Martes, 27 de julio de 2021

Religión en Libertad

La pequeña Inés, con 5 años, presenció un milagro eucarístico: Cañizares impulsará su canonización

El cardenal Cañizares abriendo la puerta santa de Moncada / Archivalencia
El cardenal Cañizares abriendo la puerta santa de Moncada / Archivalencia

ReL

En la localidad valenciana de Moncada se encuentran de fiesta tras recibir la noticia por parte del arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, del impulso del proceso de beatificación y canonización de la pequeña Inés, una niña de 5 años que fue testigo en este pueblo de un milagro eucarístico en la Navidad de 1392.

Tal y como recoge el semanario Paraula, de la Archidióceis de Valencia, el pasado sábado celebraron en Moncada el día jubilar en el marco del Año Eucarístico del Santo Cáliz y donde recordaron especialmente el acontecimiento del milagro eucarístico acaecido allí mismo siglos antes. No pudo realizarse en Navidad como correspondía debido al Covid-19 pero sí ahora en julio.

El sábado en el marco de una eucaristía presidida por el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, la parroquia San Jaime Apóstol de Moncada abrió la Puerta Santa para celebrar durante todo el domingo su Día Jubilar.

Festejaron el milagro eucarístico que presenció Inés, una niña de 5 años en la Navidad de 1392, en esa misma iglesia, cuando vio al Niño Jesús en la forma que levantaba el sacerdote en el momento de la consagración durante varias misas seguidas a las que acudió con su madre.

Se da la circunstancia de que aquel milagro eucarístico, en presencia de numerosos testigos, ocurrió en pleno cisma de Occidente, un periodo de división dentro de la Iglesia que comenzó con la proclamación de dos Papas, Urbano VI y Clemente VII,  y que había conducido a que muchos sacerdotes ordenados por la línea de uno u otro Papa dudaran sobre la validez de su ordenación y por tanto de la eficacia de sus sacramentos. Entre ellos estaba el entonces párroco de Moncada, Mosén Jaime. 

Al escuchar el testimonio de la niña, el párroco quiso poner a prueba la revelación ante varios testigos. Tomando una forma consagrada y otra sin consagrar, preguntó a la Venerable Inés, varias veces mientras las alternaba de espaldas a ella, dónde veía al Niño.

La niña señaló en todas las ocasiones sólo a la forma consagrada. “Todos quedaron maravillados, y el sacerdote entendió el signo como una confirmación de la validez de los sacramentos y de la presencia real de Jesús en la eucaristía”, ha relatado Javier Grande.

El Arzobispo se refirió a la niña Inés como una fuente de bendición para Moncada, y anunció el impulso para el proceso beatificación y canonización de la Venerable pequeña Inés, lo que fue recibido con gran alegría por la comunidad parroquial.

Fueron 24 horas de celebración jubilar “de gran intensidad, todo un día de bendición, de gracia y de misericordia”, según ha destacado el párroco, Javier Grande. Durante todo el domingo el templo permaneció abierto y el Santísimo expuesto, por lo que, según detalla el párroco, fueron muchas las personas que se acercaron a cruzar la Puerta Santa, rezar y confesarse.

Además, durante toda la jornada se celebraron diferentes misas jubilares que fueron organizada por las diferentes áreas pastorales de la parroquia. Una de las más especiales fue la de los enfermos y ancianos, ya que fueron los propios feligreses quienes fueron a recogerlos a sus casas, dado que habitualmente no pueden acudir a las celebraciones al templo parroquial.

El Día Jubilar se cerró con una vigilia eucarística con los jóvenes que contó con la presencia de Hermanitas del Cordero, que compartieron su testimonio.

Dos tablas del milagro

El sábado también fueron bendecidas dos tablas que reflejan dos aspectos del milagro eucarístico que aconteció en la población. En una de ellas se puede contemplar a la venerable Inés, de niña, presenciando el milagro eucarístico en la Navidad de 1392. En la otra tabla, aparece ya una Inés adulta, en la cueva donde vivió apartada en oración hasta el final de sus días, con austeridad y penitencia. Serán colocadas cerca del lugar donde por primera vez vio en las formas consagradas al niño Jesús, al “Xiquet”.

La parroquia ya trabaja junto al ayuntamiento de Moncada y la Diputación de Valencia en la señalización y trazado de la senda que unirá la parroquia con la cueva situada en la Calderona donde vivía la pequeña Inés y que pasará también por su casa natal.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda