Jueves, 18 de julio de 2024

Religión en Libertad

Blog

Martín Ibarra Benlloch es historiador y fue director del Archivo de Torreciudad de 1998 a 2021

Martín Ibarra: las visitas de obispos a Torreciudad (1)

por Victor in vínculis

[Obispos y sacerdotes polacos, X-1979]

Al estudiar la historia de la ermita-santuario de Nuestra Señora de Torreciudad en los siglos XIX y XX, hasta el año 1975, vemos que únicamente han visitado este santuario los obispos de Barbastro y, en su caso, los de los obispados vecinos que recorrían las parroquias para confirmar, debido a la ausencia de obispo en Barbastro porque era una diócesis que en virtud del concordato con la Santa Sede de 1851 debía de dejar de existir como tal.

Vamos a dar una visión panorámica del cambio experimentado con el nuevo santuario, que se inauguró en julio de 1975. Veremos que se pasa de lo local a lo universal; y la aceptación por parte de la jerarquía católica europea de la labor realizada en el nuevo santuario.

 

[Cardenal Hamer, 21-IV-1979]

 Quiénes y cuántos han llegado a Torreciudad.

En el periodo comprendido entre julio de 1975 y enero de 2007, han visitado el santuario de Torreciudad un total de 255 obispos, arzobispos, cardenales o nuncios apostólicos. De ellos, 183 proceden de Europa. Este primer dato nos hace entrever la importancia de la presencia de la jerarquía católica europea en este santuario.

Esta cifra de 183 se distribuye de la siguiente manera: 137 obispos, 20 arzobispos, 16 cardenales y 10 nuncios apostólicos. Por naciones, ocupa el primer lugar España (105), seguida de Italia (39), Polonia (15), Portugal (7), Alemania (5), Francia (4), Austria (2), y Checoslovaquia, Croacia, Irlanda, Malta, Suecia y Suiza con uno. En total, trece naciones de Europa occidental y central. Por el peso específico de los prelados españoles, los obviaremos en el análisis presente.

[Cardenal Joseph Höffner, VIII-1979]

Si nos fijamos en la primera vez que acuden de cada nación, son los italianos quienes lo hacen primero (9-X-1976, cardenal Pericle Felici), seguidos de los austriacos (15-VIII-1978, cardenal Franz König), los irlandeses (21-IV-1979, obispo Kevin Macnamara), los alemanes (15-VIII-1979, cardenal Joseph Höffner), los polacos (6-X-1979, obispo Kraszewski), el obispo de Malta Mariano Cuchi (7-X-1979), los franceses (8-X-1979, obispo Henri Clément Donze), los portugueses (9-X-1979, arzobispo Eurico Dias Nogueira), los croatas (10-X-1979, obispo Ciril Kos). De Checoslovaquia llegan en 1980 (12-IV, arzobispo Josef Tomko) y de Suecia en 2005 (13-XI, obispo Anders Arborelius).

[Obispo Esteban Barela, X-1979]

Hay años en los que la presencia de obispos europeos no españoles es muy llamativa. El primero de ellos es el de 1979, coincidiendo con la celebración en Zaragoza de los Congresos Mariano y Mariológico internacionales. Por este motivo, algunos de los asistentes a este Congreso se acercaron al santuario de Torreciudad, en un goteo muy importante: tres el 5 de octubre, cuatro el 6, seis el 7, dos el 8, nueve el 9, seis el 10, uno el 11, uno el 13 y tres el 14. Aunque procedían de todo el mundo, la mayor parte de ellos eran europeos. Este año de 1979, registra el máximo absoluto en la breve historia del santuario de Torreciudad, con un total de 43, entre obispos, arzobispos y cardenales. Causó una impresión muy viva la elevada presencia de prelados polacos, nada menos que catorce, lo que hace que su número sea importante en el total de ese año y en el cómputo general. A nadie se le ocultará que la elección del Papa polaco, san Juan Pablo II el grande o la movilidad de estos obispos, no dejó de ser algo decisivo en el cambio político que se fue operando en aquellos años en la Europa Central y Oriental.

[Arzobispo de Braga, Eurico Dias Nogueira]

El segundo año que cuenta una importante afluencia de obispos en general y de obispos europeos en particular es el de 1984. Coincide con la celebración del IX Centenario de la Virgen de Torreciudad, lo que implicó un número considerable de grandes peregrinaciones, algunas de las cuales venían con una imagen de la Virgen. Algunas de ellas fueron multitudinarias, como la de Valencia con su arzobispo Roca Cabanellas. Pero deseamos señalar aquí la presencia del nuncio en España Antonio Innocenti (3-VIII), así como la del arzobispo de Braga Eurico Dias Nogueira y los obispos de Braganza y Leiria-Fátima presidiendo la peregrinación con la Virgen de Fátima (29-IX). Fue un día emocionante y multitudinario, algo inusual con las peregrinaciones extranjeras procedentes de Europa -en la actualidad, las peregrinaciones de hispanoamericanos pueden alcanzar las tres mil o cuatro mil personas-.

[Nuncio Antonio Innocenti, VIII-1982] 

El tercer año que cuenta con una fuerte presencia de la jerarquía católica europea es el año Mariano decretado por el Papa Juan Pablo II, entre 1986-1987. Ello hizo que se intensificaran las visitas de personalidades, como la del cardenal camarlengo Sebastiano Baggio (IV-1986), la del cardenal Edoaurd Gagnon presidente de la Comisión Pontificia de la Familia (8-VII-1986), la del arzobispo de Toulouse André Collini (22-VII-1986), o la del obispo auxiliar de Munich Franz Schwarzenboeck (1-VIII-1987), que recorrió la Ruta Mariana. También en 1987 tuvo lugar la visita del obispo de la curia romana y presidente del Comité Pontificio de Ciencias Históricas Michele Macarrone (31-VIII), y la del secretario del Tribunal Supremo de la Signatura apostólica Zenon Grocholewski (27-IX).

 

[Obispo prelado Javier Echevarría, IX-1994]

Antes de entrar en detalles sobre lo que hicieron o dijeron los obispos, hemos de llamar la atención de tres elementos. El primero de ellos, la existencia de la Ruta Mariana, creada en el año 1983, que une los santuarios de Lourdes, Torreciudad y El Pilar. Eso ha hecho que un buen número de obispos europeos se hayan acercado al santuario de Torreciudad. En segundo lugar, el elevado número de personalidades de la curia romana que han visitado el santuario, desde el ya mencionado cardenal Pericle Felici en 1976, hasta el cardenal Sepe prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos en 2006. En tercer lugar, hay que destacar el hecho de que el Papa Juan Pablo II el Grande consagró como obispo al prelado del Opus Dei Álvaro del Portillo (1991) y a su sucesor Javier Echevarría (1994). Sus visitas al santuario de Torreciudad, se deben de ordinario a la participación en ordenaciones diaconales o sacerdotales, y también a la Jornada Mariana de la Familia.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda