Miércoles, 17 de julio de 2019

Religión en Libertad

Blog

Cristo ama a los "sin techo"


Se llama Alberto. Hace unos años toda su familia murió bajo las ruedas de un camión. El único que salió vivo del coche fue él. Desde entonces todo su mundo se ha venido abajo. Llevaba 7 días durmiendo a la puerta de la parroquia. Tumbado, todo el día y toda la noche en el suelo, rodeado de botellas, suciedad y su propio orín tres días seguidos. Le he preguntado qué había bebido y me ha dicho que alcohol 96º. Está destrozado, física y psicológicamente. Que yo sepa los únicos que nos acercábamos de vez en cuando a él éramos los sacerdotes. Pero tampoco es que esté muy orgulloso porque, aparte de asegurarnos de que no estaba muerto, no hemos hecho mucho más. Es una indignidad que haya gente tirada por los suelos de las calles. Pero mayor indignidad es que pasemos de largo sin hacer nada. Ayer por fin le pregunté su nombre y me contó algo de su historia. Me dijo que lo único que quiere es morirse. Pero que no se iba a levantar, que le dejase en paz. Y en paz le dejé, pero el que no se quedó en paz fui yo. 
 
Hoy se me ha ocurrido que el único que podía ayudarle sería alguien que pudiese entenderle y he recurrido a Jorge (no creo que se moleste porque ponga aquí su verdadero nombre, no creo que llegue nunca a leer esto) 
 
Jorge hace unos años estaba igual que Alberto. Enganchado a la heroína, deprimido y tomando metadona. Yendo a Las Barranquillas o a la Cañada Real (infiernos madrileños de la droga). Había sido informático y tenía un buen trabajo con un sueldo muy bueno hasta que la depresión le llevó a perder el trabajo y de ahí al alcohol, drogas y a la calle. Le conocí el día que le reñí por gritar mucho a la puerta de la Iglesia donde pide limosna. Poco a poco nos fuimos conociendo e hizo el Curso Alpha. Hubo un momento en que le dije que a él el único que pude salvarle es Jesucristo y que cuando saliese de su situación podría ayudarme a hacer algo con los “sin techo” que son una verdadera legión en nuestras ciudades.
 
Jorge ha sido capaz de poner en pie a Alberto. Le ha convencido para que le vea el médico y el Samur se lo ha llevado al Hospital. Mañana vamos a ir los dos a verle. Yo me he quedado parte de la ropa y el saco de dormir de Alberto para lavarlo y cuando podamos le daremos ropa limpia. A lo mejor al sentirse un poco más digno, más persona, pueda salir un poco de su situación.
 
He visto a Jorge feliz por primera vez en mucho tiempo al ayudar a Alberto. Creo que le ha hecho bien preocuparse por otro que no sea él mismo. Ójala tuviese ya a Cristo en su corazón.
 
Yo quiero hacer algo con los “sin techo”. No se el qué. Lo que tengo claro es que no ha de ser simple beneficencia. Creo que solo Cristo les puede devolver su vida. Sacarles del alcohol, de las drogas, de las depresiones. De la ira que tienen y que se traduce en violencia. Solo Cristo les puede hacer que recobren la autoestima y las ganas de vivir. 
 
Ya cuento con la ayuda de Jorge, hoy me lo ha demostrado, pronto espero contar con la de otros, quizá el mismo Alberto. Y ya iremos haciendo algo con los “sin techo” que, cuesta creerlo, pero son hijos amados de Dios. Predilectos.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA