Domingo, 01 de agosto de 2021

Religión en Libertad

Blog

En Comunión

   Desde el comienzo de la iglesia, la fe descubrió que tenía hermanos necesitados en la Comunidad. Esta actitud se ha prolongado a lo largo de la historia. Es cierto, que no todos los creyentes han secundado estos caminos de caridad, pero no lo es menos que, en conjunto, este campo siempre ha sido mimado por la Iglesia. Hoy mismo, la huelga más peligrosa para Madrid, ciudad donde vivo, sería la huelga de los centros asistenciales que atienden los creyentes.

    “Siempre la Iglesia ha tenido este gesto de los cristianos que se despojan de las cosas que tenían de más, de las cosas que no eran necesarias para darlas a aquellos que tenían necesidad. Y no solo era dinero: también tiempo. ¡Cuántos cristianos –vosotros, por ejemplo, aquí en Italia- cuántos cristianos hacen voluntariado! Y esto es bellísimo. Es comunión, compartir mi tiempo con los demás, para ayudar a aquellos que tienen necesidad. Así el voluntariado, las obras de caridad, las vistas a los enfermos; es necesario siempre compartir con los demás y no buscar solamente el propio interés. La comunidad, koininia, se convierte en una nueva modalidad de relación entre los discípulos del Señor. Los cristianos experimentan una nueva modalidad de ser entre ellos, de comportarse. Y es la modalidad propia del cristiano, a tal punto que los paganos miraban a los cristianos y exclamaban: <mirad cómo se aman>. El amor es la modalidad. Pero no amor de palabra, no amor fingido: amor de obras, de ayudarse unos a otros, el amor concreto, lo concreto del amor”.

    Un dicho de los católicos norteamericanos confirma algunas frases del Papa en esta audiencia: <<cristianos de boca abierta y cartera cerrada no se pueden creer>>.  “Sí,  esta modalidad de estar juntos,  este amarse así, llega hasta los bolsillos, llega hasta desprenderse también del obstáculo del dinero para darlo a los demás, yendo contra el propio interés.

   “Por esto, cuando recibimos la comunión, nosotros decimos que <<comulgamos>>, entramos en comunión con Jesús y esta comunión con el Cuerpo y Sangre de Cristo que se realiza en la Santa Misa, se traduce en unión fraterna y, por lo tanto, también en aquello que es más difícil para nosotros: oner en común los bienes y recoger el dinero para la colecta a favor de la Iglesia Madre de Jerusalén y de las demás Iglesias… Pero la señal de que un corazón se ha convertido, es cuando la conversión llega hasta los bolsillos, cuando toca el propio interés: allí es donde uno se ve que es generoso con los demás, si uno ayuda a los más débiles, alos más pobres: Cuando la conversión llega hí, quédate tranquilo que es una verdadera conversión. Si se queda solo en palabras, no es una buena conversión”.     

  

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda