Martes, 12 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

¿Es posible superar la procrastinación?

por Conversaciones Lúcidas

La mayoría de las veces que postergamos algo lo hacemos porque tememos que la tarea nos cause sufrimiento, sea fuente de criticas o nos haga fracasar en su realización. Y, por lo general, cuanta más dilación, mayor será el sufrimiento y las expectativas de fracaso. El primer paso para curar esta percepción comienza por empatizar, entender y colocar correctamente nuestras preocupaciones al respecto.

Se sabe que la procrastinación o dilación es un problema bastante generalizado. De hecho, es uno de los cinco hábitos principales que limitan seriamente las oportunidades personales y profesionales de cualquier persona. Estos son:

  1. 1. Falta de fiabilidad
  2. 2. Actitud egoísta ("no es mi trabajo")
  3. 3. Procrastinación
  4. 4. Resistencia al cambio
  5. 5. Actitud negativa

Para muchas personas, estos hábitos les han pasado factura en su trabajo, en una subida salarial e incluso en una promoción. Además, aquellas personas que no llegan a determinar el coste de este hábito en términos absolutos, reconocen que podrían haber logrado mucho más si no hubiera sido por esta debilidad crónica.

Yo personalmente me reconozco en esta categoría de personas que pueden hablar sobre las pérdidas que provoca el efecto de la procrastinación o dilación. Trabajando en el departamento de marketing de una empresa de inversiones en Boston, me di cuenta de que la estrategia de marketing de la empresa no contemplaba el floreciente mercado que agrupaba a minorías, en particular la minoría hispana. Este mercado empezaba a mostrar unos activos para la inversión y unos ingresos muy significativos por entonces, hablo de finales de los 90. Sin embargo, nadie hablaba con este cliente, y mucho menos se creaban productos especialmente diseñados para sus necesidades de ahorro e inversión en sus diversos ciclos de vida. Así que se me ocurrió investigar sobre el tema y llevar el proyecto al comité de dirección. Los números inicialmente avalaban la cobertura a este mercado y además posicionarían a la empresa como una marca y service provider de referencia en este mercado. Sin embargo, poco tiempo después, la empresa entro en una fase de adquisición y posterior integración en una empresa europea muy importante. Me asignaron nuevas responsabilidades y dejé de lado el proyecto.

Las oportunidades hubieran sido extraordinarias, por muchos motivos, y la empresa podría haber ganado muchísimos inflows a vehículos de inversión y ahorro. Dos años después, una empresa importante del sector decidió entrar en este mercado y se estableció prácticamente sin competencia. Su éxito fue arrollador. En poco tiempo consolidó su marca y reforzó su dimensión de responsabilidad social, captando la atención de grandes administradores públicos de fondos de pensiones americanos. Vivir para ver.

Estas son algunas fuentes de influencia que tienen un efecto notable en mi energía, concentración y productividad en los momentos importantes:

1. HAZ QUE SEA MOTIVADOR:

  • Conviértelo en un juego. Incluso las tareas mas desagradables se vuelven interesantes y atractivas cuando las convertimos en un juego: enfoque, límite de tiempo y un marcador. Es una excelente idea aumentar el sentido de enfoque del "juego" y vincular la experiencia con una promesa de recompensa.

  • Repite tus afirmaciones. Ten a mano afirmaciones motivadoras que ayudan a replantear la decisión que están tomando en el momento clave. Por ejemplo: si tienes que lanzar una piedra, lánzala ahora lo mas lejos que puedas. Si tienes que lanzar 3 piedras, lanza primero la mas grande.

2. DESARROLLA HABILIDADES

  • Lee libros. Muchas personas encuentran herramientas muy útiles en libros que les ayudan a aumentar y enfocar su energía mental de manera más efectiva. Por ejemplo: Hazlo Ahora de Neil Fiore, The Procrastination Equation de Piers Steel y Getting Things Done de David Allen.


  • Considera la productividad como una habilidad. Elije un intervalo especifico de tiempo para enfocar tu atención y luego paras. Por ejemplo: tengo un mantra que es muy efectivo para combatir mi propia tendencia a la procrastinación: progresar un mínimo cada día. Una vez que empiezo con algo, aunque sea con el objetivo mental de decir que solo voy a hacer esto durante treinta minutos, siempre acabo produciendo más de lo esperado.

3. BUSCA APOYO

  • Encuentra un amigo. Asóciate con alguien que tiene un estilo diferente al tuyo. Esto te obligará a evaluar tu posición con respecto a la otra persona y te verás mas inclinado a contribuir. Por ejemplo: tuve un jefe hace años que me parecía el campeón olímpico de la procrastinación. Trabajamos juntos durante algunos años e hicimos un gran equipo. Nos apoyábamos el uno en el otro y propiciábamos un equilibrio en la forma de abordar nuestro trabajo. El sabía que podía contar conmigo para desarrollar un plan rápido y comenzar a ejecutar. Y yo aprendí las ventajas de dejar pasar algunas cosas para evitar tener que “desandar” el terreno recorrido, ya que los proyectos a menudo se redirigen a medio camino.

  • Establece límites con los demás. Establece un intervalo de tiempo para resolver problemas o posibles problemas que puedan aparecer. Una parte importante de la gestión de uno mismo consiste en gestionar las interrupciones, es decir, quién podría interrumpirte y cuándo.

4. RECOMPÉNSATE

  • Pon el listón. Recompénsate activamente para motivarte a tí mismo. Establece el valor de la recompensa de forma proporcional al nivel de dificultad, tiempo, habilidad que se requieren y el redito que obtendrás.

  • Tus colaboradores. No te olvides de ellos, serán una parte esencial en lo que trates de hacer. Tu solo no puedes hacerlo todo, por lo tanto, necesitaras ayuda. Pon el listón con ellos también y recompénsales con criterio.

5. ESTRUCTURA PARA EL ÉXITO

  • Descomponer. Divide el proyecto en esquemas sencillos tomando en consideración habilidad, tiempo y dificultad. Planifica intervenciones muy coordinadas y rápidas.

  • Continuar con la diversión la próxima vez. Reinicia la intervención en un punto en el que sea estimulante, motivador, excitante.

  • Programación. Programa las intervenciones en los periodos de tiempo más productivos del calendario, donde sabes que hay mas diponibilidad de energia creativa y constructiva.

  • Aislarse. Crea un ambiente sin distracciones donde los valores que priman son la energía, el enfoque, la productividad. Recuerda, tú elijes los valores. 
  •  

No recomiendo poner en practica todos los pasos mencionados anteriormente al mismo tiempo. Elije una o dos ideas y experimenta con ellas. Actúa como un científico, examinando tus propios pensamientos y comportamientos, para ver qué te hace sentir más ilusionado, motivado y productivo. Haz de este proceso un ciclo continuo.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA