Sábado, 20 de agosto de 2022

Religión en Libertad

Blog

Mary´s Land: Arma de Conversión Masiva

por La honda

Hoy 5 de diciembre llega a nuestros cines Mary’s Land, el nuevo trabajo de Juan Manuel Cotelo, cineasta que se ganó el crédito del público con La última cima en 2010.

 

Esta nueva cinta, titulada Mary’s Land, es un paseo de dos horas de punta a cabo del mundo, a través de una decena de historias que, de camino al corazón de Dios, en el seno de su Iglesia Católica, pasan todas ellas por Medjugorje. Ya saben, la pequeña aldea de Bosnia y Herzegovina donde día sí día también desde hace 32 años dicen que se aparece la Virgen María, y de la que día sí día también nos llegan buenas noticias de gente a la que le cambia la vida para bien, conversiones paulinas, curaciones milagrosas y fenómenos extraordinarios similares a los que cuentan los Evangelios y las crónicas más fidedignas de los hechos de Lourdes y Fátima.

 

Cotelo en Tierra de Nadie
Medjugorje, qué enigma. Medjugorje, qué misterio. Más que Mary’s Land podríamos llamarlo Nobody’s Land, la Tierra de Nadie, porque es un lugar aún sin registrar en el mapa político de la Iglesia. Existe, pero no se reconoce. Por un lado, no es de los no católicos, a los que ni les va ni les viene lo que podamos creer o no los que sí que lo somos. Por otro, tampoco es de la propia Iglesia Católica, ya que Roma aún no se ha manifestado ni en contra ni a favor -repito, ni a favor ni en contra- de lo que se cuenta que allí sucede. Entre medias de unos y de otros, y sin terminar de caerles bien a nadie, estamos los que vivimos nuestra vida cristiana en la Iglesia Católica, habiendo sido avivada o iniciada nuestra fe a través de los acontecimientos y mensajes de Medjugorje. Si a alguien le molesta, disculpenos, pero ¿qué podemos pensar si como vemos en Mary’s Land, una chica en la flor de la vida te cuenta que fue a Medjugorje paralítica y que regresó de allí andando como si nada? Cotelo, ¿qué has visto para que nos cuentes esto? ¿Por qué nos tienes que enseñar aquellas interminables filas de hombres venidos de toda la Tierra esperando su turno para confesar? ¿Cuantos había? ¿Cinco mil? ¿Diez mil? ¿En un solo día? Tu película me ha recordado a la preciosa historia de dos jóvenes periodistas que son enviados allí para investigar y al ver lo que has visto tú tomaron una serie de decisiones en sus vidas. Siete años después uno de ellos es sacerdote. A su compañero también aquello le cambió la vida. Y se la cambió para bien. ¿Cómo permanecer impasibles ante el acontecimiento? ¿Qué tipo de duro material acoraza según qué corazones para que permanezcan atorados en el sitio, inmutables, ante tan maravillosos hechos? ¿Por qué les molesta a según qué personas el que otras personas lleguen con estas y tantas otras buenas noticias, hasta el punto de hacerles hostiles a su testimonio?

 

Nueva Evangelización
En mi parecer, esta obra de Mary’s Land es definitiva, no en lo que a Medjugorje se refiere -eso sería reduccionista-, sino en lo que refiere a la fe y la conversión de las personas. Mary’s Land es toda una explicación de la Fe para el Siglo XXI en su medio más popular: El cine. Mary´s Land es una presentación de la obra de Dios en ti y en mí, y en toda la creación, para los tiempos de hoy. Mary’s Land es al cine lo que Medjugorje es a la Nueva Evangelización, una gracia de Dios avalada no por una firma en un documento sino por los frutos, por los miles y miles de hombres y mujeres que testimoniando la obra de Dios en sí mismos se han convertido en notarios de la Historia en un tiempo en el que todo va más rápido que nunca. De hecho, si alguien crea un Máster en Nueva Evangelización, el primer curso debería empezar con esta película. Porque, ¿qué es si no la Nueva Evangelización? ¿El mismo club elitista de siempre con un nombre más moderno? ¿Una reunión de católicos buenos que nos complacemos en decirles a los malos que son malos? ¿Un Consejo de Sabios que va por la vida repartiendo el carné de católico? Me consta, querido Cotelo, que te están crujiendo de lo lindo, y aún no se ha estrenado la película. Caíste entre nosotros de pie con la película sobre Pablo Domínguez, y ahora regresas rodeado de un aura de sospecha. Pero has hecho bien con Mary´s Land, porque aunque muchos no lo entiendan, aunque muchos no lo quieran aceptar perdidos en un mar de miedos y esquemas dogmáticos, espirituales o teológicos, Dios es mucho más sencillo; y aunque muchos no lo quieran ver, en este mundo lleno de fango, para evangelizar hay que bajar al fango, porque en el fango es donde estamos los necesitados del Amor de Dios, y de su Misericordia. ¿Y sabes qué pasa con Mary´s Land? Que apesta a lodo por todas partes. Te has metido cámara al hombro en las pocilgas humanas más sórdidas, en las miserias del corazón humano, recordanome a esa incursión en Normandía que hizo Steven Spielberg al grabar Salvar al soldado Ryan. En la peli de Spielber las gotas de barro y sangre salpican el objetivo de la cámara mientras observamos como nunca antes nos habían enseñado el horror de la guerra. Con Mary´s Land nos salpican el lodo humano y las heridas del hombre no en el objetivo de tu cámara, sino en el de nuestro corazón, cuando nos pones entre tu cámara y Dios y nos preguntas: "¿Qué hay entre vosotros dos a la hora de amar a estos? ¿qué hay entre Dios y tú en tus propias heridas? ¿Amas a tus hermano, con el que no te hablas? ¿Amas a mis hijos como te amas a ti?".

Tu película, amigo Cotelo, es un punto de no retorno entre la mediocridad espiritual y la conversión, y eso hace pupa entre el
stablishment católico, ese grupo farisáico y extenso representado por Cristo con la figura del hermano mayor del hijo pródigo.


Hablamos de conversiones. ¿Son esto acaso malas noticias? ¿Es acaso malo tener noticias del Cielo? Pues las hay peores: Mary’s Land no es una película. Es un Arma de Conversión Masiva, y amigos, qué queréis que os diga. La cosa pinta mal tirando a peor. Por eso, si podéis, id a verla, y verla más de una vez. Llevar a vuestras familias, a vuestros amigos, a vuestros compañeros de oficina, y decidles: “Mirad, así es mi Iglesia, este soy soy y así actúa el Dios en el que yo creo, al que yo amo y al que te presento, cuando le dejas entrar en tu vida”.

 

El Evangelio cobra vida
Ved la peli disfrutando de su profundidad. No os fijéis tanto en el vestuario o en la música o en lo que sea, como en lo que esas personas cuentan que en sus vidas ha hecho Dios. En Mary’s Land el Evangelio cobra vida porque ahí está está Bartimeo. En Mary’s Land está Mateo. En Mary’s Land están María Magdalena, el Buen Ladrón, la hemorroísa y todos los leprosos y paralíticos del Evangelio, que toman sus camillas y se van corriendo como locos a darle gracias a Dios al templo, que tiran sus vendas y descubren su rostro para dar un testimonio que te va a dejar tieso. Están todos ellos hoy, vestidos con camisa, corbata, deportivas o vaqueros, siendo médicos, portada de revista, banqueros... a los que una experiencia del Amor de Cristo, tras oír su voz, tras sentir una profunda mirada, tras hacer una rutinaria peregrinación, ha cambiado sus vidas y nos lo anuncian como un Nuevo Evangelio, como el Nuevo Anuncio. Es la Nueva Evangelización que nos viene a anunciar que Cristo, a quienes ellos han conocido, está vivo, no muerto.

 

 

Esta Navidad regalad entradas de cine para ir a ver Mary’s Land. Buen viaje al Corazón de la Virgen María. Buen viaje a la paz.
Feliz Vida y Feliz Navidad.

www.jesusgarciaescritor.es

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda