Martes, 29 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Blog

Ambición de Dios

El mundo es demasiado bello como para perder el tiempo trabajando. Una frase así, más o menos, la escribió o la dijo Robert Walser, el hombre que se dedicó a lo importante: pasear.

El paseo como una de las bellas artes... Al final de su vida, durante veinticinco años, no escribió una sola línea. Olvidado en su tiempo, hoy se le considera uno de los grandes escritores y poetas -distingamos- en lengua alemana. 

Como Walser, estoy seguro de que en este mundo sobran artistas y escritores, y sobran palabras escritas. Son, en el mejor de los casos, un homenaje a la soberbia del escribiente. En el peor, puro veneno en negro sobre blanco. Ponzoña del infierno con apariencia de sabiduría -hay mucho de eso en el siglo XX-.

(Yo no debería escribir. Este digital no debería existir. Existe solo porque Dios quiere que exista y sea como es. Alex Rosal es un lápiz. Alez Rosal lo sabe. Otros se llamarían "directores de algo"). 

Los que escriben aquí tampoco deberían hacerlo si solo piensan en el bien de los demás. No se engañen: cuidan el bien de su vanidad. No he venido aquí para hacer amigos. Si mi soberbia es la que es, y todos somos carnales, no me repliquen. No pueden.

Escribir es pequeño. El mundo de la publicidad es pequeño. El de los grandes medios, mezquino y asqueroso. La política es ínfima, una charca para sapos. El mundo, cualquier mundo es pequeño. A mí, en mi ambición infinita, se me quedan todos pequeños y los miro a todos con piedad y una cierta compasión: mundos enanos de enanos soberbios. 

(Cristo expulsa a los demonios; no se compadece de ellos).

No quiero esos mundos, pues, porque son pompas de jabón. ¿Lo ven? Lo vio un poeta. 

Desprecio el mundo después de Cristo. 

Por la sencilla y única razón de que Cristo es el mundo. "Cuando descubrí que Dios existe, me di cuenta de que solo podía vivir para Él", dijo Carlos de Foucauld.

-¿Qué es lo demás? Nada. Créanlo y no lo digan de boquilla: somos nada. Y no hacemos nada ni valemos nada. ¿Qué tienen, piadosos y blasfemos, ateos y cínicos, cobardes y fanfarrones, qué tienen que no hayan recibido?

Mi ambición solo se colma con Dios. Por eso quiero ser todo, amarlo todo y desaparecer en lo ínfimo. Semilla oscura.

La humildad es la verdad.

La absoluta verdad de la pequeñez y del olvido y del silencio.

La flor marchita por el sol de mediodía. Alabanza plena y terminada con el fulgor feliz de la finitud de -ahora sí- una irisada, una frágil, una esquiva pompa de jabón.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA