Miércoles, 07 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

Entrevistamos a Rosa María Murillo Fuentes, nueva presidenta de Cursillos de Cristiandad

Cursillos, una fórmula probada para el primer anuncio y para una Iglesia evangelizadora en salida

Rosa María Murillo es desde 2022 presidenta de Cursillos de Cristiandad en España
Rosa María Murillo, aquí en una Ultreya nacional, es desde 2022 presidenta de Cursillos de Cristiandad en España

Pablo J. Ginés

Desde 2022, Rosa María Murillo Fuentes, laica de la diócesis extremeña de Plasencia, es la nueva presidenta nacional del Movimiento Cursillos de Cristiandad en España. Se calcula que más de 250.000 españoles han pasado en las últimas décadas por un Cursillo de Cristiandad. Este método de "primer anuncio" del Evangelio ha llevado a muchos a una fe viva.

La Conferencia Episcopal ha confirmado hace unos meses José Ángel Sáiz Meneses, arzobispo de Sevilla y buen conocedor de este movimiento, como su consiliario en España. Pero su fuerza radica especialmente en los laicos que invitan y acompañan a muchas personas a hacer una experiencia que les acercará a Cristo.

Cursillista e hija de cursillistas

Rosa Mª Murillo es hija de cursillistas y cuenta su experiencia a ReligionEnLibertad. "Mi familia ya vivía la fe en el ámbito de Cursillos. Mis padres me enseñaron muchas cosas, pero me quedé más con las cosas que vivían que con las que decían".

"Al cumplir los 18 años, hace ya muchos años, estudiando derecho, decidí hacer mi propia experiencia de Cursillos. Y fue un encuentro claro conmigo misma, con los demás y con Dios. Fue el lugar donde anclar mis opciones vitales, con la opción de seguir a Jesús como sentido de mi vida. Esa experiencia la ha de hacer cada uno, en primera persona", detalla.

 

Rosa María Murillo, presidenta de Cursillos de Cristiandad en España

Rosa María Murillo, presidenta de Cursillos de Cristiandad en España.

"Es gracia, no es magia"

Cursillos es un método para anunciar el Evangelio, y los miembros del movimiento ven a menudo a Dios tocar mentes, almas y corazones. Pero, advierte, "es gracia, no magia". Por Cursillos han pasado personas de lo más diversas, ella ha estado en docenas de Cursillos "y siempre me sorprende, no hay ni un Cursillo del que no vuelva asombrada por lo que Dios hace".

Actualmente Cursillos está implantado en 57 diócesis españolas. Hay zonas donde el movimiento siempre ha sido fuerte, y lo sigue siendo: Madrid, Córdoba, Toledo, Murcia y otras... Hay otras zonas donde se está relanzando recientemente, como Jaén o Guádix. En Plasencia se reinició hace diez años y está cobrando ímpetu. "En general, en el norte de España hay más dificultades y es donde vamos a intentar acompañar y apoyar más", explica la presidenta.

El arzobispo Sáiz Meneses, consiliario de Cursillos, con los cursillistas en la Ultreya Nacional en Toledo en verano de 2022

El arzobispo Saiz Meneses, consiliario de Cursillos, con los cursillistas en la Ultreya Nacional en Toledo en verano de 2022.

Nacido en 1949 en Mallorca, el método de Cursillos pronto se extendió por España, Hispanoamérica y otros continentes. En África se está empezando a implantar ahora, con Sudáfrica como punto de despegue, con los cursillistas de Europa apoyándolo. En diciembre de 2022 se celebra un encuentro mundial de Cursillos en Mar del Plata, Argentina.

Para parroquias que quieren evangelizar

Cursillos de Cristiandad es, dice Rosa Mª Murillo, "una herramienta de experiencia probada en el campo urgente del Primer Anuncio. Tiene clarísima conciencia eclesial y buen encaje perfecto en la pastoral evangelizadora. Quizá hoy es más necesario incluso que antes, por la llamada del Papa Francisco a construir una 'Iglesia en salida'. Y es un testimonio evangelizador en la parroquia".

En España han ido surgiendo con los años más métodos de kerigma o primer anuncio (Emaús, Alpha, Seminarios de Vida en el Espíritu, catequesis neocatecumenales...). Cursillos es el que primero se implantó en el país ya en aquellos años 40 y 50.

"Los distintos carismas dentro de la Iglesia son dones del Espíritu Santo. Creo de corazón que todos son necesarios y no se hacen competencia. ¡Hay tanta mies que recoger, y tantos campos a los que nos cuesta llevar el Evangelio! Hemos de buscar las formas de trabajar juntos", plantea la presidenta de Cursillos.

El formato: siempre un fin de semana

En Cursillos siempre explican que hay un precursillo, el Cursillo en sí y un postcursillo. En todas estas fases hay acompañamiento, oración y amistad.

"La amistad no es una estratagema. Nos ofrecemos en amistad como una forma de entrega, es amistad verdadera y gratuita. Y en ese contacto personal se producen conversaciones profundas. Una vez se eliminan los prejuicios, cuando hay intimidad, surgen las preguntas claves de la vida. Y desde la amistad podemos dar nuestro testimonio y decir: 'a nosotros nos ha servido este camino'. Siempre acompañado de oración personal y entrega", detalla Rosa María.

El Cursillo en sí tiene tres días, se imparte en un fin de semana. Eso no ha cambiado ni con los años ni con el coronavirus.

"La pandemia del coronavirus nos obligó a todos a probar cosas. Usamos herramientas online en precursillos y postcursillos, en grupos de acompañamiento y en el acompañamiento personal, en las ultreyas, que son nuestros grupos... Pero la experiencia del Cursillo en sí, ha de ser presencial. Es una vivencia y una convivencia de lo fundamental cristiano. Hay ahí una cercanía imprescindible. El Cursillo es un encuentro persona a persona, y las nuevas tecnologías tienen un cierto riesgo de despersonalizar".

La Comisión Ejecutiva de Cursillos de Cristiandad en España en 2022

En la foto, la comisión ejecutiva de Cursillos de Cristiandad en España en 2022. 

Lo que puede cambiar

Cursillos tiene ya 70 años y nació en una España muy religiosa. Mucho ha cambiado desde entonces. ¿Cómo se actualiza?

"Hay intuiciones claras de los inicios que se mantienen", detalla Rosa María. "En esa época ya veían una disociación entre práctica religiosa y vida. Muchos iban a misa pero no tenían experiencia de Dios. Cursillos cree que Dios es la solución para una vida plena y que toda persona es capaz de Dios. Pero Cursillos también anima a estudiar "los ambientes". Nos adaptamos al invitar, en el lenguaje, el contexto. Estamos muy sensibilizados con no estancarnos. Y miramos al mundo como una oportunidad, sin escandalizarnos. Hay una fidelidad creativa que nos empuja. Pero el contenido del kerigma siempre es el mismo, y busca romper esa barrera invisible de la indiferencia hacia Dios".

Al contrario que otros métodos de anuncio y kerigma, donde la música es importante, eso no sucede en Cursillos. "Pero somos gente alegre y tenemos una canción alegre, 'De colores'. Y, desde luego, el kerigma se ha de proclamar siempre desde el gozo, o no será kerigma", matiza la presidenta.

¿Hay párrocos que puedan ser reticentes a un método tan probado y veterano? "Quizá alguien tiene reticencias por desconocimiento, porque no sabe lo que aporta Cursillos. O bien, hay parroquias que simplemente no tienen mentalidad de evangelización y primer anuncio. Pero la misión es muy amplia, hay mucho que hacer y no deberíamos entretenernos con reticencias", señala Rosa María.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda