Miércoles, 01 de diciembre de 2021

Religión en Libertad

Blog

Del extraño caso Wagner: ¿se convirtió o no se convirtió al final de sus días el gran músico alemán?

por En cuerpo y alma

 
            Uno de esos casos controvertidos de la historia con el que puede Vd. amenizar cualquier conversación que este cayendo en el tedio y en el agotamiento, a saber, si Wagner se convirtió al final de sus días, si permaneció ateo, condición que nunca ocultó, si se hizo católico, si volvió al luteranismo, si se hizo budista... En las siguientes líneas me limitaré a exponer las líneas maestras de la cuestión, es decir, aquellos puntos en los que habría de profundizar toda investigación que pretenda arrojar algo de luz y obtener una conclusión más o menos defendible sobre la hipotética conversión de Wagner en el ocaso de su vida.
 
            Que Richard Wagner nace luterano y es bautizado como tal no lo duda nadie, pero a lo largo de su vida y de su mucha obra escrita, -porque Wagner no sólo fue uno de los mejores compositores de la historia, sino que fue también un escritor de calidad y se podría decir que hasta un filósofo (pinche aquí si desea conocer mejor al inabarcable personaje)- se expresa como claramente ateo. En pocas palabras, el gran compositor alemán sostiene que no es Dios el que crea al hombre, sino el hombre el que crea a Dios. Observa, eso sí, respecto de la figura histórica de Jesús, un gran respeto que le lleva a considerarlo como uno de los grandes personajes de la historia de la Humanidad. Y mira la religiosidad popular sin animadversión, aceptándola no sólo como parte de la cultura sino como incluso conveniente en el camino hacia la felicidad interior. Hay quien llega a sostener una cierta simpatía adicional de Wagner con el budismo.
 
            En 1864, Wagner se une a Cossima Lizst, hija del gran pianista y compositor Franz Lizst, que le dará tres hijos, para lo cual la húngara abandona a su marido, el director de orquesta Hans Von Bulow. Cossima es una gran creyente, al igual que su padre, hasta el punto de que parece que uno de los temas favoritos de conversación entre los dos grandes compositores, el suegro húngaro y el yerno lipsiano (de Leipzig), es, precisamente, el de la religión. Lo cierto es que Cossima, nacida católica, con la más que probable intención de agradar al nuevo dueño de su corazón, se pasa al protestantismo, (algo que, por cierto, ocurría mientras el despechado Von Bülow hacía lo contrario, convirtiéndose del protestantismo al catolicismo), lo que parece carecer de sentido cuando su marido no es que no fuera católico, es que ni siquiera era creyente.
 
            En el amplio círculo de amistades de Wagner milita el filósofo materialista creador del concepto filosófico del “superhombre” Friedrich Nietszche, con quien entre otras cosas como un acendrado antisemitismo, Wagner compartiría su ateísmo. Ocurre sin embargo que paseando por la orilla del mar en la preciosa ciudad italiana de Sorrento en octubre de 1876, Nietszche se desencanta de su amigo, en el que detecta los primeros síntomas de retorno a la fe. Tanto que rompe visceralmente con él, y hasta le dedicará dos obras denigratorias tituladas “El caso Wagner” y “Nietszche contra Wagner”, escritas entre 1886 y 1888, es decir, con Wagner ya muerto. Algunos autores sin embargo, llegan a negar la autenticidad del que llamaríamos “el agradable paseo de Sorrento”, que al parecer no figuraría, al menos en los términos y con las consecuencias en los que los comentamos aquí, en los diarios escritos por Cossima Lizst entre 1869 y 1883.
 
            El caso se termina de enrevesar con la que constituye la última ópera de Wagner, Parsival (Parsifal), que narra las aventuras del Rey Arturo en la búsqueda del Santo Grial, en la que se han querido buscar las claves de la conversión del compositor alemán, y de cuyo libreto algunos han querido concluir no sólo una conversión a la fe, sino incluso una conversión al cristianismo católico de su mujer Cossima (convertida sin embargo, como se ha dicho, al luteranismo).
 
            Bueno, ahí están los datos, seguro que alguno de Vds. puede aportar no sólo otros de igual interés o hasta superior, sino también algunas interpretaciones interesantes por lo que a la fe y posible conversión de Wagner se refiere. Como les digo, uno de esos temas con los que pueden Vds. intentar rescatar una tertulia en estado de decadencia, o que amenace con la siempre temible cansinidad.
 
            Sin más que desear a Vds. una vez más que hagan mucho bien y que no reciban menos, seguimos viéndonos por aquí con temas como el de hoy y otros parecidos o no. Hasta la próxima.
 
 
            Dedicado a Mariate, a quien en esta ocasión como en tantas otras, debo la génesis de este artículo.
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
De Richard Wagner en el año de su bicentenario
De ese judío convertido al cristianismo que compuso la Marcha Nupcial de Mendelssohn
De la relación de Mozart con la masonería
De Giuseppe Verdi, en el bicentenario de su nacimiento tal día como hoy
De las condenas de la masonería por la Iglesia
Del motete “Ave verum” de Wolfgang Amadeus Mozart. Y no por casualidad, hoy día del Corpus
De una misa de la Asunción en la catedral de Friburgo
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda