Miércoles, 29 de mayo de 2024

Religión en Libertad

Blog

La pantomima del "Sí es sí": la reforma, también en el guión

La pantomima del "Sí es sí": la reforma, también en el guión
La violación de las hijas del Cid. Ignacio Pinazo. Diputación de Valencia

por En cuerpo y alma

 

            Dentro de la enorme farsa en la que se ha convertido la política española, -y desengañémonos, la de todos los países gobernados por la Agenda 2030, la práctica totalidad de los de occidente- procedemos a contemplar ahora un nuevo episodio del folletín “Sí es sí”. Por cierto, del todo previsto, que nadie se crea que espontáneo o inesperado. Sí, porque muy posiblemente se procederá a la reforma de la Ley, volviendo a un sistema de penas para los violadores –se habla de casi un millar que se han acogido ya a los beneficios del “Sí es sí”... y los que faltan- similar al que regía antes de que el “Sí es sí” aliviara la condena de todos ellos.

             Tuve ocasión de contar a Vds. hace muy pocos días –pinche aquí si le interesa el tema- que la ministra-cajera no se había equivocado cuando estableció el nuevo sistema de penas para el delito de violación. De formación personal, cultural y profesional no anda excesivamente sobrada, es verdad, pero la ministra-cajera no es ninguna tonta –los logros de su vida no permiten realizar aseveración tal-, y como buena cajera que fue antes que ministra, otra cosa no sabrá hacer, pero sumar y restar sí.

             No, la ministra-cajera no se equivocó, hizo la ley que le mandó su Jefe (huelga decir que cuando hablo de “su Jefe” no hablo ni del Macho Alfa ni del Doctor Cum Fraude, sino del que les dice a los dos, y a la ministra también, lo que tienen  que hacer), y la hizo muy bien, que la ministra es muy bien mandá, consiguiendo a las mil maravillas el objetivo que se pretendía conseguir, esto es, poner en la calle, a la mayor brevedad, mil profesionales de la violación, los mejores, los más avezados. ¿Qué por qué, que para qué? Ah, amigo lector, no voy a estar toda la vida repitiendo las mismas cosas: si quiere Vd. saberlo, tendrá que leer el artículo en el que se lo expliqué (tampoco se lo voy a poner muy difícil, pinche aquí y entrará directamente en él).

             “Pero ahora, amigo Antequera, van a reformar la ley y todo volverá a su ser, el "Sí es sí" no habrá valido para nada”, me dirá Vd.. Pues bien, no, amigo lector, se equivoca Vd. de cabo a rabo: el “Sí es sí” habrá completado perfectamente el objetivo para el que fue diseñado, esto es, poner mil profesionales de la violación en la calle a la mayor brevedad.

             Lea Vd. esto, léalo con atención:

             “La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos”

             Es el artículo 9.3 de la Constitución Española. En román paladino, y para que nos entendamos, quiere decir que cualquier reo tendrá derecho a que le sea aplicada la ley que más le beneficie en cualquier momento de la duración de su condena, aunque esa ley sea derogada después por otra ley más dura.

             En otras palabras, la nueva ley que muy probablemente realizará el Gobierno español para paliar los desaguisados del “Sí es sí” podría dictar pena de muerte para el violador (es un suponer, no se alarme Vd.), que los violadores que estaban cumpliendo condena mientras la ley del Sí es sí estaba en vigor, podrán seguir acogiéndose a sus beneficios, y en consecuencia, acortar su condena o incluso, según el caso, volver a la calle. Es algo más que un precepto constitucional, es prácticamente un principio universal del derecho penal, vigente en la práctica totalidad de los sistemas constitucionales del mundo.

             De acuerdo con el guión, nos venderán que "han sido ágiles", que “cuando el Gobierno comete un error, rectifica inmediatamente”. Puede que incluso escenifiquen una supuesta discrepancia, muy oportuna ahora que vienen elecciones, entre pesoítas y podemitas. Pero no, amigo lector, en realidad estaba todo previsto. "Hacemos la ley. Sin ni siquiera necesidad ni de concederles un indulto (la Ley del sí es sí, es en realidad, un indulto encubierto) ponemos en la calle un millar de "profesionales", que es lo de lo que se trata. Y luego volvemos a la ley antigua, y aquí paz y después gloria".

             La opinión tonta, perdón la opinión pública, apaciguada… y nosotros “¡misión cumplida, mi General!”.

             Que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos.

 

 

            ©L.A.

            Si desea ponerse en contacto con el autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es

 

 

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda