Sábado, 04 de febrero de 2023

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Unirnos en la lucha. Comentario para Matrimonios: Lucas 13, 31-35

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

No cabe que un profeta muera fuera de Jerusalén.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 13, 31-35

En aquel día, se acercaron unos fariseos a decir a Jesús: «Márchate de aquí, porque Herodes quiere matarte». Jesús les dijo:
«Id y decid a ese zorro: “Mira, yo arrojo demonios y realizo curaciones hoy y mañana, y al tercer día quedará consumada.
Pero es necesario que camine hoy y mañana y pasado, porque no cabe que un profeta muera fuera de Jerusalén”.
¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían!
Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus polluelos bajo las alas, y no habéis querido.
Mirad, vuestra casa va a ser abandonada.
Os digo que no me veréis hasta el día en que digáis: “¡Bendito el que viene en nombre del Señor!”».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Unirnos en la lucha.

Por el Sacramento del Matrimonio, El Señor quiere reunirnos a los matrimonios bajo Su custodia, pero si no lo alimentamos con la gracia y nuestra entrega, nuestra casa se quedará vacía. Cuántas casas se vacían porque los esposos no quieren responder al amor de Dios.
Y es que, la batalla no es entre los esposos, como podría parecernos. La batalla es contra principados, potestades y dominaciones de las tinieblas.
Esposos, vuestros enemigos están fuera. ¡Luchad juntos contra ellos!

Aterrizado a la vida matrimonial:

Luis: Tere, me he dado cuenta de que debemos unirnos para la lucha.
Teresa: ¿A qué lucha te refieres Luis?
Luis: Cuando vienen las tentaciones, nos enfrentan a uno “contra” el otro. Por ejemplo, esta mañana, cuando te has ido a misa y no me has esperado, me ha venido el siguiente pensamiento: “Ella nunca te espera ¿por qué tienes que esperarla tú? La próxima vez, haz tú lo mismo”. Era una tentación que me venía al pensamiento y me disponía en oposición a ti.
Teresa: Vaya, perdona, debería haberte esperado. Es que, me gusta ir tranquila y…
Luis: A eso me refiero, yo te hacía a ti culpable y ahora tú te sientes culpable. Pero el enemigo no somos tú o yo, el enemigo son las potestades y dominaciones del mal.
Teresa: Tienes razón. Nuestros enemigos son demonios y quieren destruir nuestro amor. Ni tú ni yo queremos nada que afecte negativamente a nuestro matrimonio. Podemos acusarnos y defendernos el uno del otro, o podemos luchar juntos contra el maligno. ¡Tenemos el poder de Dios y con Él vencerá el amor!

Madre,

El Señor es el primer interesado en que nuestro matrimonio vaya bien, y Él pone a nuestra disposición todos los medios necesarios para ganar la batalla, ¿Cómo no vamos a ganar? Alabado sea Dios que nos quiere unidos junto a Él.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda