Sábado, 29 de enero de 2022

Religión en Libertad

Blog

Un hospital de campaña

 

¡Cuántas personas viven en gran sufrimiento y piden a la Iglesia ser signo de la cercanía, de la bondad, de la solidaridad y de la misericordia del Señor! (Papa Francisco)

Este verano estuve cuatro semana en New York, en la parroquia de Santa Rita, situada en el Bronx Sur, uno de los distritos neoyorkinos que se caracteriza por el elevado número de inmigrantes, en su gran mayoría ilegales, procedentes del México, Santo Domingo y Puerto Rico, entre otros países. Además es una zona especialmente querida por la policía debido al gran número de bandas.

En Santa Rita están trabajando dos sacerdotes madrileños estupendos, misioneros del Camino Neocatecumenal, y las misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta que llegaron allí cuando nadie quería ir, y que atienden el comedor y el albergue para los indigentes.

Ha sido una experiencia fantástica por varias razones. Primero porque me ha permitido conocer una realidad social, cultural, religiosa y eclesial distinta a la que vivo habitualmente. Después, porque he vivido con dos sacerdotes que están entregados al cien por cien y con unas religiosas que lo dan absolutamente todo.

Además, he podido aprender varias cosas que, aunque conocidas, a veces se quedan más en la teoría que en la práctica. He visto que las estructuras de pecado son una realidad. Me ha impresionado el poder que tiene el dinero y cómo, por ganar unos pocos dólares, se llega a cualquier cosa. La gran mayoría de personas que viven en el Bronx soportan situaciones de auténtica exclusión social, y junto a esto, familias desestructuradas y un índice de abortos altísimo.

He comprendido, viendo trabajar a los sacerdotes y a las misioneras de la Caridad, que la Iglesia es un auténtico hospital de campaña, donde tantas y tantas personas pueden encontrar sentido a sus vidas. Es un refugio y un oasis donde las personas descubren que, a pesar de sus sufrimientos y miserias, Dios no los ha abandonado.

He visto como Jesús ama a los pobres y sencillos de corazón. Personas que se saben pecadoras, pero han descubierto la misericordia infinita de Dios que puede curar sus heridas y perdonar sus pecados. Y esas personas, que se saben amadas del Señor, se convierten en testigos de ese amor en medio de una sociedad que vive como si Dios no existiera.

Posiblemente algún lector pensará: “no es necesario irse tan lejos para descubrir eso”. Es verdad, aunque en mi caso me ha servido para mirar con otros ojos la realidad que tengo más cerca. Y también es verdad que no hace falta ir al otro lado del Atlántico para encontrar sacerdotes y religiosas entregados, por eso sirvan estas líneas para dar gracias a Dios por tantos hermanos míos, sacerdotes, y también tantas religiosas y religiosos, que con su trabajo incansable, con su entrega y generosidad, muchas veces silenciosa y oculta, hacen que la Iglesia sea ese hospital de campaña tras la batalla.

Veo con claridad que lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía, proximidad. Veo a la Iglesia como un hospital de campaña tras una batalla. ¡Qué inútil es preguntarle a un herido si tiene altos el colesterol o el azúcar! Hay que curarle las heridas. Ya hablaremos luego del resto. Curar heridas, curar heridas... Y hay que comenzar por lo más elemental[1].


[1] Papa Francisco: Entrevista con el P. Antonio Spadaro.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda