Martes, 20 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Blog

A César Uribarri, por alusiones

por Alejandro Campoy

Estimado César:

En tu última entrada haces mención a una frase cuya autoría se me atribuye. Cito el párrafo entero y la subrayo:

Lo que está claro es que no es una cosa de la Iglesia, sino de la libérrima voluntad de quienes lo conforman. Por lo que esas afirmaciones relativas a que “es una bomba que puede explotarle a la Iglesia en un futuro” no tienen más sentido que el aprovechamiento doloso que hagan de esto quienes quieran denigrar a la Iglesia a cualquier precio.”

En primer lugar, quiero dejar clara la procedencia de esta cita. Como sabes, es la frase que se utiliza como titular en una de las noticias aparecidas en El confidencial sobre el Yunque: El exportavoz de Hazte Oír: "Lo de El Yunque le estallará a la Iglesia igual que la pederastia" . Pues bien, esta frase yo no la he pronunciado de esta forma jamás, no es una declaración que yo efectuara al periodista Jose Luis Lobo, autor del artículo, sino que se trata de una cita de un artículo anterior mío, que se encuentra aquí: El País prepara el linchamiento de Rouco a un año de la JMJ . De este artículo, el periodista toma esta frase para atribuirme esas supuestas declaraciones:

Resulta suicida esperar a que una situación enquistada termine estallando como ha ocurrido con la pederastia, como ha ocurrido con el caso de Maciel. La única solución es dar aire, no esperar, adelantarse. Todo lo que tiende a ocultarse, con independencia de que sea delictivo o no lo sea, genera sospecha y finalmente escándalo.”

Pues bien, resulta que escribí este artículo hace casi dos años ya, en agosto de 2010, pero es evidente que yo no soy profeta, y no ha sido El País el que ha intentado perpetrar ese intento de linchamiento, sino El Confidencial. Y ciertamente mi afirmación era de hace dos años, ya que hoy no diría lo mismo. Hoy tengo que decir, por desgracia, que ha estallado. Es un hecho consumado.

Y en segundo lugar, quiero manifestarte que en ningún modo se me ha ocurrido vincular a la Iglesia Católica con el asunto del Yunque, sino muy al contrario, desvincularla desde el principio, como puedes ver en el primer artículo que publiqué sobre el tema, allá por noviembre de 2009:

De igual forma, la propia Iglesia Católica debe quedar completamente al margen de la acción de un grupo de naturaleza masónica.”

Respecto a la comparación que hago de situaciones completamente dispares, como son el caso de Marcial Maciel, los escándalos de pederastia y la existencia del Yunque, mucho se me ha criticado tal comparación, pero quizás porque no he sabido expresarla con claridad: lo que comparo no son esas tres cosas que son realidades muy distintas entre sí y no tienen nada que ver unas con otras, sino la postura común a todas ellas de ocultar, tapar, esconder y mirar hacia otra parte. Esta postura la he criticado vehementemente y lo voy a seguir haciendo, pues el resultado de ella siempre es el mismo, como está quedando más que demostrado estos días. Somos los únicos animales tan estúpidos como para tropezar en setenta veces siete ocasiones en la misma piedra.

Pero claro, entonces dices con toda la razón del mundo que realizar tales afirmaciones “no tiene más sentido que el aprovechamiento doloso que hagan de esto quienes quieran denigrar a la Iglesia a cualquier precio”. ¡Pero es que de eso mismo he tratado de avisar por activa y por pasiva!, por la sencilla razón de que ya sabemos más que de sobra que las cosas funcionan así en el mundo de los medios de comunicación. Y precisamente porque sabemos que funcionan así, es por lo que al final cierto tipo de cosas terminan estallando. Y esto es una evidencia tan aplastante estos días que aún me sigo asombrando de ciertas reacciones que veo por ahí.

Porque de lo que sí te doy constancia completamente cierta es de que El Yunque en España existe y de que es un gravísimo error. Como también te doy constancia de que todo lo que está apareciendo en los medios es completamente cierto, salvo una serie de cosas que quiero dejar bien claras, a saber: que el Yunque no es ni muchísimo menos todo lo que se está diciendo por ahí; que no hay tal homofobia ni judeofobia ni se trata de un grupo paramilitar ni, por supuesto, la habitual retahíla de epítetos “ultras fascistas integristas fundamentalistas extrema derecha” que suelen acompañar las informaciones periodísticas de esta naturaleza y que como ya sabemos sólo son etiquetas para facilitar al lector la grata tarea de no tener que pensar. Sólo son un grupo de católicos profundamente equivocados en sus métodos y estrategias que están cometiendo un grave error, con unas consecuencias mucho más graves de lo que indican las informaciones que van apareciendo.

Y sí, siento decirlo, pero los pastores de la Iglesia Católica tienen una grave resposabilidad moral. Sólo de tipo moral, porque lo que dices respecto a que “la Iglesia como institución ni ampara, ni regula, ni ejerce su control sobre una organización que, amén de oculta, funciona movida por la libre voluntad de quienes la conforman, sin sometimiento a la autoridad de la Iglesia ni a su disciplina.” es completamente cierto, pero también lo es que los pastores son los únicos que tienen en su mano la autoridad moral necesaria para reconducir esta situación. Y que vienen siendo reclamados con urgencia por un grupo cada vez más numeroso de fieles a hacerlo. Y que entre ese numeroso grupo de fieles hay personas que han empezado a estallar. Sí, a estallar, literalmente.

Un fuerte abrazo, César

PD: aprovecho para informar a mis lectores de la apertura de mi nuevo blog, de contenido más político, en Periodista Digital:

Ni a izquierda ni a derecha

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA