Miércoles, 24 de julio de 2019

Religión en Libertad

Blog

Santa Faustina de Olot, dos veces mártir (1)

por Victor in vínculis

En el domicilio del Siervo de Dios Miquel Serra Sucarrats
 
El 27 de Enero de 1936, el Papa Pío XI destina al Obispo de Canarias a la diócesis de Segorbe (Castellón). El 28 de junio entra en Segorbe. El 18 de julio empieza la guerra civil. Tres días después es sacado a la fuerza del Palacio Episcopal y recluido en una casa particular, vigilado por escopeteros.
 
El 27 de julio es llevado a la cárcel junto con el vicario general Blasco Palomar, su hermano, el canónigo Carlos Serra, los padres franciscanos José Sancho Sanchís y Camilo Tomás Domínguez, los legos Ferrando Savall, Balaguer Juan y Sauch Brusca. En la madrugada del 8 al 9 de agosto de 1936 fueron conducidos a Vall de Uxó (Castellón) y en la carretera de Algar, a unos cuatro kilómetros del cementerio y seis del pueblo, fueron fusilados todos excepto Camilo Tomás Domínguez y José Sancho Sanchís, que fueron asesinados el día 11 y en la carretera que conduce de Sagunto a Canet de Berenguer, en el cauce del río Palancia.
 
En Olot (Girona), cuatro meses después, Santa Faustina, que ya había sufrido el martirio en las persecuciones romanas de los primeros siglos, es trasladada a los bajos de la casa, del número 55 del actual Passeig Blay, propiedad de la familia del obispo mártir de Segorbe e incautada por el Comité de Olot.
 
El Santo Cuerpo queda expuesto al público, pero no para su veneración, sino para el más diabólico de los escarnios. Con gran profusión se han repartido por el pueblo unas hojas tamaño cuartilla, con un escrito infame que lleva la firma Pel Comité de Defensa. En el pasquín un tal Sánchez invita a los ciudadanos a presenciar la farsa de Santa Faustina.
 
El mero hecho de haber observado que unos alambres sujetan el algodón en rama que cubre los huesos de algunas partes del Cuerpo Santo ha bastado a la calenturienta infernal imaginación de los sin Dios para negar incluso las persecuciones que sufrieron los cristianos.
 


 
Pedro G. Romero (Aracena, 1964) es el creador del portal de información del Archivo F.X., proyecto que trabaja sobre un vasto archivo de imágenes de la iconoclastia política y anti sacramental en España entre 1845 y 1945, imágenes fotográficas, cinematográficas y documentales que se ordenan bajo un índice de términos. Allí encontramos la fotografía de nuestra santa doblemente martirizada. Romero comenta:

Resístese la pluma del cronista a comentar el libelo infamatorio, alevoso engendro de otra puesta al servicio del ateísmo y la barbarie. Ninguna persona que se halle en su cabal juicio acude a la desvergonzada cita. El desfile de Olot ante las reliquias insignes de Santa Faustina acontecía todos los años, en 11 día de su fiesta, para venerarlas. Ahora no concurren más que la chiquillería holgazana y el populacho soez, singularmente atraídos por la propaganda vocinglera, ruidosa y sensacionalista del despeluzado de marras. Varios días de duración tiene el escándalo y en su transcurso sucédanse unos tras otros los sacrilegios más horripilantes, sin que vengan a cortarlos los manes de la cultura local. Pero la salvajada aún no ha llegado a su punto culminante”.
 
 
Olot (Girona)
 
            Como ya hemos señalado nos encontramos en la ciudad natal del Obispo mártir Miquel Serra Sucarrats. Olot es la ciudad por excelencia de la imaginería religiosa, los llamados popularmente “santos de Olot”.
 
La imaginería religiosa en Olot nació en el año 1880 con la fundación de El Arte Cristiano, el primer taller dedicado a la manufactura de santos. Los hermanos Joaquim y Marià Vayreda y Vila, que frecuentaban París con motivo de sus actividades artísticas, asimilaron allí un tipo de iconografía conocida con el nombre de Arte de San Sulpicio, dado que lo desarrollaban buen número de artistas instalados en el barrio parisiense que lleva el nombre del santo. Joaquim Vayreda, junto con el también pintor J. Berga y Boix, llevó a cabo un ensayo técnico destinado a dar ocupación a los alumnos aventajados de la Escuela de Dibujo de Olot, ofreciéndoles la posibilidad de desarrollar profesionalmente su capacidad artística.

 
De esta mutua colaboración nació la primera industria de imaginería religiosa, que arraigó acto seguido en la población y constituye actualmente una de sus actividades artesanales más peculiares y conocidas. Cuatro años después de la fundación de la empresa, comienzan a hacer imágenes de cartón-madera, un material que revolucionaría la producción de santos. Era una mezcla muy fuerte que permitía hacer piezas grandes, mientras que aligeraba notablemente su peso. A diferencia del yeso, el cartón-madera fue favorecido, en 1887, a partir de un decreto eclesiástico que permitió que este producto pudiera bendecirse.
 
 
Pero en Olot, nos detenemos en la Casa Solà-Morales, en el nº 38 del Passeig Blay que actualmente es una de las principales joyas del patrimonio arquitectónico de la ciudad gerundense: aparte del renombre que tiene su fachada, en su interior se ha conservado desde, aquella época barroca, tanto su espectacular decoración, de paredes pintadas, columnas, damascos y cortinajes, así como numeroso mobiliario.
 
En la capilla de esta casa se encontraba el “cuerpo incorrupto” de Santa Faustina. Los restos, según la tradición, pertenecían a una muchacha de unos 17 años de edad. Fueron extraídos de las catacumbas romanas de Ciríaca por iniciativa del papa Pío VI; y traídos a España en 1795 por el padre Javier Julià (eran tres hermanos de la Compañía de Jesús: los padres Antonio, Ignacio y Javier, destacados hombres de ciencia), para evitar su profanación por el saco de Roma a manos de las tropas napoleónicas. Los huesos de la mártir fueron colocadas en el interior de una figura de cera cuyo aspecto hacía pensar en la incorrupción pues se presentaba –como se ve en la foto anterior- como una imagen yacente, vestida y con cabello natural.
Sobre la expresión "el día 11 de un mes para celebrar la fiesta de Santa Faustina" no podemos acreditar nada; esto es, no aclara de que mes del año. Sin embargo, La Vanguardia del 9 de octubre de 1921 afirma que “ha sido bastante la concurrencia que ha asistido a las misas celebradas en el oratorio particular de la casa del diputado provincial señor de Solà donde se venera el cuerpo incorrupto de Santa Faustina”. El mismo diario, en fecha del 2 de octubre de 1928, reseña: “En la capilla particular instalada en la señorial casa del ex diputado provincial don Joaquín Solà de Morales, ha tenido efecto una solemne función religiosa en honor de San Julián y Santa Faustina, cuyos cuerpos se guardan incorruptos en el mencionado oratorio”. El 28 de septiembre de 1929 se da la misma noticia.


Os recomiendo el informe del profesor Francisco Etxeberria sobre el tema: El interés popular por las momias. De la curiosidad natural a la religiosidad popular"

http://www.euskomedia.org/PDFAnlt/zainak/18/18309319.pdf
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA