Jueves, 18 de julio de 2024

Religión en Libertad

Los obispos españoles, sobre el vientre de alquiler: es «explotación de la mujer» y daña al niño

Una embarazada con billetes, símbolos del vientre de alquiler
El vientre de alquiler, aunque se disfrace de altruismo, siempre mueve dinero, y con dinero se justifican y esconden todos sus horrores

ReL

Este viernes 21 los obispos españoles implicados en la Comisión de Laicos, Familia y Vida han hecho pública una nota sobre el fenómeno del vientre de alquiler, una práctica que está prohibida en España, pero que algunas fuerzas políticas (incluyendo un sector del PP) quieren legalizar o facilitar, empujadas por un poderoso lobby económico.

Aunque en España es ilegal, clientes con dinero pueden encargar y comprar bebés en Estados Unidos y otros países, donde hay empresas dedicadas a ello con filiales en España, y luego legalizar en España al niño seleccionado usando distintos trucos legales.

El tema se ha debatido recientemente en la sociedad española a raíz de que la popular actriz Ana García Obregón, de 68 años, adquiriese así un bebé en Miami, con esperma de su hijo muerto, óvulo de origen no aclarado y gestado por una mujer de origen cubano. El coste del proceso se calcula entre 100.000 y 180.000 euros.

Portadas del Lecturas y el Hola sobre el vientre de alquiler de Ana Obregón

La portada del Hola muestra a Obregón y el bebé que adquirió; la de Lecturas, a la madre invisibilizada que lo dio a luz.

La nota de los obispos españoles primero habla del daño de esta práctica en las mujeres, y luego en los niños.

El daño contra la mujer

El vientre de alquiler, dice la nota, "es, inequívocamente, una nueva forma de explotación de la mujer, contraria a la dignidad de la persona humana, pues usa el cuerpo femenino, y toda su persona, reduciéndola a ser una incubadora humana".

"La mujer queda reducida a un simple instrumento, un “útero” a disposición del contratante, abriendo el camino a la explotación y a la comercialización de la persona humana. El contrato se culmina con la entrega del niño", denuncia la Iglesia.

Es, además, una práctica dañina contra la institución del matrimonio: "es contraria a la unidad del matrimonio, a la dignidad de los esposos, a la vocación propia de los padres y al derecho de los hijos a ser concebidos y traídos al mundo en el matrimonio y por el matrimonio".

El daño contra el niño

La nota afirma que "el deseo de un hijo no puede justificar la “producción” del mismo, así como el deseo de no tener un hijo ya concebido no puede justificar su abandono o destrucción".

Pide favorecer "los derechos del niño a una familia compuesta por un hombre y una mujer unidos por un pacto duradero de amor recíproco".

"Debería buscarse en primer lugar el bien del menor, y no que éste quede supeditado al deseo de los comitentes y a su decisión", añade el texto. Recuerda que a menudo los niños así engendrados son abandonados por los contratantes "por partos gemelares, por patología o por preferencia de sexo", lo que es discriminación contra el menor y el discapacitado.

Además, "cada vez aparecen más datos científicos destacando la importancia que para la salud física y psicológica tiene la relación materno filial en la gestación. Esto, por el bien del niño, nos obliga a ser aún más precavidos a la hora de aprobar los úteros del alquiler".

Con todo, "un niño, independientemente de cómo haya sido concebido, ha de ser amado y respetado en sus derechos", añade la nota.

Hay, sin embargo, muchos temas relacionados con el vientre de alquiler que la nota no aborda:

- el efecto abortivo de estas prácticas,
- la selección eugenésica de embriones,
- su efecto en países pobres y mujeres de esos países,
- su responsabilidad al producir y congelar indefinidamente cientos de miles de seres humanos en grandes neveras,
- la injusticia del vientre de alquiler incluso cuando se quiere vestir de "no comercial",
- el abuso especial sobre las mujeres más pobres,
- el derecho de los niños a conocer a sus padres y su linaje,
- el derecho de las madres gestantes a tratar con los hijos que parieron aunque los compradores o la empresa se lo impidan,
- cuando los padres que adquieren los bebés se separan o divorcian y reparten a los niños (caso Miguel Bosé),
- más detalles sobre los riesgos de salud de la gestante y el bebé,
- cómo tratar a los padres contratantes cuando piden los sacramentos para los hijos adquiridos, etc...

La nota de los obispos españoles puede leerse aquí, con el título "Nota de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida a propósito de la maternidad subrogada".

Lea más sobre en tema en nuestra sección Vientres de Alquiler.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda