborear el amor.

No es lo mismo ser listillo que poseer el don de la sabiduría de Dios. El esposo listillo mira para sí, es egoísta, es oportunista y se aprovecha de su esposa y si puede, de otras mujeres. El esposo que posee el don de la sabiduría quiere el bien de su esposa e hijos por encima de todo, incluso de sí mismo. Eso le lleva a disfrutar entregándose por ellos y a darles lo más grande que tiene: Su fe. Necedad para los listillos, pero el esposo sabio ha sabido construir una relación de amor más fuerte que la muerte.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juan: Hoy hace años de la muerte de Carolina. Mi esposa era santa, creo yo.
Alicia: ¿Por qué lo dices?
Juan: Porque yo sé lo que mi esposa amaba a Dios, cómo confiaba en Él en todo lo que acontecía, porque se sabía amada por Él. Todo ese amor del que se iba llenando, lo volcaba sobre mí, y cada vez me amaba más y mejor. Yo notaba cómo iba superando sus dificultades por amor a mí.
Alicia: Sí, sólo Dios es Santo. Sólo Él hace a los santos. Y sólo Él nos enseña a amar de verdad.
Juan: Entiendo que será Dios quien la juzgue, pero si yo que era su esposo y la conocía perfectamente la veo así, como alguien que ha sabido saborear el amor de Dios ¿No la verá Dios incluso mejor que yo?

Madre,

Quiero agradar a Dios con mi vida. Sólo tengo esta oportunidad para hacerlo. Quiero que Él se sienta a gusto dentro de mí, que mi corazón sea su consuelo. Alabado sea el Señor por siempre.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda