Lunes, 16 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Hablan los exorcistas de Minnesota, un servicio cada vez más frecuente

«En 2005 yo sólo sabía de una docena de exorcistas, hoy debe haber ya como 175 en Estados Unidos»

Vincent Lampert es el exorcista oficial de la arquidiócesis de Indianápolis y está acostumbrado a hablar en público de su ministerio
Vincent Lampert es el exorcista oficial de la arquidiócesis de Indianápolis y está acostumbrado a hablar en público de su ministerio

ReL

"Cuando me nombraron exorcista en 2005 sólo sabía de una docena de exorcistas en Estados Unidos; hoy diría que hay al menos 175, y cada año más". Estados Unidos tiene 194 diócesis, así que falta poco para lograrse la ratio de un exorcista por obispado. Ese es el cálculo de Vincent Lampert, exorcista de la arquidiócesis de Indianápolis (EEUU), que suele hablar del tema con libertad en los medios de comunicación. Por eso recibe -calcula- entre 30 y 40 llamadas a la semana de "gente de todo tipo", estudiantes, ancianos, banqueros, desempleados, católicos o no...

"He visto ojos que se giraban hacia atrás, espuma en la boca, gente siseando, gente hablando con voces extrañas...", enumera al periodista Jean Hopfensperger, que ha realizado un reportaje publicado por varios periódicos del Medio Oeste americano. También vio a una señora anciana levantar una pesada silla sobre su cabeza. "Eso te llama la atención", constata el exorcista de Indianápolis.

vincent_lampert_ponencia

Vincent Lampert, exorcista oficial de Indianápolis

Cada diócesis, con su exorcista... y su equipo ayudante

Juan Pablo II pidió, por insistencia del exorcista de Roma, el padre Amorth, que cada diócesis tuviera su propio exorcista, y el Papa Francisco, que predica a menudo sobre el diablo y apoya esta pastoral, ha mantenido el impulso. Como resultado, poco a poco, las diócesis de Estados Unidos se lo han ido tomando en serio. No sólo trabajan con personas que creen estar poseídas, sino que muchos ayudan en temas de sectas, bandas o adicciones.

El periodista ha hablado con dos exorcistas de Minnesota que no han querido dar sus nombres. Siempre designados por el obispo, los exorcistas norteamericanos a veces viajan a Roma a los cursos que se organizan sobre liberación, exorcística y demonología; otros estudian con un mentor veterano; y en EEUU, en Libertyville (Illinois), existe el Instituto Papa Leon XIII que desde hace unos años ofrece cursos intensivos sobre esta materia y forman a los exorcistas y sus ayudantes. Incluso lo anuncian en Internet (aquí en inglés). Objetivos del Instituto: "educar a obispos, sacerdotes, exorcistas, diáconos y laicos en los conceptos teológicos, espirituales e históricos del mal, como base para desarrollar una comprensión fundamental del ministerio de exorcismo y liberación, sus procesos y su relación con la medicina psiquiátrica".

andrew_cozzens

El obispo Andrew Cozzens con su madre; a ella la presionaron para abortarlo, diciéndole que el bebé sería un monstruo, su médico la abandonó (su testimonio provida aquí)

Andrew Cozzens, que desde 2013 es obispo auxiliar en Minneapolis, no es el exorcista diocesano aunque ha acudido a algunos exorcismos. Dice que la arquidiócesis cuenta con 4 equipos especiales de oración para rezar por las personas bajo influencia maligna en grados menos graves, las que necesitan oración de liberación pero no un exorcismo completo. "En los últimos 10 años hemos notado una necesidad creciente", afirma.

Sólo los exorcistas oficiales designados por el obispo pueden realizar el ritual completo del exorcismo. No son casos frecuentes.

"Hay casos que no tienen otra explicación"

El exorcista de la diócesis de St Cloud, que es párroco de varias iglesias rurales, señala que "por desgracia, hay mucha enfermedad mental y depresión que la gente quiere atribuir a lo demoníaco. Pero también hay casos donde la gente de verdad oye voces, ve sombras, siente toques y huele olores que no tienen otra explicación".

Otras personas acuden diciendo que sienten que han sido maldecidas, o que su casa está infestada (de entidades malignas espirituales) o que tienen pensamientos perversos recurrentes, muy vivos. Una señora dijo al exorcista Lampert que un vecino suyo hizo un ritual en su porche delantero matando un animal: pedía a la Iglesia una bendición o protección espiritual para su casa.

El exorcista de la diócesis de Winona-Rochester comenta el caso de una madre joven que "gritaba y ponía los ojos en blanco hacia atrás"; él ayudó en el exorcismo y cree que abrió la puerta a lo diabólico porque había consultado con un medium.

"La gente tiene hambre de conocer y vivir cosas trascendentes como Dios, la verdad, la otra vida... pero lo buscan en lugares menos exigentes [que la vida cristiana] y más conectados a sus gustos personales", añade este exorcista.

Según el estudio Understanding Unbelief 2019 (ReL lo resumió aquí), en EEUU el 20% de los ateos y el 16% de los agnósticos cree en "seres sobrenaturales" y en "fuerzas subyacentes del bien o del mal". Declararte ateo no impide que los "seres sobrenaturales" revoloteen en tu vida.

El exorcista Lampert considera que es valioso que se reconozca más que hay acción del Maligno en el mundo, pero "lo que los exorcistas de verdad esperamos es que la gente se centre menos en los demonios y más en Dios", añade.

Lea más sobre estos temas en nuestra sección Exorcismos

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA