Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Viernes, 15 de diciembre de 2017

  Donar HEMEROTECA CONTACTO REGALA REL SUSCRÍBETE
Religión en Libertad
Inicio / Opinión

Una de masones


Incluso Federico Jiménez Losantos estuvo machacando el asunto con el estilo combativo que le es propio, en su programa matinal de Es Radio, que rebota Intereconomía TV, dando origen a un cierto escandalete



Vicente Alejandro Guillamón

1 julio 2013

Tenía ya escrito el artículo sobre la revelación que hizo Fernando Ledesma, ministro de Justicia (1982-1986) en los primeros gobiernos de Felipe González, que tanto él como Pascual Sala compartían la común pertenencia a la masonería. Esa revelación –difundida por “El Confidencial Digital” de José Apezarena- se hizo en los brindis, al final de una comida celebrada discretamente en una sala reservada del Casino de Madrid el 18 de mayo pasado, con asistencia de una centenar de personas convocadas de manera personal, en homenaje a Pascual Sala, próximo a jubilarse como presidente del Tribunal Constitucional.

Otros medios, entre ellos este en el que escribo, reprodujeron aquella información, que permaneció en “cartelera” unas cuantas jornadas, sin que nadie se diera por aludido. Incluso Federico Jiménez Losantos estuvo machacando el asunto con el estilo combativo que le es propio, en su programa matinal de Es Radio, que rebota Intereconomía TV, dando origen a un cierto escandalete.
Sin embargo, el viernes último por la tarde, veo que tanto Fernando Ledesma como Pascual Sala habían difundido sendos comunicados personales desmintiendo rotundamente que perteneciesen a la orden de la escuadra y el compás. En definitiva, que mi artículo anterior, escrito con mucho cuidado, quedaba invalidado.

Parto de la base que si los aludidos desmienten lo que sí se dijo en aquella comida, aunque según ellos en tono jocoso, habrá que aceptar sus palabras, pero el mentís no despeja ciertas dudas que permanecen en el aire. Por ejemplo, a la comida sí asistió algún masón manifiesto, como el asturiano Álvaro Cuesta, ex diputado nacional por el PSOE, y acaso Francisco Fernández Marugán, también ex diputado socialista y actualmente adjunto primero al Defensor del Pueblo. En todo caso, los masones están autorizados a negar su filiación masónica si con ello favorecen a su orden.

En cuanto a Fernando Ledesma, las dudas aumentan. Perteneció al sector socialista que Alfonso Guerra llamaba “vaticanista”, encabezado por Gregorio Peces Barba. Éste apareció en política ya avanzado y envejecido el franquismo, bajo el paraguas de Joaquín Ruiz Giménez en la revista “Cuadernos para el Diálogo”. De ahí que quienes estábamos en el secreto del sumario, tuviéramos a Peces Barba y sus amigos como demócrata-cristianos, pero en cuanto se abrió la veda política se incorporaron en bloque al socialismo. Andando el tiempo, sospechamos que Gregorio debía de pertenecer a la masonería, como ya había pertenecido su padre durante la masonizada Segunda República.

Al ser nombrado ministro de Justicia, Ledesma nombró directores generales a una serie de juristas pertenecientes al mismo grupo, de filiación más que sospechosa. Entre ellos figuraba Enrique Miret Magdalena, al que designó presidente de la Obra de Menores, y con el que me unía una vieja amistad dada nuestra común pertenencia a la Acción Católica, de la que yo nunca he renegado. Mi amistad y afecto por Miret duraron hasta su muerte (12-10-2009), aunque en los últimos años dejamos de relacionarnos. Él había tomado un rumbo –en el que no esta dispuesto a seguirle- extremadamente crítico con la jerarquía y la Iglesia en general, a partir de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, de la que era uno de sus principales directivos, junto con el ex sacerdote Juan José Tamayo, a su vez peón de Peces Barba en la Universidad Carlos III, y por consiguiente asimismo masón, si no estoy muy equivocado. Ello explicaría la animosidad que mantiene con la Iglesia. Lo extraño es que haya todavía parroquias y centros eclesiales que de vez en cuando lo inviten a perorar contra la propia institución eclesial.

Tras la defunción de Enrique, he reflexionado mucho sobre su trayectoria político-religiosa, y he llegado a la conclusión que se hizo masón, en aquel entorno de Fernando Ledesma, que tuvo como jefa del gabinete del ministro a María Teresa Fernández de la Vega, de cuya pertenencia masónica yo tengo pocas dudas, aunque naturalmente ninguna certeza absoluta. Son la dificultades con las que tropieza todo aquel que desea saber algo de los entresijos de esta sociedad opaca. Por consiguiente, los desmentidos de Pascual Sala y Fernando Ledesma no me dejan muy convencido.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Imagínate que mañana intentas leer Religión en Libertad… y ya no existe: tú puedes ayudarnos

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
6 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Héctor Muñoz Lahoz
05/07/2013
No mezclemos las cosas.
Sólo quería decirle a Cristiano Rogando que no utilice estas líneas para hablar de fútbol. Ser del Bara no significa ser masón, sólo que te gusta el buen fútbol. Por lo demás, totalmente de acuerdo. O acaso crees que en el Madrid no hay masones?
Mario
02/07/2013
A Cristiano Rogando.
Me encantó su comentario, se ve que conoce bien a estos bichos.
Cristiano Rogando
01/07/2013
Cómo conocer a un masón (3).
Y, por supuesto, por su obras.
Mantienen ideas destructivas como que ´el fin justifica los medios´ (es con lo que se justifican los tiranos) y que la justicia es dar a todos lo mismo, cuando lo justo es que cada uno obtenga lo que merece. Son algunas de las ideas masónicas más perniciosas, junto con la ´lucha de clases´ y, ahora, también la de géneros.
La cosa es esclavizar y manipular a la gente por el odio y la mentira. Por eso no soportan el cristianismo que inmuniza a la gente contra ellos y van contra la iglesia porque es la estructura que garantiza la permanencia del mensaje cristiano de amor, respeto, libertad e igualdad ante Dios.
Cristiano Rogando
01/07/2013
Cómo conocer a un masón (2).
y sean aficionados a los toros, estos postuladores de la pacha mama y del mito del buen salvaje.
Cristiano Rogando
01/07/2013
Cómo conocer a un masón.
Si está obsesionado con Franco, quien les infiltró a un oficial de la Academia de Zaragoza, que llegó a gran maestre de la logia de España y desmanteló la secta completamente y con atacar a la Iglesia Católica, tiene un 70 de posibilidades de ser Masón.
Si está por el relativismo, la ´multiculturalidad´, el ´feminismo´ (son más machistas que nadie), y los supuestos ´derechos´ de toda laya, un 90.
Si, además, es juez de alto rango, o ´enseñante´, o jefe de redacción, o mando militar, o comisario jefe, en fin, si tiene poder, un 99.
Y si, además, es un viejo verde, obsesionado con sexo con jóvenes en misas negras (su única posibilidad ya) y es del Bara ya la certeza es absoluta. Aunque maten a decenas de ciervos en una cacería y s
pedro
01/07/2013
secretismo.
LO dijeron en serio pero los jefes les hantirado de las orejas.
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS