Domingo, 21 de julio de 2019

Religión en Libertad

San Efrén

San Efrén

Himno: La canción de cuna de María , 18, 1-23

 

He mirado asombrado a María que amamanta a Aquél

que nutre a todos los pueblos,

pero que se ha hecho niño.

Habitó en el seno de una muchacha, Aquél que llena de sí el mundo (…).

Un gran sol se ha recogido y escondido en una nube espléndida.

Una adolescente ha llegado a ser la Madre de Aquél

que ha creado al hombre y al mundo.

Ella llevaba un niño, lo acariciaba, lo abrazaba,

lo mimaba con las más hermosas palabras y lo adoraba diciéndole:

Maestro mío, dime que te abrace .

Ya que eres mi Hijo, te acunaré con mis canciones;

soy tu Madre, pero te honraré.

Hijo mío, te he engendrado, pero Tú eres más antiguo que yo;

Señor mío, te he llevado en el seno, pero Tú me sostienes en pie.

Mi mente está turbada por el temor,

concédeme la fuerza para alabarte .

No sé explicar cómo estás callado,

cuando sé que en Ti retumban los truenos.

Has nacido de mí como un pequeño ,

pero eres fuerte como un gigante;

eres el Admirable, como te llamó Isaías cuando profetizó sobre Ti.

He aquí que todo Tú estás conmigo,

y sin embargo estás enteramente escondido en tu Padre.

Las alturas del cielo están llenas de tu majestad,

y no obstante mi seno no ha sido demasiado pequeño para Ti.

Tu Casa está en mí y en los cielos. Te alabaré con los cielos.

Las criaturas celestes me miran con admiración y me llaman Bendita.

Que me sostenga el cielo con su abrazo,

porque yo he sido más honrada que él.

El cielo, en efecto, no ha sido tu madre; pero lo hiciste tu trono.

¡Cuánto más venerada es la Madre del Rey que su trono!

Te bendeciré, Señor, porque has querido que fuese tu Madre;

te celebraré con hermosas canciones.

Oh gigante que sostienes la tierra y

has querido que ella te sostenga, Bendito seas.

Gloria a Ti, oh Rico, que te has hecho Hijo de una pobre.

Mi magnificat sea para Ti , que eres más antiguo que todos,

y sin embargo, hecho niño, descendiste a mí.

Siéntate sobre mis rodillas ;

a pesar de que sobre Ti está suspendido el mundo,

las más altas cumbres y los abismos más profundos (…).

Tú estás conmigo, y todos los coros angélicos te adoran.

Mientras te estrecho entre mis brazos,

eres llevado por los querubines.

Los cielos están llenos de tu gloria, y sin embargo

las entrañas de una hija de la tierra te aguantan por entero .

Vives en el fuego entre las criaturas celestes,

y no quemas a las terrestres.

Los serafines te proclaman tres veces Santo:

¿qué más podré decirte, Señor?

Los querubines te bendicen temblando,

¿cómo puedes ser honrado por mis canciones?

 

(Himno «De Nativitate» 11, 6-8)

«El Señor vino a ella para hacerse siervo.

El Verbo vino a ella para callar en su seno.

El rayo vino a ella para no hacer ruido.

El pastor vino a ella, y nació el Cordero, que llora dulcemente.

El seno de María ha trastocado los papeles:

Quien creó todo se ha apoderado de él, pero en la pobreza.

El Altísimo vino a ella (María),

pero entró humildemente.

El esplendor vino a ella, pero vestido con ropas humildes.

Quien todo lo da experimentó el hambre.

Quien da de beber a todos sufrió la sed.

Desnudo salió de ella, quien todo lo reviste (de belleza).

.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA