Miércoles, 16 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Drama de amor de Dios a nosotros

      De la indudable existencia.., del bien y del mal  de esta dicotomía pueden sacarse muchas conclusiones de entre ellas la más importante es la demostrativa de la existencia de Dios Digo indudable existencia de esta dicotomía, porque si bien, nadie pone en duda la existencia del bien y del mal, ya que diariamente lo estamos viviendo en nuestras propias carnes, el negar la existencia de Dios, esta al orden del día. La dichosa concupiscencia que todos tenemos y que resumida mente es un atendencia innata a ir hacia el mal y procurárselo a los demás, fue un fruto del pecado original del pecado original de nuestros  primeros padres. Entre las muchas consecuencias que este pecado u ofensa a Dios nos originó no obedeciéndole, fueron los daños más significativas, los que se refieren a la parte espiritual de nuestro ser, es decir, a la parte que puede relacionarse con Dios, porque solo es nuestra alma la que se relaciona con Dios no  nunca nuestro cuerpo o parte material.

       Pongamos un ejemplo, si en vez de privarnos de la luz divina que emana de su Rostro, nos hubiese privado de la luz del sol y de la que emanan del resto de todos los astros, los ojos materiales de nuestra cara, no nos servirían para nada, tan inútiles como es en nuestro cuerpo el apéndice intestinal, que son muchos a los que les han operado de él y a los que no están operados, cualquier día el apéndice le da un  disgusto y rápidamente tienen que para por el quirófano.

       Pues bien en esa situación nuestra visión sería siempre referida a los ojos de nuestra alma, y tendríamos acceso tal como lo tendremos el día que abandonemos este mundo, a todo lo que ahora n podemos ver, pues nuestra visión actual se circunscribe solo a ver, los elementos de origen material.  

       Dentro de esta hipótesis las posibilidades de salvación serían prácticamente totales. Primeramente no necesitaríamos fe, porque toso tendríamos evidencia de la existencia de Dios, lo cual quiere decir que no existiría el ateísmo, todo el mundo sabría que existe Dios, como ahora sabemos que existe el mar, las montañas, los ríos o los animales. Al tener capacidad de ver todo lo que se refiere al mundo del espíritu, podríamos ver la belleza o la inmundicia de las almas de nuestros semejantes. Posiblemente en vez de estar de moda, como actualmente sucede, la belleza de nuestros cuerpos o de nuestras caras, la moda sería tener un alma bella. Y si tenemos en cuenta que para la adquisición de un alma bella, es necesario, amar a Dios y cuanto más le amemos, más bella será nuestra alma, la conclusión será que todos amaríamos a Dios y el maligno no tendría posibilidad alguna de arrastrarnos a sus tinieblas de odio.

       Pero esto hubiese sucedido así, la prueba de amor para la que aquí nos encontramos para superarla, carecería de sentido, habríamos creado ante cielo en el que el mal no existiría. El mal es una consecuencia del pecado, que la ofensa a Dios contraviniendo sus deseos. Habría sido un mundo sin sufrimiento alguno, pues el sufrimiento no lo genera el mal y entonces todo habría sino Bien divino

      Pero esta situación habría impedido, a nosotros superar la prueba de amor hacia Dio para la que aquí estamos y a Dios constatar la pureza y fuerza de nuestro amor a Él. La necesidad de existencia de esta prueba de constatación de nuestro amor  a Dios, parte de la misma esencia y características propias del amor. El amor exige siempre una correspondencia entre los que se aman. Un amor no correspondido no es perfecto y termina siempre por desaparecer y Dios necesita saber que le aman      

        El amor a nosotros es eterno como siempre sucede con todo lo divino y por supuesto todo lo que pertenece al mundo de lo espiritual, solo lo material, lo que tiene su fundamento en la materia, es efímero. Nuestros amores humanos, sin lazo de unión con el amor de Dios, es siempre efímero. Solo en amor humano apoyado en las gracias sacramentales del matrimonio, es perdurable. Ni si quiera desgraciadamente son perdurables los amores entre hermanos o con otros familiares.

      Para Dios es una necesidad que le demostremos nuestro amor a Él, Dios busca continuamente nuestro amor , porque su eterno y gran amor a nosotros así se lo demanda. Nos dice San Juan evangelista: “Y nosotros hemos conocido y creído en el amor que Dios nos tiene. Dios es amor, y el que vive en amor permanece en Dios, y Dios en él”.  (1Jn 4,16). Y Él en los libros proféticos nos dice: “Con amor eterno te he amado, por eso te trato con lealtad”. (Jr 31,3). Y en los lbros profeticos encontramos a Isaías que rfrendando el a or que Dios nos tiene , nos dice; “Ahora, así dice Yahveh tu creador, Jacob, tu plasmador, Israel. « No temas, que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre. Tú eres mío.   2 Si pasas por las aguas, yo estoy contigo, si por los ríos, no te anegarán. Si andas por el fuego, no te quemarás, ni la llama prenderá en ti.   3 Porque yo soy Yahveh tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador. He puesto por expiación tuya a Egipto, a Kus y Seba en tu lugar   4 dado que eres precioso a mis ojos, eres estimado, y yo te amo. Pondré la humanidad en tu lugar, y los pueblos en pago de tu vida.   5 No temas, que yo estoy contigo; desde Oriente haré volver tu raza, y desde Poniente te reuniré.   6 Diré al Norte: "Dámelos"; y al Sur: "No los retengas", Traeré a mis hijos de lejos, y a mis hijas de los confines de la tierra;   7 a todos los que se llamen por mi nombre, a los que para mí gloria creé, plasmé e hice”. (Is 43,1-7).

        El Cardinal Ratzinger, sobre el amor de Dios a nosotros escribía diciendo: “Todos nosotros existimos porque Dios nos ama. Su amor es el fundamento de nuestra eternidad. Aquel a quien Dios ama no perece jamás”. Y más tarde siendo Benedicto XVI en su  encíclica Deus caritas est, nos dice: “Israel ha cometido « adulterio », ha roto la Alianza; Dios debería juzgarlo y repudiarlo. Pero precisamente en esto se revela que Dios es Dios y no hombre: “¿Cómo voy a dejarte, Efraím, cómo entregarte, Israel?... Se me revuelve el corazón, se me conmueven las entrañas. No cederé al ardor de mi cólera, no volveré a destruir a Efraím; que yo soy Dios y no hombre, santo en medio de ti”  (Os 11, 8-9). El amor apasionado de Dios por su pueblo, por el hombre, es a la vez un amor que perdona. Un amor tan grande que pone a Dios contra sí mismo, su amor contra su justicia. El cristiano ve perfilarse ya en esto, veladamente, el misterio de la Cruz: Dios ama tanto al hombre que, haciéndose hombre él mismo, lo acompaña incluso en la muerte y, de este modo, reconcilia la justicia y el amor.

        El Canónico polaco Tadeusz Dajczer, escribe: “…, precisamente así es Dios, un loco en su amor por el hombre…Cristo nada necesita para sí. Si quiere algo de ti, siempre se trata de tu bien. Él quiere amarte y quiere que aceptes su deseo, es decir, su amor…. El drama de Dios, que es amor, consiste en que no puede derramar su amor plenamente; en que no puede inundar el alma humana, a la que ama sin medida”.

         Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.
Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

Libro. AMAR A DIOS.- www.readontime.com/isbn=978461164509

Libro. CONOCIMIENTO DE DIOS.- www.readontime.com/isbn=9788461179107

Libro. LA SED DE DIOS.- www.readontime.com/isbn=9788461316281 

Libro. ASEVERACIONES DEL SEÑOR.- http://www.readontime.com/ISBN=9788461557097.

Libro. DESEAR LA SANTIDAD.- http://www.readontime.com/ISBN=9788461722747

Libro. VIDA DE NUESTRA ALMA.- http://www.readontim.com/ISBN=9788461266364

  •  092j.-  Amor incomprensible                        03-12-09
  • 164d.-  ¿Pero, es verdad que Dios nos ama? 25-04-10
  • 462l.- Testimonios de amor que Tú nos das            12-12-11
  • 520v.-  Sumergidos en el amor de Dios         06-04-12
  • 816l.-  # Nuestro pobre y escaso amor al Señor       18-11-13
  • 823l.-  Dejarse uno, amar de Ti Señor          02-12-13
  • 832v.-  Como es el amor de Dios       20-12-13
  • 914l.-  Somos un milagro de Dios     02-06-14
  • 659x.-  Ser amados del Señor 09-01-13
  • 116x.-  Amar y ser amados   20-01-10
  • 379x.- ¿Tiene Dios, sed de nosotros?           29-06-11
  • 691x.-  Sentirse amado           13-03-13
  • 861d.-  # Tu absorbente amor, Señor 16-02-14
  • 860v.-  # Creación y destrucción       14-02-14
  • 098m.- Elección divina de las almas             15-12-09
  • 609l.-  Elección divina y predestinación                  01-10-12
  • 613m.- Fuego de amor al Señor         09-10-12
  • 649j.-  Llamaradas de amor   20-12-12
  • 720v.-  Gozar del fuego del amor divino       10-05-13
  • 927s.-  # El Señor te ama y te desea apasionadamente 28-06-14
  • 368m.- Mendigo de amor       30-05-11
  • 634m.- El hambre del Señor  20-11-12        

        La fecha que figura a continuación de cada glosa, es la de su publicación en la revista ReL, en la cual se puede leer la glosa de que se trate.

       Si se desea acceder a más glosas relacionadas con este tema u otros temas espirituales, existe un archivo Excel con una clasificada alfabética de temas, tratados en cada una de las glosas publicadas. Solicitar el archivo a: juandelcarmelo@gmail.com

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA