Martes, 31 de marzo de 2020

Religión en Libertad

Compromís empieza una campaña anticlerical contra los capellanes de hospitales públicos

ReL

Carles Mulet, el senador de la izquierda radical anticlerical de Compromís, socia del Más País de Íñigo Errejon
Carles Mulet, el senador de la izquierda radical anticlerical de Compromís, socia del Más País de Íñigo Errejon

Compromís, la formación de izquierda nacionalista valenciana, ha expresado este jueves su militancia anticlerical y su voluntad de presionar al nuevo Gobierno socialista en España, en esta ocasión para retirar cualquier presencia de capellanes (de cualquier religión) en los hospitales públicos. Compromís tiene 17 diputados en el Parlamento valenciano, y en las Cortes nacionales cuenta con un senador y un diputado en el Congreso. 

El senador de Compromís, Carles Mulet, ha registrado sendas preguntas dirigidas al Gobierno en la que reclama al nuevo Ejecutivo que formarán PSOE y Unidas Podemos que garantice la aconfesionalidad del Estado en los centros sanitarios «no respetada en los convenios exclusivos con la Iglesia católica». La formación ha aclarado que su objetivo «no es extender este tipo de asistencia al resto de religiones, sino evitar que cualquier religión se inmiscuya en los centros sanitarios», según recoge el diario ABC.

De acuerdo con la tesis que sostiene Compromís, el« Convenio de 23 de abril de 1986 sobre asistencia religiosa católica en los centros hospitalarios del Instituto Nacional de Salud atenta contra la aconfesionalidad del Estado consagrada en nuestra Constitución». Compromís recalca que en «dicho convenio se garantizó por parte del Estado a la asistencia religiosa católica de los católicos internados en sus centros, pero no al resto de confesiones o sectas religiosas».

Con el argumento de que «la asistencia religiosa no forma parte de ninguna rama de la medicina moderna», Compromís lamenta que el Gobierno garantice con fondos públicos la presencia de sacerdotes allí donde aún mantiene competencias de Sanidad, es decir, en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, matizando que allí «la religión con más seguidores no sería la católica» (buena parte de la población es musulmana).

Compromís quiere saber qué cantidad ha destinado el Gobierno desde 1986 de dinero de la Administración General del Estado para asistencia religiosa, en qué hospitales o centros sanitarios, y para qué confesión religiosa.

"Evitar interferencias mitológicas y mágicas"

El lenguaje de Compromís no es muy distinto a lo que podía leerse en la literatura anticlerical soviética o comunista de hace un siglo: pide «evitar las interferencias (pagadas con dinero público) religiosas, mitológicas, mágicas o pseudocientíficas en los centros hospitalarios públicos, bajo la excusa de asesoramiento ético, moral o religioso», y sostiene que «la asistencia religiosa no forma parte de lo estipulado en la Constitución en cuanto a los derechos reconocidos a la salud».

Además, añade el texto de la izquierda valenciana, asociada con la formación Más País de Íñigo Errejón, «ciertas posturas integristas religiosas en materias éticas o morales pueden ir contra los principios básicos de la ciencia o la medicina».

Contra el convenio de 1986 del Gobierno socialista de Felipe González

Compromís, que gobierna en la Comunidad Valenciana junto al PSPV-PSOE y Podemos, considera que el convenio suscrito en 1986 entre el Ejecutivo de Felipe González y la Conferencia Episcopal «sirvió de justificación para transferir también este privilegio religioso» a las autonomías que asumieron las competencias en materia de sanidad.

La Comunidad Valenciana destina 856.000 euros al año para sufragar los sueldos de 62 sacerdotes que ofrecen sus servicios en 25 hospitales de la red de hospitales públicos.

En virtud del acuerdo suscrito en 1986, la mayoría de hospitales públicos en España tienen espacio para la Iglesia católica, fundamentalmente «capilla y despacho».

Al respecto, Compromís ha preguntado al Gobierno en sus interpelaciones en el Senado «qué medidas va a tomar para derogar los acuerdos que garantizan la asistencia religiosa católica en centros hospitalarios públicos en España».

¿Qué dice la Constitución española?

Compromís parece ignorar lo que declara la Constitución española: "Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones" (artículo 16.3).

Lea también, aquí en ReL, "Prepárate, y prepara a tus hijos, para un régimen comunista: aprende con este documental"

Conozca en ReL nuestra sección Laicismo y nuestra sección Comunismo

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA