Miércoles, 17 de julio de 2024

Religión en Libertad

Blog

El Chesterton campestre de 1910

Chesterton.
G.K. Chesterton (1874-1936) en 1908, la época en la que empezó a meditar su traslado a Beaconsfield, cuarenta kilómetros al noroeste de su Londres natal. Allí vivió el resto de su vida.

por Mientras el mundo gira

Cuando Ediciones Encuentro y el Club Chesterton de la Universidad San Pablo CEU (Fundación Cultural Ángel Herrera Oria) empezaron el proyecto de publicar todas las colaboraciones que G.K. Chesterton publicó en The Illustrated London News a lo largo de su vida, pensé que había que ir haciendo hueco en mi biblioteca. Se trata de un proyecto propio de Hércules, pero ya vamos por el quinto libro, titulado Muchos vicios y algunas virtudes, y los momentos de gozo se van sucediendo a medida que le hincamos el diente a textos chestertonianos en su gran parte inéditos.

G.K. Chesterton, 'Muchos vicios y algunas virtudes'.

Los lectores habituales de Chesterton me entenderán. Estamos ante un Chesterton que escribe cada semana y que, como es lógico, es irregular. Hay semanas inspiradas y otras en las que, si su mujer Frances no le llega a encerrar en su despacho hasta cumplir con el compromiso que tenía con el Illustrated London News, sospechamos que Chesterton se hubiera evadido de sus responsabilidades. También afecta la temática: hay cuestiones que no han perdido un ápice de actualidad, y otras que pueden resultar ya lejanas o que requieren ciertos conocimientos históricos para captar bien los términos del debate. Chesterton era humano y, aunque genial, tenía días mejores y peores. Pero es precisamente su genialidad la que siempre le salva, la que siempre justifica que nos sumerjamos en sus páginas, porque incluso en el día menos inspirado aparece, de pronto, cuando menos te lo esperas, ese fogonazo de genialidad que te obligan a detenerte, sonreír y subrayar cuidadosamente con el lápiz para que no se te escape esa cita iluminadora.

Sin ánimo de ser exhaustivo, comparto con ustedes algunas de las joyitas con las que me he encontrado en este Chesterton de 1910, el año en que se mudó al campo y abandonó Londres:

1 de enero de 1910: "Nunca he sabido bien en qué consiste el progreso, solo sé que es algo así como un policía que siempre le está diciendo la gente que se mueva sin decirles adonde ir".

15 de enero de 1910: "Herbert Spencer tiene un sistema educativo rayando el absurdo. Querría que los pobres niños aprendieran sólo por experiencia y con castigos que les impartiera la naturaleza. Si un niño se cae en una hoguera y es reducido a una dedicada y ligera ceniza, Spencer sugiere (muy ciertamente) que el niño no lo hará de nuevo. Ni hará ninguna otra cosa más".

30 de abril de 1910: "No hay persona más cerrada que la que piensa que es una persona totalmente abierta".

28 de mayo de 1910: "Los filántropos a veces se olvidan de que la piedad es muy diferente de la compasión; porque la compasión significa sufrir con los otros y no simplemente lamentar que sufran".

11 de junio de 1910: "Es nocivo que las personas oigan medias verdades si no pueden oír la verdad entera. La verdad completa es siempre el aliado de la virtud; la verdad a medias es siempre el aliado de algún vicio".

16 de julio de 1910: "La Biblia dice que debemos amar a nuestro prójimo, y también que hay que amar a nuestros enemigos, porque a lo mejor coincide que son los mismos".

17 de septiembre de 1910: "Uno no puede enseñar con claridad una verdad si en realidad está pensando en enseñarla y no en la verdad".

29 de octubre de 1910: "No puedo ver cómo los pensamientos, como tales, pueden portar esa santidad humana o por qué debo respetar una idea que considero desagradable sólo porque se le ha metido a alguien en la cabeza. No respetamos a cualquier secta, iglesia o grupo por su sinceridad. La sinceridad sólo quiere decir que cree que eso es verdad. Pero si la opinión de un hombre es que debe prender fuego a perros vivos, yo no lo respeto porque él sienta así de verdad, al contrario, lo respetaría más si pudiera creer que sólo era un elegante disimulo".

19 de noviembre de 1910: "No hay historia inteligible sin una religión".

26 de noviembre de 1910: "No hay ninguna paradoja en afirmar que la prensa existe para ocultar los hechos".

31 de diciembre de 1910: "La gente funda instituciones para promover ciertas ideas; los enemigos de estas ideas no tienen lugar en tales instituciones: un hombre honorable debería sentirse un traidor y un espía en una iglesia con la cual no está de acuerdo".

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda