Domingo, 26 de mayo de 2019

Religión en Libertad

El valor de la verdad


por Rafael Sánchez Saus

Opinión

La mentira es, desde hace tiempo, un elemento estructural de la política española y, desde ella, impregnándolo todo, de la vida social. Esa mentira genera una falsificación de la realidad, de la historia y de la cultura pero, más aún, responde también a un intento de transformación radical de nuestras vidas. Lo que hizo fracasar desde dentro a las utopías criminales del siglo XX y sus mortíferos experimentos fue la vigencia de los fundamentos antropológicos del ser humano, su dignidad y su sentido de la trascendencia. Para alterarlos o negarlos, y para poder imponer las medidas de perturbadora ingeniería social sobre las que descansa la nueva izquierda, apareció la corrección política con su insoportable carga de prohibiciones, mandatos, tabúes y preceptos. Ese código infinito, sin cuya contemplación puntillosa no se puede hoy impartir una clase, guardar cola en la frutería ni contar un chiste, no sólo nos dice lo que es bueno y lo que es malo, también lo que debemos votar, lo que podemos expresar, lo que hay que pensar y cómo debemos vivir. Pero a medida que la corrección política, y sobre todo su expresión más totalitaria y tenebrosa, el conjunto de desvaríos resumidos en la ideología de género, se ha ido imponiendo y con ello ha ido creciendo el número de los reprobados, de los excluidos y de los condenados, también va aumentando el de los resistentes y de quienes saben ya de primera mano el enorme daño a la sociedad y a las personas concretas que las ideologías neomarxistas blindadas por lo políticamente correcto están generando.

Por eso, cuando un partido como Vox, meramente liberalconservador en su esencia, tiene el arrojo de oponerse al enorme montaje, a esa mentira estructural sobre la que hoy gira todo el ruinoso y corrupto entramado político y su proyecto de ingeniería social, muchos que no son liberales ni aún menos conservadores acogen ese mensaje con el entusiasmo de quien se siente descargado de un inmenso fardo. Muchos votantes han comprendido lo que áspera pero agudamente ha resumido Francisco Rubiales en Voto en blanco, que lo importante en estas elecciones no era quién ganara sino quién perdiera, y que por eso "el Gobierno más intervencionista y corrupto de Europa, embrutecido, injusto e insensible" tenía que ser derribado por el pueblo precisamente en vísperas del 40 aniversario de la Constitución.

Publicado en Diario de Sevilla.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA