Lunes, 16 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Orteguistas asaltan la catedral de Managua, sigue el asedio a la iglesia de Masaya: la ONU protesta

ReL

La policía sandinista u orteguista asedia desde el 14 de noviembre la parroquia de Masaya donde hay un sacerdote y feligreses en huelga de hambre
La policía sandinista u orteguista asedia desde el 14 de noviembre la parroquia de Masaya donde hay un sacerdote y feligreses en huelga de hambre

En los últimos días se han multiplicado en Nicaragua los ataques contra iglesias por parte de grupos violentos afines al Gobierno de Daniel Ortega. Una nota de prensa (aquí en PDF) de la Arquidiócesis de Managua denuncia un ataque contra la catedral de Managua, cuando estos violentos entraron en la basílica y golpearon al sacerdote vicario de la catedral, Rodolfo López, y a la religiosa Arelys Guzmán, según denuncia la arquidiócesis. Ambos religiosos tuvieron que huir del templo ante la violencia.

Este mismo grupo rompió con “fuerza los candados del campanario y otros candados del templo profanando de esta manera la Iglesia”. En la catedral había 8 personas en huelga de hambre contra otros ataques policiales.

En un vídeo difundido por la Arquidiócesis, se ve la turba enardecida que ataca al padre Rodolfo López, con golpes, patadas y gritos soeces contra el sacerdote y la Iglesia.

En la nota se condena la profanación, asedio e intimidación. Se pide al presidente y vicepresidente que tomen acciones inmediatas para que “se respeten todos los templos católicos” y a la policía nacional que retire sus tropas que “asedian e intimidan” la catedral y parroquias (entre ellas la de San Miguel Arcángel de Masaya, que permanece asediada desde hace días por la policía, impidiendo a sus ocupantes recibir asistencia).

La agencia vaticana Vatican News ha recibido también vídeos en los que se ve cómo son agredidos fieles de avanzada edad que estaban rezando el Ángelus frente a la ventana de la casa cural de Masaya donde se encuentra el sacerdote Edwin Román junto a once personas más, asediados desde el pasado jueves. Las mujeres ancianas fueron agredidas por algunos policías y sacadas del perímetro.

Cáritas Internacional y la parroquia asediada de Masaya

La Red de Caritas Internacional en América Central y la de América Latina-Caribe han enviado una carta abierta al presidente nicaragüense, Daniel Ortega. Cáritas, como organismo “enraizado en la defensa y promoción de los derechos humanos” declara "inadmisibles los hechos de persecución, hostigamiento y limitación de libertades a la Iglesia Católica nicaragüense".

parroquia_masaya_asediada

parroquia_masaya_asediada2

La parroquia de Masaya asediada por la Policía, que no deja entrar ayudas, alimentos ni salir a sus ocupantes

Cáritas Internacional denuncia también el asedio policial que encierra al sacerdote Edwin Román y 11 personas más en Masaya. “Nos preocupa grandemente la situación que está viviendo el cura párroco, Pbro. Edwin Román, y algunos fieles de la parroquia San Miguel Arcángel de Masaya, que ha incluido su privación del derecho de celebrar libremente el culto y de recibir, en igualdad de condiciones con el resto de los ciudadanos, los servicios de agua y luz, así como el acceso de personas para aprovisionarlos de agua, alimentos y medicinas, absolutamente indispensables para su sobrevivencia. Estas medidas represivas no tienen ningún asidero en el ordenamiento jurídico, por lo que son claramente violatorias de los derechos humanos garantizados por el régimen constitucional de Nicaragua”.

Reclaman para la parroquia de Masaya y para todos los ciudadanos la seguridad jurídica que les brinda el artículo 27 de la Constitución Política de la República de Nicaragua: “Todas las personas son iguales ante la ley y tienen derecho a igual protección. No habrá discriminación por motivos de nacimiento, nacionalidad, credo político, raza, sexo, idioma, religión, opinión, origen, posición económica o condición social”. También, recordando el artículo 29 de la Constitución nicaragüense: “Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia, de pensamiento y de profesar o no una religión. Nadie puede ser objeto de medidas coercitivas que puedan menoscabar estos derechos ni a ser obligado a declarar su credo, ideología o creencias”, solicitan se garantice el derecho de estas personas.

Asimismo, confían en la autoridad presidencial, para que prevalezca la ley que asegure “que de inmediato cese la violación de derechos humanos mencionados, y que el cura párroco de la Parroquia de San Miguel y demás fieles gocen plenamente de su derecho a la alimentación, al agua, al saneamiento, a la movilización y a la libertad de culto. Piden que se garantice su integridad física, tanto de cara a posibles agresiones por parte de agentes gubernamentales como de ciudadanos que, actuando fuera del marco de la ley, intenten dañarlos de cualquier manera, como ha ocurrido ayer con los maltratos físicos y emocionales de que han sido víctimas en la Catedral de Managua, “por parte de una turba, el padre Rodolfo López, vicario de esta iglesia, y una religiosa, y como ha acontecido en otros templos católicos, hechos muy notorios ante el Gobierno de la República de Nicaragua y de la comunidad internacional, los que también condenamos”.

Desde Ginebra, protesta también la ONU

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Ginebra condenó el 19 de noviembre el maltrato de las fuerzas policiales a los huelguistas encerrados en la catedral de Managua y la iglesia de San Miguel Arcángel de Masaya, y pidió que se garantice el derecho a este tipo de protestas sin privarles de alimentos, agua o medicinas.

La ONU recordó que la parroquia Masaya, donde trece personas están encerradas desde la semana pasada para pedir la liberación de 130 detenidos por las protestas que este año ha habido en el país, está acordonada desde el 14 de noviembre. La policía ha cortado el suministro eléctrico y de agua del edificio.

"Nos preocupa que otro grupo de opositores fue detenido tras llevarles ayuda humanitaria y que puedan ser acusados de graves delitos por ello", señaló el portavoz de la oficina Rupert Colville, quien subrayó que la policía impide nuevos intentos de acceder a la iglesia para llevar suministros médicos, cuando el sacerdote que está encerrado en ella padece diabetes. Entre los detenidos, señaló el portavoz, se encuentra la líder estudiantil Amaya Coppens, arrestada durante ocho meses y amnistiada el pasado junio y que recientemente se reunió con responsables de esa oficina de la ONU en Ginebra.

Colville también criticó el ataque de este lunes 18 de noviembre contra la catedral de Managua para intimidar a ocho personas que iniciaron otra huelga de hambre para pedir la liberación de detenidos por las protestas, un ataque que en opinión de Naciones Unidas fue "consentido" por la policía.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA