Viernes, 23 de octubre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Visitar a los Enfermos

   Comenzamos hoy una serie de artículos sobre las obras de misericordia. Se nos puede pasar este Año de la Misericordia, hablando o escribiendo sobre la misma y no haber aterrizado en la arena de quien las necesita. Intentaremos dar sugerencias.
   Cuando visito una librería religiosa y contemplo la cantidad de libros sobre la misericordia, con el aliciente de involucrar al papa francisco en muchos de esos títulos tengo la impresión de estar ante un mercado de la misericordia. Vaya negocio.
   Para la confección de estos artículos he tenido presente el librito del Padre Juan Carlos Martos: “Dios no es un “”Spray”. Las Obras de Misericordia, propuestasde Amor Concreto”. Es un librito de 98 páginas, muy fácil de leer.Me ha hecho bien. Os puede hacer bien.
   Las obras de misericordia corporales se encuentran el capítulo 25 de San Mateo. Se agregó enterrar a los muertos.
   Desde la experiencia de haber estado 22 veces den el quirófano, os puedo asegurar que esta obra de misericordia es magnífica. No molestéis al enfermo los primeros días si la intervención ha sido importante o la enfermedad delicada; el enfermo necesita reposo. Luego es distinto. Y como las enfermedades afectan a las familias, en los primeros compases es bueno informarse a través de ellos.
   Es una obra de misericordia que está al alcance de todos. En la propia casa, en la del vecino, de amigos, hospitales, casas de ancianos…
   La habitación de un enfermo tiene una atmósfera sagrada. Allí ha descubierto siempre la piedad cristiana la presencia de Jesús. Cuando la enfermedad está avanzada es bueno cogerles de la mano. Les d confianza en esos momentos difíciles.
   Lo está pasando mal; siente molestias, depende de los otros, piensa que es una carga. No le contemos nuestras propias goteras. Ne necesita desahogarse él. Déjale habar. En el modo de cuidar a los enfermos se muestra la clase de persona que somos y la sociedad a la que pertenecemos.
   El papa Francisco nos impulsa a salir a las periferias existenciales concretas; esta es una de ellas. Siempre a mano.
   Al visitar a un enfermo, intentemos penetrar en su interior con una mirada sencilla y cariñosa. No apartemos nuestra mirada del enfermo, pensando que ya le conocemos bien. Cada persona y en cada situación lleva un misterio insondable.
   Cuando conocemos que la enfermedad es grave, no podemos entretenerlos. Tienen derecho a la verdad que seguramente siente ellos en su corazón y no la expresan por miedo a causar dolor a sus familiares y amigos. En cuanto de nosotros dependa, no olvidemos que reciban los sacramentos de estas horas últimas. “¿Está enfermo alguno de vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que recen por él y lo unjan con óleo en el nombre del Señor”. (St 5, 14)
   Es bueno crear el hábito de visitar  a los enfermos. La misericordia es doblemente valiosa cuando se convierte en fidelidad. El regalo mejor es nuestra presencia.
  Especial atención necesitan los enfermos psíquicos. Cristo Señor es tapiador de brechas cuando cura males corporales y restaurador de casas en ruinas cuando sana el corazón. La de cuerpo es curable, la del corazón mata aunque luzca un cuerpo orondo. Los cuerpos sanados por Jesús no llegarían a los mil. Millones de corazones ha sanado por la acción salvadora de Jesús en el Confesonario. Es cirujano del corazón. Si nos dejamos sanar, muchos se sanarán con nosotros. Nuestro corazón sanado se adentrará en el suyo traspasado.
   “Cuántas veces vemos llegar al trabajo a un hombre o a una mujer con la cara cansada.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA